Destaca en cirugía plástica facial, cirugía ortognática y reconstructiva. Además, es experta en exéresis, así como en la extirpación de tumores faciales y su reconstrucción.
Creación: 3 feb 2016 · Actualización: 3 mar 2021
Información redactada por: Mònica Aubert

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la rinoplastia?
  • ¿Quién es un buen candidato?
  • ¿Cómo elijo al cirujano especialista?
  • ¿Cómo será la primera visita?
  • ¿Cómo se realiza?
  • Estética o funcional
  • Técnicas de rinoplastia
  • ¿Existe una alternativa menos invasiva?
  • ¿Cómo prepararse para el día de la operación?
  • Postoperatorio y recuperación
  • Resultados
  • Rinoplastia secundaria
  • Riesgos y complicaciones
  • Dudas y preguntas frecuentes
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

La rinoplastia es la cirugía estética que permite remodelar la forma y función de la nariz. Es una de las operaciones estéticas más solicitadas del mundo tanto en hombre como en mujeres, y la segunda cirugía de la cara en frecuencia tras la blefaroplastia. De hecho, si observamos los últimos datos a nivel mundial recopilados por la ISAPS en 2018, se realizan un total de 726.907 rinoplastias en todo el mundo, siendo la cirugía más demandada por pacientes de 18 años o menores.

Explicación, qué es la cirugía estética de nariz. Vídeo del Dr. Palacios Ortega

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es la técnica de cirugía estética facial que permite mejorar el aspecto de la nariz, su proporción y armonía con el resto del rostro.

Cuando el objetivo de la intervención quirúrgica es mejorar la función respiratoria se denomina septoplastia si tan sólo se interviene el tabique nasal. Sin embargo si se combina el propósito estético y el funcional, el término es el de rinoseptoplastia o rinoplastia funcional.

La intervención permite que el perfil y la morfología de la nariz sean más equilibrados y proporcionados en sí misma, pero también con la cara en general, especialmente si se combina con la mentoplastia (cirugía del mentón), otoplastia (cirugía de las orejas) o lip-lift (cirugía de acortamiento labial).

Las motivaciones que pueden empujar a una persona a someterse a esta cirugía pueden ser diferentes e incluyen:

  • Reducir el tamaño de una nariz demasiado grande
  • Eliminar la giba o caballete
  • Cambiar la punta de la nariz
  • Corregir desviaciones en el tabique nasal
  • Reducir las fosas nasales
  • Cambiar los ángulos entre la nariz y los labios
  • Cambiar los ángulos entre la frente y la nariz

La operación consiste en remodelar o reducir el cartílago y/o el esqueleto óseo según las características propias de cada paciente. El resultado puede variar de un paciente a otro según su anatomía, piel o raza.

Para obtener un resultado proporcionado y armonioso, advierten los expertos de la SECPF (Sociedad Española de Cirugía Plástica Facial) y SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética) que es importante la elección del especialista adecuado, ajustando las expectativas a la realidad. Especialidades como cirugía maxilofacial, cirugía plástica y otorrinolaringología están capacitadas para realizar dicho tipo de intervención con resultados naturales y satisfactorios.

Rohrich RJ y Mohan R en un resumen publicado en PubMed comentan que "La rinoplastia masculina es única porque requiere una planificación preoperatoria precisa para lograr un resultado exitoso. Las características masculinas deben conservarse y la nariz no debe ser feminizada o esculpida en exceso".

Antes y después de rinoplastia

Antes y después de una rinoplastia ultrasónica. Imagen cedida por la Dra. Beatriz Moralejo

¿Quién es un buen candidato?

La rinoplastia está indicada para pacientes que desean corregir deformidades congénitas o adquiridas tras un traumatismo. Al igual que en cualquier otra intervención quirúrgica, el cirujano debe comprobar previamente mediante una exploración física y anamnesis exhaustiva que el paciente se encuentra en buenas condiciones de salud, y no existen contraindicaciones que puedan afectar a la cirugía.

El candidato ideal para la rinoplastia es el paciente que no esta satisfecho con la estética o función de su nariz, incluso convirtiéndose en un problema psicológico o funcional. Sin embargo, es importante que el paciente tenga expectativas realistas con respecto al resultado de la cirugía.

No hay límites específicos de edad para realizar una rinoplastia pero desde la SECPF y SECPRE indican que la mayoría de los cirujanos prefieren esperar hasta que el paciente tiene 16 años para asegurar que ha finalizado el desarrollo y que emocional y socialmente están preparados para la operación. También para verificar que son ellos quién quieren realizarse la rinoplastia y no sus padres. Lo preferible como regla general es esperar hasta los 18 años.

Especialista en rinoplastia

Imagen intraoperatoria de la Dra. Beatriz Moralejo

¿Cómo elijo al cirujano especialista?

El primer paso a seguir antes de realizarte una rinoplastia es elegir el médico más adecuado para tu caso. En España, los cirujanos que realizan cirugías de rinoseptoplastia son cirujanos maxilofaciales, cirujanos plásticos y especialistas en otorrinolaringología, preferiblemente inscritos en al menos una de las sociedades científicas o asociaciones profesionales del sector como por ejemplo la SECPF, SECPRE o la SEORL.

Es esencial verificar la rama de especialización del cirujano elegido y comprobar su trayectoria y estudios en cirugía plástica facial y en concreto en rinoplastia. El segundo paso será solicitar primera visita con dos o tres especialistas para encontrar al profesional que te inspire más confianza y que te haga sentir mejor. En esta fase, es recomendable pedirle al cirujano que te deje ver algunas fotos de los resultados obtenidos en intervenciones anteriores.

Primera visita rinoplastia

El cirujano explicará todos los detalles relacionados con la cirugía

¿Cómo será la primera visita?

La primera visita con el cirujano es la más importante ya que le brinda al paciente la oportunidad de expresar todas sus dudas, temores y expectativas con respecto al procedimiento de rinoplastia y los resultados que se pueden obtener.

Durante la primera visita, se exponen los objetivos del paciente (estéticos y/o funcionales) y se evaluará su estado general de salud, incluida la función respiratoria, cualquier patología, familiaridad e historial clínico.

Posteriormente, el médico examinará la estructura interna de la nariz, la forma y las dimensiones, también en relación con el resto de la cara.

Un instrumento que se puede usar para tener una primera idea de cómo resultará el efecto final de la rinoplastia es el de la simulación a través de una imagen elaborada por el especialista con la ayuda de un ordenador. Según la Dra Moralejo: “dichas simulaciones no tienen la finalidad de garantizar 100% el resultado definitivo, pero sí son una herramienta muy útil para facilitar la comunicación médico-paciente. Es la forma de plasmar de forma gráfica las expectativas del paciente, pudiendo el cirujano explicar los resultados esperados o posibles en su caso. Esto es así ya que no todas las anatomías nasales permiten los mismos resultados. De esta forma se logra una mayor satisfacción en el resultado. ” 

Una vez establecidos los objetivos y los factores de riesgo, el médico le explicará al candidato todos los detalles relacionados con el procedimiento quirúrgico: técnicas y métodos de intervención, anestesia, preparación preliminar para la operación, postoperatorio, posibles complicaciones y, finalmente, los costes.

Rinoplastia abierta y cerrada

La rinoplastia puede ser abierta o cerrada

¿Cómo se realiza?

Debe realizarse en quirófano equipado dentro de una clínica acreditada. La operación se realiza bajo anestesia general, anestesia o local con sedación, por lo que el paciente no sentirá ningún dolor durante la operación. La elección de la anestesia dependerá de las características del paciente, siguiendo las indicaciones consideradas más seguras y apropiadas por el cirujano.

Según la preferencia del médico y el paciente y la técnica utilizada, se puede realizar como un procedimiento ambulatorio (alta hospitalaria poco después de la operación) o con un período de hospitalización y observación de una noche.

La rinoplastia puede ser abierta o cerrada y su duración puede variar mucho según el caso pudiendo durar de 1 a 3 horas.

“La rinoseptoplastia ha cambiado mucho en los últimos 10 años, obligando a los cirujanos que nos dedicamos a ella a estar en continua renovación. Hemos logrado una cirugía mucho más segura, con una recuperación más rápida en comparación con las técnicas clásicas, y con unos resultados estéticos que pueden diseñarse previamente mediante sistemas de simulación permitiendo en muchos casos poder operar una nariz bajo anestesia local y sedación. La principal ventaja de esta modalidad de anestesia es que el cirujano puede valorar la ventilación nasal intraoperatoria”, explica el Dr Alberto Candau.

Explicación de los diferentes tipos de cirugías: funcional y estética. Vídeo del Dr. Escariz

Estética o funcional

A continuación detallaremos las diferencias entre una rinoplastia estética y una rinoplastia funcional.

  • Rinoplastia funcional: También denominada septoplastia o corrección del tabique nasal desviado. La desviación del tabique nasal puede tener causas congénitas o debido a traumatismos (esta última está asociada con una alteración de los cornetes). Puede causar dificultades en la respiración, dolores de cabeza, trastornos de la audición, sinusitis y faringitis. Según el Dr Morera: “La septorrinoplastia o rinoseptoplastia es la intervención quirúrgica que modifica la forma del esqueleto nasal, tanto en su estructura interior como en su aspecto externo. Como tal tiene una doble vertiente estética y funcional que, en la mayoría de los casos, son inseparables: cualquier cambio en la forma externa de la nariz va a tener impacto en la permeabilidad nasal y casi cualquier cambio con motivo funcional del esqueleto nasal va a producir una modificación de su forma externa. La septorrinoplastia contemporánea es una cirugía extremadamente cuidadosa de los tejidos que componen la pirámide nasal. El esqueleto cartilaginoso se trabaja con técnicas de cambio de forma y refuerzo, en vez de las técnicas agresivas de resección clásicas. Los resultados actuales de rinoseptoplastia son óptimos.”
  • Rinoplastia estética: esta operación sirve para corregir los diferentes defectos estéticos de la nariz, como una punta proyectada o gibas marcadas que crean narices con perfiles aguileños. Dicha intervención puede realizarse mediante abordaje abierto o cerrado, con cicatrices prácticamente imperceptibles. Una vez que se haya identificado el defecto a corregir, será responsabilidad del cirujano, a través de las simulaciones preoperatorias, establecer una nueva forma proporcional y equilibrada con respecto al resto de la cara, sin tomar como modelo un ideal de nariz perfecto.  En el caso de la Dra Moralejo: “Busco resultados armónicos y naturales con el resto del perfil facial. No debemos olvidar que la nariz no debe valorarse de forma independiente sino asociada al resto de proporciones faciales. Además en mi caso que realizo rinoplastia ultrasónica, los resultados obtenidos son mucho más precisos, con menor edema y hematomas.”

Vídeo de la Clínica Rinos

Técnicas de rinoplastia

Las técnicas quirúrgicas para realizar la rinoplastia son principalmente dos:

  • Rinoplastia cerrada: Se realiza a través de las fosas nasales por lo que no requiere incisiones exteriores. Al final de la operación, las incisiones se cierran con puntos reabsorbibles que se eliminarán por sí mismos después de unos días y las cicatrices no quedan visibles. Esta rinoplastia está indicada para una reducción o estrechamiento del apéndice nasal sin grandes modificaciones en la forma ya que no es posible realizar la totalidad de las técnicas posibles en rinoplastia.
  • Rinoplastia abierta: Se realizan las mismas incisiones que en la cerrada además de una pequeña incisión en la columnela de la nariz. Se emplea para poder visualizar de forma completa todas las estructuras nasales. La cicatriz al cabo de los meses es prácticamente imperceptible. Es la primera elección en pacientes que ya han realizado una operación y deben someterse a una rinoplastia secundaria, o en casos de grandes desviaciones o correcciones nasales. El postoperatorio no varía en cuanto a cerrada y abierta de forma significativa.
  • Rinoplastia ultrasónica: La novedad de esta técnica reside en el empleo de un bisturí piezoeléctrico especial, que emite microvibraciones realizadas por un ultrasonido de baja frecuencia por lo que sólo tiene la capacidad de cortar el hueso sin afectar al resto de tejidos nasales. “La llegada del piezoeléctrico ha sido un antes y un después en la rinoplastia. Actualmente podemos trabajar sobre las estructuras nasales con gran precisión, disminuyendo el edema y hematomas al mínimo, y evitando el empleo de taponamientos nasales. Esto hace que el postoperatorio sea prácticamente indoloro y con leve sensación de congestión nasal durante la primera semana”, explica la Doctora Moralejo.
Relleno de nariz con ácido hialurónico

Relleno de nariz con ácido hialurónico

¿Existe una alternativa menos invasiva?

Para casos menos complicados y para aquellos que solo tienen defectos leves, como una pequeña giba, por ejemplo, es posible recurrir a alternativas no quirúrgicas a la rinoplastia clásica con escalpelos y martillos.

  • Rinoplastia con hilos tensores: esta técnica se puede utilizar para intervenir en la punta de la nariz, levantarla o estrecharla, lo que permite corregir la punta de la nariz demasiado ancha o demasiado baja. Es un procedimiento ambulatorio rápido que se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización, lo que permite al paciente regresar inmediatamente a sus actividades diarias normales. Los hilos PDO pueden estar compuestos de diferentes materiales, como el ácido poliláctico, polidioxanona o caprolactona. Los hilos se introducen a través de un orificio muy pequeño hecho en la base de la nariz: si desea levantar la punta, los cables pasarán a través de la parte posterior de la nariz, mientras que si la nariz tiene que restringirse, los hilos se pasarán de un ala nasal a la otra en sentido horizontal. La ventaja es que, a diferencia de la técnica quirúrgica, el procedimiento es rápido y producirá solo una leve hinchazón o moretones en el nivel de la inyección, que reabsorberá en unos pocos días. La desventaja es que el resultado solo será temporal y durará aproximadamente 12 meses, como máximo 17 meses.
  • Rinofiller o rinomodelación: los rellenos para la nariz están formulados con ácido hialurónico, una sustancia natural ya presente en nuestro cuerpo y, por lo tanto, prácticamente libre de contraindicaciones y utilizable para todo tipo de pacientes. La infiltración de ácido hialurónico se puede utilizar para eliminar algunos defectos estéticos de la nariz, especialmente las gibas pequeñas. Hay que valorar cada caso de manera personalizada ya que no todo el mundo es candidato a la rinomodelación. Las personas que sí lo son obtienen magníficos resultados”. La ventaja de rinofiller es su velocidad de ejecución (30 minutos de forma ambulatoria) y la recuperación inmediata). Sin embargo, las desventajas del rinofiller son que el resultado es temporal (máximo 12 meses) y no se puede utilizar para corregir narices grandes o defectos importantes.
Antes y después de la rinoplastia

Antes y después de una rinoplastia ultrasónica. Imagen cedida por la Dra. Beatriz Moralejo

¿Cómo prepararse para el día de la operación?

La rinoplastia es una intervención que a menudo genera preocupación en los pacientes. Los expertos de la SECPRE y la SECPF aconsejan que se sigan estas indicaciones para prepararse mejor para esta operación de cirugía estética:

  • Realizar estudio preoperatorio.
  • Evitar la toma de fármacos anticoagulantes días previos a la intervención, según la indicación de su cirujano y/o anestesista.
  • Evitar el empleo de sprays nasales vasoconstrictores durante al menos tres semanas antes del procedimiento.
  • Evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas el mes previo a la intervención.
  • No maquillarse el día de la operación.
  • Ayuno de al menos 8 horas previo a la cirugía.
  • Ir a la clínica con un miembro de la familia o un amigo.

Es importante firmar un consentimiento informado antes de realizar cualquier operación. En este caso, la web de referencia PubMed recomienda en un resumen publicado por varios autores que "ciertas complicaciones como la insatisfacción y la cirugía de revisión deben incluirse en cada proceso de consentimiento. Estos datos ayudan a proporcionar un marco contextual, así como información valiosa en el asesoramiento preoperatorio para pacientes y médicos sobre la cirugía de nariz y sus posibles complicaciones"

Postoperatorio de la rinoplastia

Recomendaciones a seguir tras una rinoplastia

Postoperatorio y recuperación

La cirugía de rinoplastia puede efectuarse de forma ambulatoria o con una noche de ingreso. Normalmente, se coloca una férula que se deberá llevar una semana y algunos cirujanos colocarán tapones nasales durante 4 o 5 días. Sin embargo con la rinoplastia ultrasónica no es necesario el empleo de taponamiento nasal.

Durante la primera semana es normal que existe edema y hematoma en la zona de los ojos y alrededor de la nariz, siendo mínimo en el caso de la rinoplastia ultrasónica. Puede existir dolor, incomodidad o sensación de congestión nasal en el área operada. La hinchazón de la nariz durará varios meses, pero ya en el momento de la extracción de la férula será posible vislumbrar la nueva forma.

En general, es posible regresar al trabajo después de 7 días de la operación, mientras que la actividad física y deportiva debe interrumpirse durante al menos 2-3 semanas, evitando cualquier situación que pueda causar daños o traumatismos en la nariz hasta que el cirujano lo considere más apropiado. (generalmente al menos un par de meses). Además, es muy importante proteger la nariz de la exposición al sol con una crema SPF +50 durante los primeros 2 meses.

Desde la SECFP se recomienda:

  • No sonarse la nariz durante las primeras 4 semanas.
  • Seguir las instrucciones del cirujano con respecto a la limpieza y el cuidado de la nariz.
  • Evitar para bajar la cabeza los primeros días (para inclinarse debes doblar las rodillas y mantener el cuello recto).
  • No usar lentes de contacto durante las primeras semanas.
  • No consumir alimentos o bebidas muy calientes durante al menos 2 semanas.
  • Evitar los esfuerzos físicos intensos y los traumas, especialmente durante las primeras semanas.
  • No usar gafas durante al menos 1 mes.
Antes y después de una rinoplastia

Antes y después de una rinoplastia. Imagen de RinoEstética Dr. Jiménez Bellinga

Resultados

El resultado final de una rinoplastia estética permite una mejora tanto de la forma de la nariz como de la cara, y al mismo tiempo las características faciales no se cambiarán de manera radical, sino que solo se mejorarán. Los resultados finales se apreciarán después de, al menos, 6 meses cuando el edema y la inflamación se reabsorban por completo. “la nariz podrá sufrir pequeños cambios durante meses, por lo tanto, la reabsorción completa de la inflamación no será hasta superado el primer año”, afirma el Dr. Guilarte.

Los resultados obtenidos son permanentes y definitivos, incluso si a lo largo de los años pudieran sufrir algunos cambios debido al proceso de envejecimiento, como podría ocurrir en cualquier otra parte del cuerpo. Para obtener una buen resultado las líneas de la nariz deben ser armoniosas, las fosas nasales simétricas y el ángulo entre los labios y la nariz bien definido.

Un elemento a tener en cuenta es el tipo de piel de la nariz, de hecho, la piel gruesa retiene más memoria de la forma de la nariz y no se adapta completamente a la nueva estructura de cartílago obtenida a través de la cirugía.

En cuanto a las cicatrices, éstas se encuentran dentro de la nariz, excepto en el caso de la reducción de las fosas nasales. Si el paciente es operado con la técnica abierta, notará una pequeña cicatriz en la parte más estrecha de la columela que puede ser recta, escalonada o en forma de V.

Rinoplastia secundaria

Es una cirugía especialmente indicada en los pacientes en los que no se puede obtener como fuente primaria el cartílago del tabique nasal por grandes desviaciones de tabique, perforaciones de tabique, traumatismos severos, accidentes o en pacientes intervenidos previamente de rinoseptoplastia en los que ya se ha usado el cartílago septal. Según el Dr Blas García: “En estos casos es necesario el empleo de cartílago de costilla o incluso de oreja. La rinoplastia secundaria debe programarse al menos 12-15 meses desde la primera operación, en casos en los que se haya realizado una rinoplastia primaria, y existe una deformidad o asimetría lo suficientemente importante como para realizar esta segunda intervención. No está indicada para pequeños defectos ya que los resultados de una rinoplastia secundaria son algo más imprevisibles y los riesgos son mayores al manipular tejidos ya intervenidos”.

Se realiza bajo anestesia local o general según el tipo de defecto o retoque, y proporciona tiempos de recuperación postoperatoria similares a la primera operación. Los riesgos, sin embargo, pueden ser mayores a nivel de cicatrización, vascularización o en el caso de injertos de cartílago que podrían sufrir una reabsorción mínima y con el consiguiente cambio en la apariencia de la nariz. 

Por lo tanto, la indicación de una rinoplastia secundaria y su planificación debe ser prescrita y planificada por un especialista.

Riesgos de una rinoplastia

Es normal tener hinchazón temporal tras la cirugía

Riesgos y complicaciones

Los expertos de la SECPF indican que los posibles efectos secundarios debidos a una rinoplastia incluyen:

  • Inflamación local 
  • Hematomas en la nariz o alrededor de los ojos
  • Sangrado local 
  • Congestión nasal
  • Efecto de "nariz roja" debido a la dilatación de los capilares
  • Dolor crónico
  • Necrosis de la piel
  • Cicatriz inestética
  • Asimetrías
  • Resultado insatisfactorio para el paciente
  • Trastornos en la respiración y / o cambios en el flujo de aire en la nariz

Dudas y preguntas frecuentes

  • ¿Es dolorosa la cirugía? En absoluto, no es algo de lo que nuestros pacientes se quejen, de hecho cuidamos mucho tanto la técnica quirúrgica como la anestesia para que en la medida de lo posible, sea lo menos lesivo posible para el paciente.  Dr. Ignacio Solís García
  • ¿A qué edad puedo someterme a una operación de rinoplastia? No es aconsejable operar a ningún niño o adolescente hasta que haya terminado su proceso natural de crecimiento. En las niñas suele darse a los 14 o 15 años, pero en los niños sucede algo más tarde. Clínica Dr. Guilarte
  • ¿Cuánto tiempo se necesita para recuperarse de la operación? En los casos de cirugía funcional se requiere una baja laboral de aproximadamente 7 días. Si se trata de una cirugía funcional y estética el tiempo de la baja suele extenderse a 15 días. Dr Francisco Ortiz Bish
  • ¿Cómo se aseguran de que los resultados serán adecuados para cada paciente?  Se debe mejorar la nariz pero siempre de acuerdo a los rasgos de cada persona, la belleza facial es un conjunto que no debería ir por separado. Se trata de conocer bien al paciente, entender perfectamente lo que busca y hacer una valoración muy real de cuál sería su resultado final. Instituto Obes Corporación
  • ¿Qué ventajas ofrece la cirugía de nariz ultrasónica? Conseguimos realizar los cortes óseos  de una forma mucho menos traumática para el paciente lo que siempre lleva a una mejor recuperación y un menor sangrado. Dr. Ignacio Solís García
  • ¿Qué tipo de anestesia se utiliza?  Se realiza bajo anestesia general, desde nuestro punto de vista nunca deberá realizarse con anestesia local por el riesgo que esto supone. Clínica Dr. Guilarte

Testimonios

"Estoy encantada con mi experiencia. Aún no me creo como pudo ser tan sencillo, sin dolor, ni agobios (no me taponaron la nariz) y la rapidez de la recuperación. Increíble!!" Ver experiencia

SoniaCasas1 - Barcelona (Ciudad), Barcelona

"Mi nueva nariz ha mejorado mi imagen y si no lo cuento nadie se entera que me operé, más de una me pregunta por la clínica y el cirujano, yo encantada de compartir y recomendar esta cirugía. Estoy muy contenta." Ver experiencia 

Jkaren89 -
madeleyne

"No puedo estar más satisfecha. Es un poco incómodo pero merece la pena sin dudarlo. Mi nariz indiada ha afinado el rostro y me hace sentir más segura. En todo momento  me aconsejó acorde a mi rostro para quedar perfecta." Ver experiencia 

Madeleyne - Madrid (Ciudad), Madrid
lubne

"Me hice una rinoplastia porque tenía la nariz torcida, no respiraba bien y su aspecto no era bonito. ¿Inquietud? Que me quedara fea la nariz pero tenía la esperanza de que peor de lo que la tenía no la iba a tener más. Fue todo bien, con buenos resultados estéticos y funcionales" Ver experiencia

Lubne - Girona (Ciudad), Girona

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."