Ácido hialurónico: también para ampliar el punto G

Ácido hialurónico: también para ampliar el punto G
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 19 mar 2015 · Actualización: 10 mar 2020

Conocemos los múltiples usos del ácido hialurónico: aumentar el volumen de los labios, rellenar las ojeras... pero sus múltiples usos no se quedan ahí. También se utiliza para ampliar la satisfacción sexual de las mujeres con el agrandamiento del punto G.

¿A qué nos referimos como el Punto G?

El punto G es una zona altamente erógena que se encuentra en la pared anterior a la vagina, detrás del pubis y alrededor de la uretra. Fue descrita en los años 40-50 por el Dr. Grafenberg (de ahí el nombre: Punto G, Punto Grafenberg). Desde entonces son muchas las investigaciones que se dedican a saber más acerca de este punto erógeno, y a la vez muchos que lo consideran un mito.

En gran parte de las personas, si conseguimos estimular correctamente el punto G, aumenta la excitación con lo que desencadena el orgasmo culminándose en una eyaculación.

En 1981, fue el momento en que se empezó a estudiar concretamente esta zona a partir de descripciones de orgasmos femeninos en una conferencia, aunque no se aportaron pruebas que lo demostraban, a partir de entonces aparecieron teorías que lo apoyaban y otras tantas que lo defenestraban.

Pero no fue hasta 2008, momento en el cual, un sexólogo italiano llamado Emmanuele Jannini, publicó las pruebas de su existencia en una publicación sobre sexología. Sin embargo, afirmaba que este punto erógeno no existía en todas las mujeres, motivo por el cual existe la controversia entre las mujeres que tienen orgasmos vaginales que apoyan su existencia y por otro lado las que no lo tienen.

Un estudio en 2009 en Reino Unido concluyó que su existencia no estaba probada y que es subjetiva, teniendo en cuenta las experiencias personales de los encuestados. Según expertos, la realidad es que es un eje que se encuentra entre la vagina y el clítoris el cual provoca su estimulación durante los orgasmos. Dicha investigación carece de base fundamental ya que los especialistas en la materia consideran que la metodología del estudio no fue adecuada y que en consecuencia los resultados presentados no son concluyentes.

↪️ Relacionado: Día Mundial del Orgasmo Femenino: la ampliación del punto G

Cómo aumentar el punto G

La ampliación del punto G gracias al ácido hialurónico es ya una realidad. Desde hace un tiempo los médicos estéticos han visto en este producto un sinfín de aplicaciones para satisfacer las peticiones de los pacientes, y el ámbito sexual no iba a quedarse fuera. Mediante anestesia local y unos pequeños pinchazos, el producto se inyecta en en la pared anterior a la vagina, donde se encuentra le punto G. Al inyectar el producto la zona aumenta de volumen, haciéndose así más accesible, y gracias a ello se consigue aumentar la satisfacción sexual de la mujer.

aumento-punto-g-acido-hialuronico-excitacion.jpg
Ampliando el punto G con ácido hialurónico, conseguirás una mayor excitación durante tus relaciones.

Un procedimiento sencillo

El ácido hialurónico aumenta su tamaño 1000 veces gracias a su capacidad de absorción del agua, con lo que gracias a este poder hidratante y de lubricación es la razón la cual se aprovecha para rejuvenecer el punto G.

Este tipo de producto, aprobado por las autoridades sanitarias competentes, consiste en un gel lubricante de ácido hialurónico parecido al que genera el propio cuerpo, con lo que se puede absorber por el organismo sin problema alguno. Por el momento, se considera que no funciona igualmente en todos los pacientes a los que se aplica y que depende de cada tipo de características fisiológicas, el estilo de vida y la forma de relaciones de cada persona en concreto.

El proceso para inyectar el ácido hialurónico es sencillo y relativamente rápido. Entre la media hora y la hora el procedimiento estará finalizado, y los resultados son casi inmediatos. El proceso se realiza con anestesia local, y una vez la zona está dormida, se identifica la zona con la ayuda de la paciente y se inyecta el ácido hialurónico a través de la mucosa. Los pinchazos de la inyección no duran más de escasos segundos.

Tras el tratamiento se recomienda no mantener relaciones sexuales entre 2 y 5 días después. La zona puede quedar ligeramente inflamada, pero el hinchazón se reduce durante las primeras horas tras el tratamiento.

Requisitos para realizarse este tratamiento

Es necesario cumplir una serie de puntos para evitar complicaciones futuras y más sobretodo en una zona tan delicada:

  • Tener más de 18 años
  • Descartar cualquier tipo de infección
  • Realizar una valoración previa por parte del médico para evitar cualquier tipo de problema posterior.

Los resultados

Dependiendo de la mujer y de sus características, el resultado del ácido hialurónico para ampliar el punto G puede variar, a pesar de que más de un 80% de las pacientes indican que han aumentado su satisfacción sexual tras haberse realizado el tratamiento. Este resultado no durará de forma permanente en nuestro organismo, ya que el ácido hialurónico es un relleno reabsorbible. La duración dependerá una vez más de la mujer, pero suele oscilar entre los 4 y los 6 meses aproximadamente.

Es imprescindible informar a aquellas personas interesadas en realizarse este tipo de intervención que no se trata de un "producto milagroso" que le proporcionará un nuevo estado de placer y una cantidad de orgasmos frecuentes, sobretodo si existe la posibilidad de disfunciones sexuales, en todo caso es recomendable acudir al consejo previo de un experto profesional, el cual ofrecerá una serie de recomendaciones o incluso alternativas para aumentar la intensidad del placer sexual.

orgasmo-aumento-punto-g.jpg
Las relaciones serán más satisfactorias al aumentar el tamaño del punto G.

↪️ Relacionado: Cirugía de rejuvenecimiento vaginal: labioplastia

Formas de aumentar el placer

Existen una serie de ejercicios con los cuales conseguir reforzar la musculatura vaginal y en consecuencia incrementar el placer en las relaciones sexuales:

  • Ejercicios de Kegel. Destinados a mejorar y fortalecer los músculos pélvicos, se realizan mediante la contracción y elevación de la musculatura del suelo pélvico, manteniendo la contracción y luego relajando.
  • Bolas chinas. Este juguete sexual, puede ayudarte a mejorar la musculatura de la zona pélvica ya que su virtud primordial es fortalecer los músculos perineales, al igual que el ejercicio anterior. Introduciendo la bola como un tampón, al ponerse de pie comenzarán a caer por causa de la gravedad y en ese momento es la clave del ejercicio, intentar que no caigan contrayendo el músculo.

👉🏼¿Quieres conocer opiniones de personas que se hayan realizado esta intervención? Entra en nuestro foro

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.