Celulitis

Vale la pena
90%
Vale la pena
Basado en 36 historias
Precio medio
159 €
Precio medio
Según 76 especialistas
  • No es necesaria
  • No requiere hospitalización
  • Menos de 1 hora de intervención
  • No requiere reposo
  • Efectos inmediatos
  • Resultados temporales

¿Qué es?

celulitis

La celulitis no es solo una imperfección

La celulitis también se conoce como paniculopatía edemato-fibro-esclerótica (PEFS, por sus siglas en inglés) o liposclerosis y, al contrario de lo que podría pensarse, no es solo una simple imperfección, sino una patología real que se genera por una alteración del tejido subcutáneo.  Se manifiesta con el típico efecto de piel de naranja principalmente en las nalgas y los muslos, pero también puede formarse en el estómago y los brazos.

Es una condición inflamatoria que se caracteriza por el incremento en el volumen de las células de grasa en los espacios intracelulares donde se acumulan el exceso de líquidos, causando una desaceleración en el sistema linfático y la microcirculación y consecuentemente, la formación de retención de líquidos y celulitis. Según la SEME, la celulitis afecta principalmente a la población femenina, de hecho, el 95% de las mujeres después de la pubertad la sufren. Las causas que pueden determinar su aparición son muchas, al igual que los tratamientos que los profesionales de Medicina y Cirugía Estética han desarrollado a lo largo de los años para contrarrestar los efectos de la famosa "piel de naranja".

¿Cuáles son las causas de su aparición?

celulitis

Hay factores internos y externos que ayudan a formarla

Las causas que determinan su formación son principalmente: la desaceleración de la microcirculación, el estancamiento de líquidos y la falta de oxígeno en los tejidos. Pero, ¿cuáles son exactamente los factores que determinan estas alteraciones de la sangre y el sistema linfático y, por lo tanto, las causas que causan la aparición de la celulitis?

A continuación detallamos los elementos externos o internos que pueden promover su aparición:

  • El estilo de vida sedentario
  • El exceso de comida procesada
  • El exceso de sal o azúcar en los alimentos
  • El consumo de bebidas alcohólicas
  • Fumar
  • El estreñimiento
  • La predisposición genética
  • El sobrepeso
  • trastornos de la circulación venosa (como por ejemplo el linfedema)
  • Los desequilibrios hormonales
  • La retención de líquidos
  • Las enfermedades metabólicas (como la diabetes)

Según los especialistas de Instituto Médico Miramar, los trabajos en los que tienes que estar sentado o de pie mucho rato, también fomentan su aparición.

Tipos y etapas

etapas de la celulitis

Hay 4 tipos diferentes

Existen 4 etapas diferentes de celulitis, clasificadas según el grado de gravedad:

  • Primera etapa o ectasia circulatoria: las fibras elásticas conectivas comienzan el proceso de disociación debido al drenaje insuficiente de líquidos, produciendo el efecto de piel de naranja.
  • Segunda etapa o etapa exudativa-infiltrante: la piel en esta etapa se vuelve más frágil y delgada, y si se toca el área donde se formó se puede sentir un ligero dolor, e incluso la presencia de pequeños nódulos.
  • Tercera etapa o proliferación fibrosa: los nódulos pueden convertirse en macronódulos, el tejido conectivo se somete a un engrosamiento y causa un bloque en la eliminación de catabolitos del cuerpo.
  • Cuarta tapa o fibrosis cicatrizal: Se produce una evolución de las otras tres etapas y se endurecen y engrosan las estructuras fibrosas. Esto provoca una compresión de las terminaciones nerviosas y puede causar dolor.

Además de la división por etapas, la celulitis también se divide en 4 tipos:

  • Blanda o flácida: localizada especialmente en la parte interna de los muslos y los brazos, afecta principalmente a las personas que sufren frecuentes cambios de peso, que tienen mal tono de piel y personas de mediana edad.  
  • Edematosa: se forma principalmente en los glúteos y la pelvis y también se puede formar en los tobillos y en la parte inferior de las piernas. Se acompaña de una sensación de dolor al tacto. Este tipo se asocia con problemas de circulación venosa y linfática de las piernas. En una etapa temprana presenta una sensación de pesadez e hinchazón de las extremidades inferiores, que si no se trata, con el paso del tiempo pueden provocar un agravamiento adicional de su aparición.
  • Dura o compacta: esta es la forma más común y se forma sobre todo en glúteos, muslos y rodillas. Se puede encontrar, en particular, en personas que disfrutan de una buena forma física y buena musculatura. Las estrías también se pueden formar en el área afectada y algunas veces pueden ser dolorosas al tacto.
  • Fibrosa: llamada el término técnico de pannicolopatia edemato fibro sclerotica, se caracteriza por el continuo estancamiento de líquidos que hace que la piel sea dura y dolorosa al tacto.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."
Ver doctores