La ampliación del punto G aumenta el placer sexual femenino

La ampliación del punto G aumenta el placer sexual femenino
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 22 ene 2015 · Actualización: 22 dic 2021

El punto G es un punto particularmente sensible ubicado en la parte anterior de la vagina. El punto G permite a la mujer descubrir nuevas sensaciones mucho más intensas respecto a un orgasmo normal. La tecnología moderna de la medicina estética ha desarrollado una metodología para ampliar el placer sexual derivado del punto G.

El considerado G-Spot o G-Shot es un método absolutamente seguro, rápido, indoloro y eficaz para aumentar el volumen del punto G mediante colágeno sometido a un tratamiento que elimina posibles reacciones alérgicas, a diferencia de la mayor parte de los productos a base de colágeno presentes en el mercado. En algunos casos se viene utilizando el ácido hialurónico. El tratamiento, que se desarrolla en el centro médico con anestesia local, dura pocos minutos. Prácticamente consiste en inyectar ácido hialurónico o colágeno para aumentar el volumen el punto G, de modo que este queda expuesto a una mayor estimulación, ya sea por vía manual, ya por vía de la penetración.

¿Qué es el punto G?

En 1950 el ginecólogo Ernest Grafenberg (1881-1957) publica su famoso artículo "The International Journal of Sexology", texto revolucionario por aquel entonces, en el que describía una zona erógena en la vagina rica en terminaciones nerviosas las cuales, directamente estimuladas, amplían la excitación sexual y provocan un orgasmo casi instantáneo.

¿Funciona esta terapia?

Los estudios preliminares confirman que el 95% de las mujeres sometidas al tratamiento nota un aumento significativo de la gratificación sexual y de la intensidad de la sensación de placer. Los efectos del tratamiento duran de 4 a 6 meses, momento a partir del cual pueden repetirse de manera continuada.

Punto G
Punto G

Un antiguo tabú femenino

Según publica la profesora de Psicología y Sexología en la Universidad de Florida, Laurie Mintz, en su libro “Becoming Cliterate: Why Orgasm Equality Matters - And How to Get It”, un 50 % de las mujeres en edades comprendidas entre 18 y 35 años no alcanzan el orgasmo, siendo este hecho algo preocupante para muchas parejas.

Desde tiempos antiguos, el sexo era un tabú para las mujeres y sólo eran los hombres quienes disponían del derecho a disfrutarlo, siendo el sexo para ellas un simple deber para procrear, ni hablar del orgasmo femenino entonces… Y es que muchas de ellas no eran capaces siquiera de hablar sobre sus propias vulvas, siendo este hecho un claro indicio del gran desconocimiento que entonces predominaba. Aunque también es cierto que nos podríamos plantear otra cuestión; si las mujeres de ahora sabemos mucho más que las de entonces...

Afortunadamente, los tiempos han cambiado y las mujeres están cada vez más interesadas en conocer mejor su cuerpo. Ahora son conscientes y exigen con derecho poder disfrutar de la vida en todos los aspectos… y para eso estás leyendo estas líneas, porque seas hombre o mujer, te interesará saber cómo estimular el punto G.

Cómo estimular el punto G

En párrafos anteriores te ha quedado claro dónde está ubicado el punto G ¿cierto? Ahora bien, el siguiente paso es saber cómo estimularlo. Primero que nada, hay que tener claro un detalle; cada mujer es un mundo y esta zona no provoca la misma sensación en todas las mujeres. Por tanto, no te obsesiones en buscar un resultado que tal vez, no se da sin más... habrá otros puntos donde tocar pues no sólo hay uno, ¡hay más!

Aclarado este detalle, debemos añadir que hay muchos trucos y posturas que pueden ayudar a estimular esta zona. Actualmente, existen muchas fuentes de información en Internet que te podrán guiar sobre ciertas posturas sexuales para que tus momentos en pareja sean más placenteros y lleguen ambos, más a menudo, al clímax.

Pero no todo queda ahí, la sexualidad de la mujer no es tan sencilla como pensabas, hay más que aprender, por ejemplo, el punto A, ¿qué es y dónde está el punto A?

Estimulación del punto G
Estimulación del punto G

Otra zona erógena, el punto A

Esta recóndita zona erógena está ubicada a unos 7,5 centímetros de los labios de la vagina, aproximadamente, muy cerca de la vejiga. La ventaja principal con respecto al punto G, es que esta área puede producir en la mujer múltiples orgasmos y de manera más rápida, lo cual, está muy bien saberlo.

Es un punto tan placentero que su estimulación, en muchas mujeres, ha originado un aumento considerable de la lubricación, llegando algunas incluso a la eyaculación femenina. Razón más que suficiente para buscarlo sin cesar.

Pero tal como explicamos anteriormente, esto puede ocurrir con unas mujeres y con otras no, pues no hay dos vaginas iguales. Así que todo es cuestión de probar para conocerte mejor. De ahí la importancia de poder hablar con la pareja todos los aspectos sobre la sexualidad, qué gusta más o menos, qué te gustaría probar, qué no te hace tanta gracia, etc.

Preguntas frecuentes sobre la ampliación del punto G

¿El tratamiento G-Spot duele? No, para nada es doloroso. Se realiza con anestesia local, por lo que el tratamiento es completamente indoloro.

¿Cuánto tiempo se necesita para efectuar el tratamiento? El tratamiento es muy rápido, ya que se desarrolla en pocos segundos. Eso sí, la preparación conlleva entre 8 y 10 minutos.

Tras el tratamiento G-Spot ¿será fácil encontrar el punto G? Sí, gracias al aumento del volumen, el punto G se localizará inmediatamente.

Después del tratamiento ¿puedo seguir usando tampones? Sí, el tratamiento no es incompatible con el uso de tampones.

¿Es posible que el hilo inyectado se mueva o se desplace? Absolutamente no. Una vez inyectado, el producto se queda en su posición original hasta su completa reabsorción.

Después del primer tratamiento ¿las siguientes veces son más rápidas? Sí porque todas las medidas tomadas para localizar el punto G ya han sido realizadas y guardadas.

¿El material inyectado para el tratamiento contiene hormonas? Para nada. El producto utilizado es natural y no contiene hormonas.

¿Puede influir el tratamiento en el ciclo menstrual? De ningún modo.

¿Es posible quedarse embarazada con el tratamiento aunque no haya sido reabsorbido completamente? Sí, el tratamiento efectuado no interfiere en el embarazo.

Artículo de Domenico Miccolis

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.