¿Cuáles son los mejores tratamientos más eficaces para acabar con la celulitis?

¿Cuáles son los mejores tratamientos más eficaces para acabar con la celulitis?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 1 mar 2018 · Actualización: 10 mar 2021

La celulitis es una de las grandes enemigas de las mujeres. Aunque también esta presente en los hombres, lo cierto es que es mucho más habitual entre el género femenino.

Contrariamente a lo que se suele pensar, la celulitis no está relacionada con el sobrepeso. Hay muchas personas que están en su peso ideal y que, aun así, tienen que hacer frente a esos antiestéticos cúmulos de grasa que pueden aparecen en los muslos, las nalgas, el abdomen e incluso los brazos.

¿Qué es la celulitis?

Se trata, en realidad, de una patología del tejido subcutáneo. Se forma principalmente por deficiencias en la circulación, aunque factores como la genética, la carga hormonal, la alimentación, la falta de una hidratación adecuada y llevar un estilo de vida sedentario también influyen en su aparición.

A pesar de ser una patología, la celulitis no pone en riesgo la salud. Solo en muy pocos casos se llega a convertir en una celulitis infecciosa, mostrando síntomas muy similares a los de la foliculitis. Afortunadamente, en la mayoría de las ocasiones solo causa inconvenientes a nivel estético.

Este problema es tan difícil de eliminar que con el paso de los años han ido surgiendo tratamientos muy diversos para acabar con él. Vamos a ver algunos de los más efectivos.

↪️ Relacionado: Mantén la celulitis a raya con Tri-Active

shutterstock-662561989.jpg

Presoterapia

Es uno de los tratamientos más asequibles para tratar la celulitis y suele dar muy buenos resultados. Consiste en aplicar presión de aire sobre las zonas del cuerpo afectadas. Esto da lugar a una compresión seguida de un relajamiento que promueve la activación del sistema linfático y la eliminación de la grasa acumulada.

No es un tratamiento invasivo. La paciente se pone un traje o malla especial que está conectado al compresor de aire. Además de ser buena para la celulitis, la presoterapia también mejora la circulación, e incluso se usa en el tratamiento de los edemas.

Radiofrecuencia

Lo que se hace con este tratamiento es aplicar energía sobre la piel para conseguir reafirmarla y reducir el volumen corporal. No es un tratamiento agresivo y apenas genera molestias. A medida que el paciente se va acostumbrando, solo nota un ligero calor en la zona que está siendo tratada.

Las ondas electromagnéticas de la radiofrecuencia consiguen un movimiento rápido de las moléculas de agua dentro del tejido graso, lo que ayuda a reducir la grasa acumulada. Por eso es importante hidratarse bien antes de someterse al tratamiento.

Carboxiterapia

Es una de las últimas novedades cuando se trata de eliminar la celulitis. Es un tratamiento algo más invasivo que conlleva la aplicación de microinyecciones de CO2 en la zona afectada. El CO2 se encarga de tonificar la piel y mejorar la circulación, contribuyendo así a reducir la celulitis, la flacidez cutánea y los problemas circulatorios.

Ozonoterapia

Si en la carboxiterapia se hacían infiltraciones de CO2, en la ozonoterapia lo que se hace es oxigenar los tejidos afectados con ozono inyectado; esto activa la circulación y ayuda a eliminar la grasa localizada.

ozonoterapia

Cavitación

La cavitación es otro de los tratamientos más populares cuando se trata de luchar contra la celulitis. Consiste en aplicar, de forma controlada, microburbujas de aire dentro del tejido graso, lo que se hace con ayuda de un rodillo específico. La razón por la que se usa tanto este tratamiento es que, además de ser muy efectivo frente a la celulitis, tiene un efecto reafirmante y moldeador.

Mesoterapia

En este caso se inyectan pequeñas cantidades de sustancias homeopáticas en la primera capa de la dermis, lo que ayuda a disolver la grasa acumulada y las toxinas, activando, a la vez, la circulación.

Ultrasonidos

Lo que se hace es aplicar un haz de ultrasonidos de baja frecuencia sobre la zona afectada por la celulitis. Estos ultrasonidos rompen las células de grasa del tejido adiposo, permitiendo que sean luego eliminadas a través del sistema linfático, la orina y el sudor.

Liposucción

Los tratamientos no invasivos o mínimamente invasivos suelen dar muy buenos resultados, pero, en algunos casos, para acabar con el problema es necesario pasar por el quirófano.

La liposucción es el tratamiento más empleado para reducir la celulitis y eliminar los cúmulos de grasa que no desaparecen con dieta sana y ejercicio. Aunque a día de hoy es una intervención bastante sencilla, es importante que la paciente tenga precaución durante el posoperatorio para conseguir los resultados buscados.

↪️ Relacionado: Cellu-M6 para acabar con la celulitis

¿Se puede evitar la aparición de celulitis?

Este problema de la piel afecta a personas de todo tipo y de todas las edades. No se puede hacer nada que garantice que no vaya a aparecer, pero si hay cosas que se pueden cambiar y hábitos que se pueden adoptar para hacer que el riesgo de aparición de celulitis sea mínimo.

En primer lugar, hay que seguir una dieta sana y equilibrada, reduciendo la ingesta de grasas y los carbohidratos. Hay que apostar por las frutas y las verduras. No puede faltar una buena hidratación (al menos, dos litros de agua al día) y reducir la sal al mínimo para evitar la retención de líquidos.

Eliminar el consumo de alcohol y tabaco también tiene efectos positivos sobre los tejidos. Cuando se acaba con estos hábitos, se reduce la retención de líquidos y se aumenta la cantidad de sangre que llega a los tejidos.

No puede faltar el ejercicio físico, que debe ser practicado de forma moderada pero a diario. El ejercicio ayuda a tonificar los músculos, mejora la circulación y es de gran ayuda para combatir la celulitis.

También se recomienda aplicar todos los días una crema anticelulítica desde la zona del abdomen hasta las tobillos, incluso en aquellas zonas en las que no hay celulitis. Los activos de estas cremas rompen las cadenas lípidas y ayudan a la eliminación de grasas.

Al margen de todo lo anterior, hay prácticas que se llevan a cabo con frecuencia y que inciden directamente en la circulación y, por tanto, en la aparición de la celulitis. En este sentido, es mejor evitar los pantalones, vestidos o faldas muy ajustados, y reducir el uso de zapatos de tacón, puesto que no favorecen una circulación sanguínea adecuada.

↪️ ¿Te vas a realizar algún tratamiento para acabar con la celulitis? Comparte tus dudas y resultados en el foro

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.