Un tratamiento de rejuvenecimiento facial para cada mujer

Un tratamiento de rejuvenecimiento facial para cada mujer
Carolina Márquez
Carolina Márquez
Editora y redactora de profesión. Desde hace más de 5 años creo contenido informativo médico-científico, salud y estética.
Creación: 8 jun 2018 · Actualización: 16 jul 2019

Dime qué tienes y te diré qué método de rejuvenecimiento facial es el más adecuado para ti. Así de simple. Porque no nos cansamos de repetir que cada persona es única y un tratamiento que ofrece resultados espectaculares en una persona puede no servir para nada en otra.

shutterstock-559620586.jpg

El proceso de envejecimiento cutáneo está condicionado por la edad, pero hay otros factores que dependen de cada tipo de persona. Y es aquí donde la profesionalidad del médico experto en métodos antiedad entra en juego, ya que cada tipo de piel es distinta, pero también lo son las arrugas: algunas son propias de la edad; otras, de un exceso de gesticulación. Además, las hay más profundas y más superficiales. Lo que queremos decir con todo esto es que no todas las arrugas pueden ser tratadas con el mismo método. Habrá pacientes para los que el bótox sea la solución perfecta y otros que obtengan mejores resultados con ácido hialurónico o con hilos tensores, por ejemplo.

No solo el tipo de piel y las arrugas son importantes; el lugar donde estas aparecen también puede condidionar elegir un tratamiento de belleza u otro determinado.

Pero hay más: envejecer no solo supone acostumbrarse a ver esas huellas y líneas de expresión en la cara. También hay que lidiar con otros efectos, como la flacidez facial y de la piel del cuello o los párpados caídos. Son también efectos asociados al paso del tiempo que influyen negativamente en nuestra apariencia y que deben tratarse como parte del rejuvenecimiento facial que elijamos. Porque de nada sirve reducir las arrugas si la piel del cuello está muy flácida o si tenemos la piel de los párpados caída.

¿Qué debe ofrecer un buen tratamiento de rejuvenecimiento facial?

Ante todo, un tratamiento estético debe adecuarse a cada paciente. Por eso es sumamente importante que recurramos a un médico especializado en medicina y cirugía estética y plástica para llevar a cabo el rejuvenecimiento facial. Este profesional estudiará nuestro historial clínico, evaluará nuestras necesidades y escuchará nuestros deseos para poder ofrecer el método antiedad que mejor conviene a nuestro tipo de piel y a nuestros problemas (arrugas, flacidez facial, etc.).

No solo es necesario que conozca cómo es la fisionomía de la cara y haya leído nuestro historial médico; debe saber qué métodos hay disponibles y cuál es el mejor modo de proceder, porque hay tratamientos quirúrgicos y tratamientos que no lo son, hay métodos de rejuvenecimiento muy invasivos y otros mínimamente invasivos. Además, debe conocer los riesgos que existen y los efectos secundarios o las complicaciones que pueden surgir en cada situación para poder prevenirlas o, si se producen, solventarlas de manera satisfactoria.

Por si todo ello no fuera suficiente, el médico debe ser capaz de realizar un trabajo serio y profesional cuyos resultados sean satisfactorios para el paciente por su naturalidad, la armonía de los mismos y porque respete sus rasgos fisionómicos.

A tenor de lo anterior, un bien tratamiento de rejuvenecimiento debe saber conjugar lo que necesita el paciente y los resultados que desea para poder proporcionar el efecto deseado. Debe saber dónde actuar y cómo hacerlo. Debe ser, por tanto, personalizado.

En muchos casos no basta solo con un método, sino que es necesario combinar varios de ellos para que realmente se produzca la mejora que busca el paciente.

shutterstock-163392440.jpg

Tratamientos de rejuvenecimiento facial según las zonas de aplicación

A continuación, vamos a comentar los más habituales según la zona que queremos rejuvenecer.

  • Arrugas del entrecejo: en esta zona se puede usar el bótox o el ácido hialurónico para rellenar las líneas de expresión que suelen marcarse. Incluso hay médicos que combinas ambos métodos para alargar sus efectos antiedad.
  • Patas de gallo: aquí lo que mejores resultados da es el uso de la toxina botulínica, puesto que impide que se contraiga el músculo de esa zona, lo que evita que aparezcan las arrugas.
  • Párpados caídos: para tratar la piel flácida de los párpados se suele recurrir a la blefaroplastia, tanto quirúrgica como con láser. Los ojos son una parte muy importante de nuestra cara; son los órganos que aportan expresividad al rostro. Pero muchas veces nos olvidamos de ellos cuando nos sometemos a un tratamiento antiedad. Y los párpados caídos y las bolsas y ojeras que aparecen debajo también nos envejecen. Por eso hay que prestar atención a ellos.
  • Flacidez: como con la blefaroplastia, la flacidez cutánea puede tratarse con cirugía o con otros tratamientos menos invasivos. En el primer caso, tenemos la operación de estiramiento facial por excelencia: el lifting, que retira el exceso de piel y tensa los tejidos del rostro para que este se muestre liso y terso. Con este método se puede actuar también sobre la piel flácida del cuello. Además de la ritidectomía, término con el que también se conoce el lifting o estiramiento facial, podemos recurrir a otros métodos que no requieren pasar por el quirófano. Los hilos tensores son otro tratamiento de estiramiento que tensa la piel de la cara de manera temporal y con unos resultados muy naturales.
  • Arrugas peribucales: lo mejor para alisar las arrugas peribucales es el ácido hialurónico, que rellena los surcos generados por esas marcas de la edad. También se puede recurrir al bótox o al láser, solo o en compañía con el ácido hialurónico para mejorar los resultados y alargar sus efectos durante más tiempo.

La mayoría de estos tratamientos pueden realizarse junto con otros que actúan sobre otros aspectos de la piel que también pueden hacer que aparentemos más edad. Nos referimos a las manchas del sol que suelen aparecer conforme cumplimos años o a la caída del pelo que muchas veces notamos en las cejas cuando vamos haciéndonos mayores. La micropigmentación y el láser son dos opciones que hay que tener en cuenta para complementar nuestro tratamiento de rejuvenecimiento facial y que podamos presumir de cutis joven y natural.

En Multiestética queremos ayudarte. Por eso contamos con los mejores profesionales. Ponte en contacto con ellos.

↪️ ¿Tienes rosácea? ¿Estás realizando algún tratamiento? Cuéntanos todos los detalles en nuestro foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!