La mesoterapia paso a paso: ¿qué sustancias se inyectan?

La mesoterapia paso a paso: ¿qué sustancias se inyectan?
Las sustancias de la mesoterapia pueden inyectarse manualmente o mediante aparatología.
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 7 nov 2013 · Actualización: 13 sep 2021

Las sustancias que se inyectan en un tratamiento estético de mesoterapia son variadas. Conoce con este artículo todos los pasos que se siguen a la hora de aplicar esta técnica, y de ser estrictamente bien aplicada, tu podrás gozar de sus beneficios que aporta a tu cuerpo.

Todos los pasos de la mesoterapia

En primer lugar, se desinfectará el área que se vaya a tratar con alcohol y, acto seguido, se empieza a inyectar el combinado de sustancias con agujas de una medida especial –como todo requisito de sanidad lo pide, con agujas nuevas para cada paciente-. Este procedimiento se puede realizar de dos formas:

  • Manualmente que solo se necesita realizarlo mediante una jeringa
  • Con aparatos de inyección asistida: Suele ser el sistema más empleado ya que es el más preciso, tanto a la hora de calibrar la zona exacta en la que se debe inyectar como la dosis concreta de medicamento que debe suministrarse.

No obstante, es el propio mesoterapeuta el que evalúa las condiciones de la paciente y elige una técnica u otra en función, así como una serie de parámetros como pueden ser su propia pericia, la patología que se trata, los objetivos que se persiguen y, por supuesto, las necesidades y estado del paciente.

Una vez completada la sesión, se puede realizar un suave masaje drenante para acentuar el efecto de la inyección y estimular la movilización de la grasa y su disolución.

mesoterapia
La combinación de sustancias que se emplean en cada sesión varía

Las sustancias que se inyectan

Todo dependerá del paciente la técnica a emplear, ya que la combinación de sustancias que se emplean en cada sesión varía, pues es acorde a las necesidades concretas que presente cada uno y, sobre todo, según el fin que se persiga con el tratamiento (los resultados que se desean).

Por lo regular, el mesoterapeuta brinda atención personalizada, por lo que estudia el caso de cada paciente y considera las medidas y sustancias necesarias que dan paso a tratar el área deseada.

Como buen consejo, para que a futuro no te líes con factores que dañen tu salud, es recomendable que en todos los casos, las sustancias deben estar reconocidas por la Agencia Española del Medicamento, adscrita al Ministerio de Sanidad, que se encarga de analizar las medicinas antes de que salgan al mercado y comprobar que éstas cumplen con el fin para el que han sido creadas y se presentan con todas las indicaciones médicas correspondientes. Dicho lo anterior, avala todo medicamente y asegura un resultado eficaz, diseñado para generar bienestar en la paciente.

Igualmente, las sustancias deben cumplir con unos criterios fundamentales que garantizan su idoneidad:

  • Tienen que ser hidrosolubles: es decir, tienen que poder disolverse en agua, pero no solubles en soluciones oleosas, con el fin de evitar cualquier tipo de efecto sistémico.
  • Tienen que ser isotónicas, lo cual funciona para mantener la misma presión osmótica y no provocar trastornos celulares.
  • Tienen que presentar una tolerancia perfecta en el tejido subcutáneo: es decir, no pueden ser irritantes, por lo que ayudarán a evitar efectos secundarios como lo es la necrosis local o la producción de nódulos.
  • Todas las sustancias que se emplean deben presentar una compatibilidad absoluta entre ellas, lo que supone que la solución debe mantener siempre el mismo PH y no se puede observar ningún tipo de cambio físico, opalescencia, grumo, etc.
  • No pueden ser alergizantes o causantes de hipersensibilidad: nadie ahora quisiera tener que lidiar con una alergia o efecto secundario.
  • Tienen que ser completamente compatibles entre sí –no tiene sentido emplear sustancias que puedan anular los beneficios de otras- por lo que siempre es totalmente recomendable y lo dicen los expertos, las sustancias debes ser compatibles. Otro aspecto fundamental, es que deben ser sinérgicas –hay que asegurarse que los efectos de cada una de las sustancias se adicionen o potencien entre sí-.

Los fármacos más comunes que se emplean en las sesiones de mesoterapia son igualmente utilizados en otro tipo de tratamientos médicos, por lo que resulta sencilla la investigación de sus propiedades. Destacan:

  • Sustancias simpaticolíticas: en estas encontramos la xilocaína, la mesocaína o la procaína.
  • Sustancias linfotónicas y venotropos: Las más conocidas son el esberiven o el hammamelis multipotencia.
  • Sustancias descontracturantes y antiinflamatorias
  • Sustancias vasoactivas: Que pueden ser, por ejemplo, betabloqueantes, betaestimulantes o papaverinicos.
  • Sustancias antibióticas
  • Lipolíticos: Son especialmente empleados en el tratamiento contra algunos de los padecimientos que más traen dolores de cabeza en las mujeres: celulitis y la grasa localizada. Los lipolíticos favorecen el movimiento de los nódulos de grasa para una eliminación más natural. Los más comunes son la L-Carnitina y el triac.
  • Eutróficos (ricos en nutrientes): Como la Placenta Lucchino, la blastoestimulina o la centella asiática, unos regeneradores celulares muy valorados y empleados para mejorar la cicatrización, evitar la aparición de estrías, etc.
  • Diferentes tipos de hormonas
  • Vitaminas, que se emplean principalmente por su acción analgésica
  • Sustancias homeopáticas
mesoterapia celulitis
Para los tratamientos estéticos que buscan reducir la celulitis o también conocida como piel de naranja,a sí como la grasa localizada, pues se suelen emplear diferentes soluciones

La combinación de sustancias varía según los diferentes tratamientos y las cantidades de cada una de ellas dependerán de las necesidades del paciente. Por ejemplo:

  • En un tratamiento con finalidad analgésica se emplearán, entre otros, antiinflamatorios, vasoprotectores, anestésicos locales, cicatrizantes o antiartrósicos.
  • En los tratamientos vasculares se suelen incluir diferentes tipos de vasodilatadores, anestésicos locales y miopléjicos.
  • Para los tratamientos estéticos que buscan reducir la celulitis o también conocida como piel de naranja,a sí como la grasa localizada, pues se suelen emplear diferentes soluciones:
  • Lipo-reductoras: Normalmente la componen sustancias como la L-Carnitina, la cafeína (especialmente eficaz para movilizar y metabolizar los ácidos grasos) y el silicio orgánico (favorece la regeneración de colágeno y elastina, lo que mejora la firmeza de la piel).
  • Anticelulíticas: La cafeína, la centella asiática o el extracto de alcachofa (muy diurético, por lo que ayuda a evitar la retención de líquidos) son las sustancias más frecuentemente inyectadas con este fin. Con ello tu podrás notar, que, áreas donde más ataca la celulitis (glúteos, parte interna de los muslos), ahora no lucirán con efecto piel de naranja, todo lo contrario, la piel que se observará será lisa y firme.

Para saber más: ¿Qué es la mesoterapia y para qué sirve?

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.