Recupera hasta 1.000€ de tu tratamiento

Cada mes tienes la oportunidad de poder conseguirlo.
¡Guarda la factura y participa gratis!

Participa

¿Por qué se caen los pechos tras los embarazos?

¿Por qué se caen los pechos tras los embarazos?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 2 mar 2018 · Actualización: 16 jul 2019
Contacta con centros Verificados que puedan ofrecerte el tratamiento.

No cabe duda: la lactancia materna es la mejor manera de alimentar a los recién nacidos durante sus primeros meses de vida. Numerosos estudios lo demuestran, pero, aun así hay mujeres que son reacias a la lactancia por miedo a que los pechos se caigan y queden flácidos.

Pues bien, es hora de acabar con el mito: los pechos no se caen por amamantar, sino por el embarazo. Por tanto, una mujer que opta por la lactancia materna y otra que no pueden llegar a tener el mismo problema de caída del pecho.

Un estudio llevado a cabo por la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos ha puesto de relieve que son el paso del tiempo y el número de embarazos que haya tenido la mujer lo que afecta realmente a la firmeza de los senos, con independencia de si se ha optado o no por la lactancia.

Aun así, el mito de que es la lactancia lo que hace que se caigan los pechos sigue muy extendido, pero distintos profesionales de la medicina estética coinciden al señalar que este fenómeno se produce única y exclusivamente por el embarazo.

¿Cómo afecta el embarazo a los pechos?

Uno de los primeros síntomas de embarazo es que los pechos están más sensibles y aumenta su volumen a medida que avanza la gestación. Son los cambios hormonales y de peso experimentados durante el embarazo los responsables de que el pecho pueda tener después un aspecto más caído. Es normal, si tenemos en cuenta que tras el embarazo los pechos tienen que volver a su talla habitual, y eso puede producir descolgamientos.

Pero no es este el único factor que influye. Hay mujeres que han tenido dos o más embarazos y no han notado que sus pechos estén caídos. Esto ocurre porque también influyen cuestiones genéticas, la calidad de la piel, e incluso el uso de sujetadores de la talla adecuada adaptados a cada fase y momento de la vida (embarazo, lactancia, deportivos cuando se hace deporte, etc.).

↪️ Relacionado: Cinco consejos cotidianos para evitar que el pecho caiga

Precisamente por ello, es totalmente imposible predecir qué aspecto tendrá el pecho después de pasar por un embarazo. Algunas mujeres se recuperan a la perfección incluso aunque hayan optado por la lactancia y otras, en cambio, acusan esa caída de manera muy notable.

shutterstock-496056487.jpg

Cuidados del pecho durante y después del embarazo

Una buena forma de evitar que los efectos del embarazo en el pecho sean negativos es cuidar bien esta zona tanto antes como después del parto. Para conseguir los mejores resultados posibles, los cuidados deben empezar desde el mismo momento en el que la mujer descubre que está embarazada.

La aparición de estrías se produce debido a la rotura de las fibras elásticas. Aquellas mujeres que ya tienen estrías en el pecho o en otras partes del cuerpo tienen más posibilidades de desarrollar estrías en los senos durante el embarazo. La mejor forma de prevenirlas es hidratar abundantemente la piel tanto antes como después de haber dado a luz.

Esa hidratación extra también puede ser una gran aliada para evitar los pechos caídos. El pecho no tiene ningún músculo ni ninguna fijación al tórax, por lo que la ley de la gravedad puede hacer estragos en él. Para evitarlo, o para intentar que esa caída sea lo menos posible, se pueden seguir los siguientes consejos:

  • Aplicar una buena crema hidratante desde la zona de los pechos hasta el cuello para evitar que los músculos se relajen.
  • Ir adaptando el sujetador a media que los pechos vayan cambiando de talla. Es mejor optar por modelos con tirantes anchos que mantengan los pechos en su posición natural sin llegar a desplazarlos ni comprimirlos.
  • Hay que tener especial cuidado a la hora de mantener una buena postura, colocando la espalda recta y siguiendo la alineación natural de la columna.
Ivance
Donostia-San Sebastián, Guipúzcoa
Dr. Sebastián Bonacic
Sin opiniones
Burgos, Burgos
Badajoz, Badajoz

Pérdida de peso y caída del pecho

Para algunas mujeres recuperar su figura tras el embarazo se convierte en un auténtico tormento. Hay que tener en cuenta que el cuerpo ha sufrido durante el embarazo y el parto debido a los grandes cambios hormonales que experimenta la mujer, lo que puede afectar a su morfología y al metabolismo.

La recuperación del peso anterior al embarazo debe hacerse de forma gradual, combinando una dieta sana y completa, con todos los nutrientes necesarios para el organismo, con la práctica de ejercicio.

Adelgazar rápidamente tras el parto no solo puede suponer un riesgo para la salud, sino que además puede hacer que los pechos de descuelguen más. La recuperación de la figura no puede ser cosa de unas pocas semanas.

¿Qué se puede hacer en caso de tener los pechos caídos tras el embarazo?

shutterstock-621197426.jpg

Es normal que cuando la lactancia haya terminado, mientras que la mujer intenta recuperar su figura, los pechos estén más caídos que antes del embarazo. Es ese el momento de plantearse trabajar específicamente esta zona.

Existen un buen número de ejercicios que permiten que los pechos se tensen y los fortalecen. Para evitar daños y lesiones siempre es mucho mejor hacerlos siguiendo las pautas marcadas por un especialista en preparación física.

↪️ Relacionado: Cómo reafirmar los pechos sin cirugía

Ejercitar estos ejercicios específicos junto con otros para tonificar el resto del cuerpo ayuda a recuperar la figura. Además, está demostrado que el ejercicio es uno de los mejores remedios que existen para tratar la depresión posparto.

En los casos más graves, también se puede plantear un paso por el quirófano. En estas situaciones, lo habitual es optar por una elevación de senos, aunque muchas veces se combina con el aumento de pecho. Para poder someterse a una intervención quirúrgica es necesario que la lactancia ya haya terminado.

También hay que saber que si la mujer decide ponerse implantes para aumentar su talla de pecho, las prótesis no impedirán que pueda dar el pecho a los hijos que tenga en el futuro.

No obstante, cuando se trata de pasar por el quirófano para mejorar el aspecto de los pechos después de un embarazo, los especialistas recomiendan que no se realice la operación hasta que la mujer haya tenido todos los hijos que había planeado.

↪️ ¿Estás embarazada? ¿Cuidas la zona del pecho de alguna forma especial? Cuéntanoslo aquí

Anuncio

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.