Cartucheras

¿Qué son las cartucheras?

Cartucheras

Cartucheras

Las caderas son una de las zonas del cuerpo donde se acumula un exceso de adiposidad con más facilidad. A estas adiposidades se las conoce como cartucheras.

El término se refiere a los acúmulos de grasa subcutánea localizados en la parte posterior de las nalgas y en la parte superior de los muslos y las caderas. Aunque se dan más a menudo en las mujeres, los hombres también pueden desarrollarlas, y se deben a la presencia de células grasas que el organismo no puede eliminar y que por tanto almacena en exceso. Para muchas personas suponen una fuente de inseguridad porque se percibe como antiestético. Los depósitos de grasa en estas zonas favorecen la aparición de celulitis, que puede ser dura al tacto y, en algunos casos al tocarla, puede causar hasta un ligero dolor localizado.

¿Cuáles son las causas?

cartucheras

La retención de líquidos es una de las causas de las cartucheras

Aunque la causa más común es de origen hormonal, existen otros factores. Veamos los más comunes:

  • Causas hormonales (pubertad o menopausia)
  • Causas genéticas (puede ser un rasgo hereditario)
  • Retención de líquidos
  • Estilo de vida sedentario
  • Sobrepeso

Cirugías para mejorar las cartucheras

Antes y después cartucheras

La liposucción es el tratamiento más eficaz para acabar con las cartucheras

Liposucción

La liposucción es el tratamiento más eficaz para esta afección. Se trata de un procedimiento quirúrgico que elimina permanentemente los depósitos de grasa localizada. Su objetivo no es la pérdida de peso, sino eliminar la grasa acumulada que no desaparece ni con dieta ni ejercicio. El cirujano delimitará las zonas a tratar y luego inyectará un líquido para licuar la grasa y así poder aspirarla fácilmente. A continuación se realizan incisiones muy finas, que no dejan cicatrices, para introducir una cánula que succionará la grasa en movimientos hacia delante y hacia atrás. Una vez aspirada la grasa, el cirujano cierra las incisiones con suturas reabsorbibles. Esta intervención tiene una duración de entre 1 y 2 horas, y se realiza bajo anestesia general, aunque dependiendo de la zona a tratar se puede aplicar anestesia local. El perfil de los muslos se redibuja con resultados definitivos, sobre todo si el procedimiento va acompañado de un cambio de hábitos y un estilo de vida saludable. Los resultados se aprecian pasados 6 meses. Para acelerar la recuperación, es posible realizar sesiones de drenaje linfático.

Lifting de muslos

El lifting de muslos puede combinarse con la liposucción. Su objetivo es reducir el grosor del muslo y tensar la piel. Esta técnica también elimina la piel de naranja. En el caso de tener piel colgante, el lifting de muslos es una solución complementaria a la liposucción, aunque es preciso tener un peso estable para realizar esta operación. Una vez terminada la liposucción, el cirujano tensará la piel al máximo para levantar toda la zona a tratar. Existen diferentes métodos (lifting interno o externo) con diferentes tipos de cicatriz, aunque habitualmente las cicatrices se sitúan en los pliegues naturales del cuerpo (como el pliegue de los glúteos). El lifting de muslos se realiza bajo anestesia general. Tras la intervención es preciso mantener 2 semanas de reposo y llevar una faja especial durante aproximadamente un mes.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."