El síndrome de Poland y la asimetría mamaria

El síndrome de Poland y la asimetría mamaria
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 12 may 2016 · Actualización: 19 feb 2020

Aunque creamos que sí, el cuerpo humano no es simétrico. Todos/as tenemos un brazo un poco más largo que otro, una pierna más larga, etc., y esa falta de simetría afecta también a los pechos.

Lo habitual es que todas las mujeres tengan un pecho de diferente tamaño que el otro, lo que ocurre es que generalmente esa asimetría apenas se nota. No obstante, existen problemas como el síndrome de Poland que provocan que esa asimetría mamaria sea mucho más acusada, causando problemas a la hora de la lactancia y también trastornos a nivel psicológico.

Síndrome de Poland
Se cree que este Síndrome se desarrolla en la etapa embrionaria y afecta tanto a mujeres como a hombres

En qué consiste el síndrome de Poland

El síndrome de Poland es una enfermedad considerada rara debido al bajo número de casos que se producen en el mundo, se detecta en 1 de cada 30.000 nacidos. Esta anomalía afecta a hombres y mujeres, tiene carácter congénito y consiste en una afectación del desarrollo muscular.

Las personas con síndrome de Poland carecen de músculo pectoral mayor en uno de los lados del cuerpo, careciendo también de mama. Al ser un problema de desarrollo muscular, es frecuente que esta patología suela ir asociada a otras malformaciones como la ausencia de costillas, la ausencia de clavícula y deformidades en brazos y dedos.

Este síndrome causa más daños a nivel psicológico en las mujeres que en los hombres, ya que al llegar a la pubertad, cuando comienza el desarrollo de los pechos, hay uno de ellos que no puede hacerlo, ocasionando una asimetría mamaria.

Para sufrir asimetría mamaria no hace falta padecer el síndrome de Poland, a veces la aparición de enfermedades, cuestiones genéticas o incluso las quemaduras, pueden llegar a producir casos importantes de falta de simetría entre los dos pechos.

🔎Artículo relacionado: Algunas preguntas sobre el aumento de pecho

¿Por qué se produce el Síndrome de Poland?

A pesar de que la causa es aún desconocida, se cree que esta se produce, se cree que se produce en el día 46 del desarrollo embrionario y que en consecuencia hay una irrupción de la sangre por debajo de las clavículas, en las llamadas arterias subclavias.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Poland?

En muchas ocasiones el Síndrome de Poland es casi imperceptible, pero en otros casos se pueden observar diferencias bastante graves. Esta es una afección que ver desde que el paciente está recién nacido o bien puede no ser visible hasta el desarrollo de la pubertad. Existen algunos síntomas o signos que hay que tener en cuenta:

  • Los músculos pectorales y en algunos casos de los hombros están poco desarrollados o son casi inexistentes.
  • Problemas al respirar por presentar costillas anormales.
  • Anomalías y asimetrías en los pezones y las mamas.
  • Anomalías presentes en las manos como dedos más cortos o en algunos casos fusionados.
  • Algunos huesos más corto del antebrazo
  • Posibles afecciones o anomalías al corazón, riñones o pulmones.
Síndrome de Poland
La asimetría mamaria es uno de los signos más evidentes del Síndrome de Poland

¿Cómo puede afectar al paciente el Síndrome de Poland?

Es importante explicar que el músculo pectoral se compone de dos partes. Por un lado hay una porción transversal infraclavicular y otra parte oblicua que va desde el húmero, esternón hasta las costillas. Esta última porción es la que más se ve afectada con este Síndrome. La buena noticia es que el cuerpo desarrolla más la primera porción (la parte transversal infraclavicular) por lo que las personas casi no notas esta deficiencia al moverse o ejercitarse.

¿Cómo se puede corregir el Síndrome de Poland?

Afortunadamente hoy en día tanto el síndrome de Poland como otros casos de asimetría mamaria pueden solucionarse a través de una intervención quirúrgica.

Es fundamental explicar en este punto que el tratamiento para mujeres es diferente al de los hombres, ya que estos últimos no tienen glándulas mamarias. En el caso de los hombres, en la mayoría de los casos se corrige brindando la sensación de que tienen un músculo pectoral, pero en las mujeres las técnicas y soluciones son más complejas.

Existen varias técnicas para tratar el Síndrome de Poland, según explican desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética, entre los que podemos destacar:

1.- Prótesis o expansor: en este caso el cirujano decide poner un implante en una de las mamas para igualar su forma y tamaño. En el caso de que la asimetría sea muy grave, cabe la posibilidad de que se decida poner un expansor para crear el espacio necesario para un nuevo implante que vaya acorde con el tamaño y forma que se quiere lograr.

2.- Injertos de grasa: son mucho más naturales que los implantes y están siendo cada vez más preferidos por las mujeres. En el caso de que la paciente tenga suficiente grasa, esta se puede utilizar para implantarla en la mama que se quiere corregir, obteniendo resultados más armónicos y naturales. Recordemos además que los implantes tienen una vida media y es muy probable que en algún momento se necesite un recambio. Esta técnica ha sido una de las más recomendadas por especialistas de todo el mundo, ya que es muy segura y los resultados son excepcionales.

3.-Tranferencia del músculo dorsal ancho: esta técnica se utiliza por lo general en pacientes que son muy delgadas y en las que se necesita cubrir el expansor o la prótesis para que no se vean, dando una apariencia muy natural a la zona axilar.

🔎Artículo relacionado: ¿Cómo se fabrican las prótesis mamarias?

¿Cuáles son las técnicas para los hombres?

En hombres las técnicas a utilizar son mucho más sencillas, pero también existen algunas diferencias según sea cada caso:

  • En pacientes delgados o atléticos: se opta por utilizar una prótesis o implantes, dando resultados bastantes satisfactorios. Esto se realizando utilizando un molde para sacar la forma natural del otro pectoral y poder crear el implante lo más natural posible.
  • En pacientes con exceso de peso: en estos casos, el paciente suele acumular grasa en el abdomen o en los flancos, por lo que se crean las condiciones perfectas para realizar un injerto de grasa. En esa línea, el paciente gana por todas las aristas ya que los resultados podrá observar un abdomen más definido, junto con los pectorales simétricos. Por lo general se inyectan entre 300 y 400 gramos de grasa.

¿Te has realizado algún tratamiento para combatir el Síndrome de Poland? Te invitamos a contarnos tu experiencia en nuestro foro.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.