Arrugas de la frente

Arrugas de la frente o del pensador

Arrugas de la frente

Arrugas de la frente

Las arrugas de la frente, también llamadas arrugas del pensador, son unos antiestéticos surcos que cruzan la frente de forma horizontal. En realidad, las líneas de expresión no son arrugas permanentes porque se crean por la contracción de los músculos faciales y desaparecen cuando se relajan. Con el paso de los años, sin embargo, la piel pierde su elasticidad y tonicidad y, por tanto, las líneas de expresión resaltan auténticos surcos en el rostro. Comienzan a ser más evidentes a partir de los 30 años, pero en algunos casos se anticipa su aparición por múltiples factores.

Existen diferentes técnicas para corregir estas antiestéticas arrugas a base de sustancias producidas por nuestro propio organismo como el ácido hialurónico, así como tratamientos innovadores diseñados por la Medicina Estética.

Envejecimiento y arrugas en la frente

Arrugas de la frente

Las arrugas de la frente aparecen debido al envejecimiento de la piel

Las causas de las arrugas en la frente son múltiples y están ligadas a la flacidez de la piel. Las principales son:

  • las expresiones faciales
  • la edad
  • el tabaco
  • la exposición al sol

En realidad, las causas mencionadas anteriormente están ligadas entre sí y se asocian al envejecimiento de la piel del rostro. De hecho, el envejecimiento conduce a la flacidez de la piel, lo que resulta en una pérdida de elasticidad y tono debido a la disminución de la producción de colágeno. El tabaquismo así como la exposición al sol sin tomar las precauciones necesarias, provocan un envejecimiento prematuro de la piel y por tanto la aparición de arrugas en la frente de forma anticipada. Como no es posible evitar la contracción de los músculos faciales, las arrugas de la frente irán aumentando gradualmente.

Tratamientos

Tratamiento de láser ablativo

Tratamiento de láser ablativo

En primer lugar, lo mejor es intentar prevenir la aparición de las arrugas de la frente, adoptando un estilo de vida saludable y siguiendo una hidratación regular de la piel, con el fin de retrasar el proceso de envejecimiento cutáneo. Sin embargo, si no eres capaz de prevenirlas, siempre puedes recurrir a tratamientos innovadores y eficaces.

Toxina botulínica

La aplicación de toxina botulínica es una de las técnicas más utilizadas para corregir las arrugas de la frente. La toxina botulínica tiene el poder de limitar la movilidad de los músculos faciales, permitiendo así una relajación más duradera de la piel frontal. Existen diferentes métodos para practicar el tratamiento y todos resultan extremadamente efectivos. El procedimiento no requiere el uso de anestesia y los resultados serán visibles de inmediato y tendrán una duración aproximada de 6 meses, tras los cuales se podrá volver a realizar el tratamiento.

Rellenos

Los rellenos utilizados para corregir las arrugas de la frente están basados ​​en ácido hialurónico y colágeno, dos sustancias naturales ya presentes en el organismo y que, por tanto, no provocan rechazo. Los rellenos tienen un alto poder de relleno tanto en los huecos como en los surcos más profundos, permitiendo así una desaparición repentina de las arrugas de la frente en un solo tratamiento. El procedimiento es completamente indoloro y las sustancias se introducen debajo de la piel mediante jeringas provistas de agujas muy finas. Los resultados son inmediatamente visibles.

CO2

El láser CO2 ablativo es otro remedio válido en la lucha contra las arrugas de la frente. Su principal efecto es acortar considerablemente las fibras elásticas y, al mismo tiempo, favorecer la producción de colágeno. Este efecto combinado aporta a la piel mayor tonicidad y un efecto lifting. En los últimos años, esta técnica se ha perfeccionado con la introducción de la técnica microablativa y el uso combinado del láser ablativo de CO2 y la radiofrecuencia. Estos nuevos procedimientos reducen el tiempo de cicatrización a la mitad, gracias a la estimulación eficaz del colágeno. El tratamiento dura unos 30 minutos y los resultados son visibles después de una sola sesión. Se aconseja tomar las precauciones necesarias en caso de exposición directa al sol.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."