Todo lo que necesitas saber del peeling

Todo lo que necesitas saber del peeling
Por Multiestetica.com
9 ene 2018

El peeling es un tratamiento médico-estético que es sumamente eficaz para tratar problemas de la piel como acné, manchas, cicatrices… Regenera la dermis y mejora su aspecto, razón por la cual se emplea, además, para contrarrestar los efectos de la edad.

Casi todos hemos oído alguna vez hablar del peeling, de su acción exfoliante, de sus beneficios dermatológicos en el tratamiento del acné o de las manchas, de su poder regenerador, de sus resultados. Pero muchas veces no sabemos a ciencia cierta cómo actúa este tratamiento sobre nuestra piel, cómo son las sesiones, quiénes están autorizados para practicarlo con seguridad y profesionalidad, qué ventajas tiene sobre la piel, cuántos tipos de peeling hay, qué ácidos se emplean o cuál es el más adecuado para nosotros.

Por eso, en Multiestetica queremos explicarte todo lo que necesitas conocer antes de someterte a un peeling. De este modo sabrás si es el método estético correcto para ti en función de tu tipo de piel y los problemas que presentas.

Qué es el peeling y para qué sirve

El peeling es un tratamiento de exfoliación facial. Con la ayuda de una serie de ácidos, de determinadas sustancias naturales o de unos aparatos específicos, se consigue descamar la piel para tratar de manera efectiva aquellos problemas que nuestra dermis padece. Varias son las ventajas de esta técnica médico-estética, a saber:

  • Mejora la apariencia de las manchas, e incluso puede eliminarlas en algunos casos.
  • Regenera las células de la piel.
  • Favorece la producción de colágeno.
  • Aporta luminosidad y elasticidad a nuestra dermis.
  • Rejuvenece el rostro y atenúa las arrugas.
  • Elimina las células muertas, mostrando una piel limpia y cuidada.
  • Mejora la apariencia de las cicatrices del acné y de otras afecciones, como el sarampión, la varicela, etc.
  • Reduce las huellas del acné en la dermis.

A tenor de todo ello, el peeling es un tratamiento especialmente indicado para tratar el acné y las manchas faciales, así como para corregir cicatrices. También es un método empleado como tratamiento antiedad para rejuvenecer la piel del rostro y darle luminosidad y elasticidad. Por último, su carácter exfoliante lo convierte en la técnica recomendada para limpiar la dermis y eliminar las células muertas del rostro.

Aunque normalmente estamos habituados a aplicarlo en el rostro y el cuello, el peeling también sirve para tratar el acné presente en otras zonas del cuerpo, como la espalda.

↪️ Relacionado: Los personal peeling aterrizan en nuestro país

Tipos de peeling

shutterstock-615581297.jpg

Como ya hemos apuntado, el peeling es una exfoliación y puede requerir el empleo de productos químicos, naturales o de instrumental médico-estético para conseguir este objetivo. Cada tipo de peeling está aconsejado para un tratamiento concreto y se realiza en función de la piel del paciente, del problema que presenta, de la profundidad a la que se desee llegar para mejorarlo, etc. De este modo, los médicos distinguen los siguientes tipos de exfoliación:

Peeling químico

La exfoliación química emplea algún ácido o producto químico abrasivo para provocar la descamación de la piel. Dentro de este tipo de exfoliación, el profesional especializado en medicina estética puede emplear los siguientes tipos de ácidos:

  • Ácido glicólico. Es perfecto para tratar manchas y casos leves de acné, pues consigue penetrar profundamente en la dermis, actuando de manera importante en la regeneración celular de la misma. Este ácido procede de la caña de azúcar y también se emplea para mitigar las líneas de expresión propias de la edad.
  • Ácido retinoico. Los casos graves de acné se tratan con este producto abrasivo, ya que ayuda a disminuir la grasa y a cerrar los poros. Se recomienda, además, para estimular el colágeno, por lo que también se usa este compuesto para combatir el envejecimiento facial.
  • Ácido salicílico. Como el anterior, destaca por su alto poder exfoliante y por penetrar fácilmente en las capas más profundas de la piel. Este ácido es conocido por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por lo que los médicos suelen recurrir a él en casos de acné, cuando el paciente muestra una inflamación grave de la piel. También suele usarse para mejorar la apariencia de las manchas faciales.
  • Ácido tricloroacético. Las cicatrices se tratan con este compuesto químico, ya que, como penetra en profundidad, permite corregir aquellas marcas acentuadas producidas no solo por el acné, sino también por la varicela o el sarampión, por ejemplo. Asimismo, es perfecto para tratar los casos más graves de envejecimiento cutáneo. El único inconveniente es que solo puede usarse en pieles claras.
  • Ácido mandélico. Se extrae de las almendras y, además de ser muy suave, contiene muchas propiedades calmantes. De este modo, suele ser el ácido empleado en casos de pieles sensibles. Como el resto, se aplica para tratar manchas y el acné.

Descamación o abrasión mecánica

shutterstock-192320534.jpg

En este caso, el médico hace uso de un aparato determinado para conseguir exfoliar las capas de la dermis. En el ámbito médico-estético se conoce como microdermoabrasión con punta de diamante o acero quirúrgico, pues se emplea este aparato para descamar la piel. Solo actúa a nivel superficial, por lo que no penetra profundamente en la piel como los ácidos. Estimula la producción de colágeno de manera importante. De este modo, es muy usado para reducir las arrugas propias del paso de los años y para eliminar las manchas que la incidencia del sol produce en nuestra piel. También se suele emplear para eliminar los puntos negros y los poros dilatados y mejorar las cicatrices del acné.

Peeling con láser

La aplicación del láser en medicina estética permite usar este aparato para exfoliar la piel de manera controlada. Este tipo de peeling se recomienda para rejuvenecer la piel, sobre todo en la zona peribucal y alrededor de los ojos, pues favorece la producción de colágeno. Normalmente se suele emplear el láser Co2 y el láser ultrasónico, los cuales, además de eliminar las células muertas, ayudan a mejorar el aspecto de las cicatrices poco profundas.

Exfoliación natural

Por exfoliación natural entendemos aquella producida por plantas, enzimas o ingredientes naturales. Estos ingredientes son perfectos en casos de pieles sensibles, pues la descamación suele ser muy suave. Por eso, son los más usados cuando solo queremos eliminar las impurezas de la piel y darle luminosidad e hidratación a la dermis.

Cuánto duran las sesiones y quiénes deben llevarlas a cabo

La duración de cada sesión dependerá del tipo de exfoliación y del tipo de profundidad que el médico quiera realizar, es decir, si debe actuar de manera profunda o, por el contrario, es necesario solo una aplicación superficial.

Por norma general, las descamaciones mecánicas son las que mayor tiempo necesitan, casi dos horas. En el caso del peeling químico y de la exfoliación con láser, cada sesión tiene una duración de 30 y 40 minutos, respectivamente. Los tratamientos que emplean productos naturales requieren de varios días para poder ver los resultados y la sesión dependerá del tipo de masaje que realiza el profesional.

Como cualquier método médico-estético, para conseguir unos resultados acertados, reducir posibles riesgos y efectos secundarios, y asegurar una aplicación eficaz, los tratamientos abrasivos y exfoliantes deben ser realizados solo por médicos debidamente titulados y con experiencia en peeling. Así, debemos evitar acudir a centros donde no cuenten con estos profesionales, porque, además de no contar con las máximas garantías médicas, podremos sufrir algún tipo de reacción o respuesta negativa al peeling. El dermatólogo evaluará nuestro tipo de piel, sus lesiones y la profundidad del método para que el tratamiento sea personalizado y los resultados sean eficaces.

↪️ ¿Quieres saber cómo le ha ido el peeling a otras personas? Lee aquí sus experiencias con este tratamiento

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.