Lo último para adelgazar: el balón gástrico que se traga como una píldora

Lo último para adelgazar: el balón gástrico que se traga como una píldora
Vicky Diaz
Vicky Diaz
Licenciada en Periodismo y Relaciones Públicas. Actualmente, escribo sobre cirugía, belleza y tratamientos de medicina estética.
Creación: 2 nov 2017 · Actualización: 16 jul 2019

La obesidad es una de las grandes plagas del siglo XXI, una alimentación nada equilibrada y un estilo de vida cada vez más sedentario están consiguiendo que el peso medio aumente incluso en las generaciones más jóvenes.

España es uno de los máximos exponentes de la dieta mediterránea, y aun así, los últimos estudios llevados a cabo confirman que los adolescentes actuales pesan más de lo que pesaban los jóvenes de su edad hace 25 años. Hábitos como recurrir con frecuencia a la comida rápida, el abuso que se hace de la bollería industrial y la poca importancia que se da al ejercicio están entre las principales causas de este fenómeno.

Estar por encima del peso considerado ideal en función del sexo, la edad y las medidas de cada persona no solo afecta a nivel estético, sino que puede traer graves consecuencias para la salud, como la aparición de diabetes, un aumento del riesgo cardiovascular o el incremento de los casos de hipertensión.

En algunos casos, ese sobrepeso llega a ser tan grande que las dietas normales no surten el efecto deseado. Es entonces cuando se recurre a métodos más drásticos, como las operaciones de balón gástrico, de banda gástrica o de reducción de estómago, para conseguir que el paciente pueda comenzar a perder peso de una forma rápida, lo que le permitirá recuperar su salud antes.

shutterstock-616242056.jpg

El balón gástrico, uno de los métodos más utilizados

Durante muchos años el balón gástrico ha sido uno de los métodos más empleados para lograr que las personas con obesidad adelgacen. El balón se introduce desinflado en el cuerpo y, una vez colocado en su sitio, se hincha.

Lo que hace el balón es ocupar parte del estómago, por lo que el paciente se siente lleno mucho antes, reduciendo de forma drástica la cantidad de alimentos ingeridos al día.

No es una intervención demasiado complicada, pero implica pasar por quirófano dos veces: una para poner el balón, y otra, para retirarlo; en ambos casos, con anestesia general. Por eso se han seguido buscando alternativas que sean menos invasivas.

↪️ Relacionado: ¿Cómo es el candidato ideal para el balón gástrico?

El balón gástrico en píldora

Una de las últimas novedades en procesos de adelgazamiento es el balón intragástrico que se toma en forma de píldora, también conocido como autobalón.

Esta técnica es muy novedosa y se viene aplicando desde el pasado verano. El balón deshinchado tiene forma de píldora y va unido a un catéter muy delgado y largo. De esta forma, cuando el paciente ingiere la píldora, se usa ese catéter para llenarlo desde fuera de la boca.

Una vez que el paciente se ha tomado el balón en forma de pastilla, se le practica una radiografía para comprobar que se ha alojado en la cavidad gástrica. A continuación, se llena el balón con 550 mililitros de suero y, por último, se desprende el catéter.

Todo el proceso dura apenas unos minutos, y el balón queda colocado sin necesidad de pasar por quirófano ni de someterse a los efectos de la anestesia.

Es un proceso indoloro, pero en algunos casos los pacientes pueden tener molestias al tragar la cápsula, e incluso notar náuseas. En los días posteriores el tratamiento es normal que puedan aparecer náuseas e incluso vómitos, pero no implican ningún tipo de riesgo.

¿Cómo funciona el autobalón?

Una vez lleno, el balón queda flotando en el estómago, ocupando dos terceras partes del mismo. Esto implica que el paciente se siente saciado al poco de empezar a comer.

shutterstock-114616153.jpg

El paciente tendrá el balón dentro durante un período de cuatro meses, un tiempo en el que puede llegar a perder hasta 12 kilos si sigue la dieta pautada por el especialista. En este sentido, los médicos advierten de que, por el simple hecho de tener el estómago reducido, el paciente no adelgazará si no se alimenta correctamente con alimentos bajos en calorías.

Una vez pasados cuatro meses el balón se abre y tanto su material como su líquido de relleno se expulsan de forma normal con las deposiciones, sin causar ningún daño ni al estómago ni al intestino.

Además de evitar el paso por el quirófano, lo único que diferencia a este tratamiento de la introducción del balón gástrico por vía endoscópica en quirófano es que al tomarlo en forma de pastilla el tratamiento tiene una duración total de 4 meses, mientras que si se hace en quirófano se puede llevar de seis meses a un año.

Aunque la duración del tratamiento es menor, como el paciente no tiene que pasar por un quirófano para someterse a la cirugía, resulta mucho más seguro para personas con obesidad, para las que someterse a una anestesia general puede suponer un importante riesgo.

Tratamiento más allá del balón gástrico

Procedimientos como este que acabamos de ver pueden resultar de gran ayuda en la pérdida de peso, pero los especialistas recomiendan que para conseguir buenos resultados, y que los mismos se prolonguen en el tiempo, se deben combinar este tipo de tratamientos con el asesoramiento de expertos en materia de nutrición y de psicología.

El objetivo final es que el paciente adquiera buenos hábitos de alimentación que le ayuden a llegar y mantenerse en su peso objetivo y que además se sienta bien consigo mismo/a.

↪️ Relacionado: Qué dieta seguir tras una intervención de balón gástrico

En estos casos, los especialistas siempre señalan que el balón no adelgaza, simplemente es una ayuda para que el proceso de adelgazamiento resulte más fácil. Lo que verdaderamente hace perder peso es seguir una alimentación sana, baja en calorías y la práctica regular de ejercicio.

No hay tratamientos milagrosos

En materia de pérdida de peso no hay tratamientos milagrosos, adelgazar exige mucho esfuerzo y autodisciplina por parte de la persona que está llevando a cabo la dieta. Especialmente en aquellos casos en los que hay una relación insana con la comida y la misma ha acabado por convertirse en una vía de escape para otro tipo de problemas. De ahí la importancia de contar también con asesoramiento psicológico cuando un paciente se va a enfrentar a un proceso de este tipo.

↪️ ¿Qué te parece este nuevo método? ¿Has probado ya algún otro? Cuéntanos todos los detalles en el foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.