El «pantobillo» y su tratamiento quirúrgico

 · 
El «pantobillo» y su tratamiento quirúrgico

Los tobillos demasiado anchos o las pantorrillas tubulares se han convertido en uno de los tratamientos más demandados en los últimos tiempos. De hecho, se calcula que un 20% de los pacientes que consultan con un cirujano plástico lo hacen para tratar esta imperfección, que también afecta a los hombres, aunque, como veremos, de manera diferente.

Lo más habitual es someterse a una intervención quirúrgica que permite reducir el volumen de las pantorillas hasta conseguir unas pantorillas estilizadas. A ella recurren personas que sienten complejos debido a la grasa localizada que allí presentan o al exceso de músculo de esa zona de la pierna, lo que comúnmente se conoce como hipertrofia muscular. La consecuencia más clara del pantobillo es la presencia de piernas tubulares en las que la diferenciación entre pantorrilla y tobillo no está marcada.

La mayoría de las mujeres que se someten a este tratamiento tiene una edad que oscila entre 25 y 55 años, mujeres que desean definir la silueta de sus pantorrillas. Las causas del pantobillo pueden ser varias: retención de líquidos, aumento de peso, herencia genética o hinchazón de piernas como consecuencia de problemas circulatorios.

La cirugía ofrece la alternativa de eliminar este antiestético problema. En tan solo dos o tres horas, que es lo que dura la operación, la paciente puede tener unas pantorrilas tonificadas y definidas, unas pantorrillas listas para lucirse con faldas y pantalones cortos.

El posoperatorio no es muy doloroso, pero si requiere de reposo absoluto durante unos días para que el nuevo musculo se adapte al cuerpo. Pasado ese tiempo, en el que el cirujano aconsejará el uso de analgésicos para combatir las molestias típicas tras la operación, la paciente sentirá unos dolores similares a los de las agujetas, así como cierta tirantez en la piel circundante, efectos todos ellos que desaparecerán al cabo de una semana.

Como hemos comentado, no solo las mujeres se someten a esta técnica. Cada vez son más los hombres que deciden someterse a un aumento de gemelos en un deseo de moldear y estilizar sus pantorrillas. La cirugía ha avanzado en los últimos años y las prótesis han dejado paso a los implantes con grasa autóloga procedente del propio paciente, por lo que descienden los riesgos de sufrir posibles rechazos.

Con este tratamiento quirúrgico, aquellos hombres que tenían complejos por la ausencia de músculo en la zona de los gemelos recuperan su autoestima. Por ello esta operación se está convirtiendo en el tratamiento moda entre el género masculino.

1 comentario

Frzita

· Altea

Este tema parece no muy común pero si lo es, De hecho una chica pregunta sobre ello en la web: http://www.multiestetica.com/consultas/tobillos
Consulta al doctor