Qué esperar en el postoperatorio de un aumento de senos

Qué esperar en el postoperatorio de un aumento de senos
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 27 dic 2017 · Actualización: 16 jul 2019

Las operaciones de cirugía estética se han convertido ya en algo habitual y permiten a las personas mejorar aquellas partes de su cuerpo con las que no se encuentran del todo a gusto, ya sea por un motivo o por otro.

El aumento de senos es, sin lugar a dudas, una de las operaciones estéticas más demandadas, especialmente entre las mujeres de 18 a 45 años. Cada año se realizan una media de 20.000 intervenciones de este tipo en nuestro país. Pero no todas ellas tienen una finalidad únicamente estética, también hay muchos casos en los que se trata de una auténtica reconstrucción del pecho para mujeres que han pasado por una mastectomía.

Hoy en día una operación de aumento de pecho es bastante sencilla. Aunque siempre pueden existir complicaciones, los riesgos se reducen si la paciente se pone desde el primer momento en manos de buenos especialistas, que usen además prótesis debidamente homologadas.

La prótesis de silicona se suele introducir a través de la axila, el surco submamario o bien a través de la zona perialolar, dependiendo de las condiciones de la paciente y de los resultados que busque.

¿Duele un aumento de pecho?

El dolor es algo subjetivo y puede variar de una paciente a otra. Hay pacientes que sienten algunas molestias durante unos días, mientras que en otras apenas se produce ningún tipo de dolor.

Las prótesis submusculares suelen causar más molestias que las subglandulares, pero son más recomendables, puesto que a nivel estético quedan mejor.

Los primeros días después del paso por quirófano siempre son difíciles, con independencia de la operación realizada. En el caso del aumento de senos es normal que el dolor se prolongue entre cuatro y cinco días después de la operación; por eso se recetan medicamentos para el control del mismo.

Durante los dos primeros días se recomienda un reposo absoluto; luego, poco a poco, la paciente va recuperando su rutina, aunque sin realizar esfuerzos físicos.

↪️ Relacionado: ¿Cuánto duran los implantes mamarios?

shutterstock-687044542.jpg

¿Qué experimentan las pacientes?

Es muy normal que en las horas y los días siguientes a la intervención se noten molestias en las mamas, que se muestren hinchadas y que aparezcan moratones en la zona tratada.

También es normal que las pacientes sientan un exceso de sensibilidad en la zona, que acaba desapareciendo con el paso del tiempo.

En las 48 horas siguientes al paso por quirófano es normal que se produzcan fenómenos como aumento de la temperatura corporal y pequeños sangrados.

Retirada de vendajes y drenajes

El vendaje se retira pasadas entre 48 y 72 horas desde la operación, siendo sustituido por un sujetador de tipo deportivo que se debe usar día y noche durante el mes siguiente a la operación.

En muchos casos ya no se usan drenajes, sino que se deja una pequeña zona de drenaje en el extremo de cada herida.

↪️ Relacionado: ¿Cuál es el mejor sujetador tras un aumento de pecho?

Dormir y moverse después de un aumento de senos

Una de las dudas más habituales de las mujeres que quieren someterse a un aumento de pecho es la relativa a los cuidados que deberán adoptar a la hora de moverse y de dormir.

Está claro que después de la operación hay que tener cuidado a la hora de mover los brazos para evitar la aparición de dolor e incluso el riesgo de rotación. La zona de las manos y los codos se puede mover desde el primer momento, pero conviene controlar la elevación de brazos.

Durante la primera semana lo mejor es no elevar los brazos y llevarlos prácticamente pegados al cuerpo. En la segunda semana se pueden comenzar a elevar a 90º y una vez pasado el mes desde la operación, ya se pueden mover los brazos con total libertad.

En cuanto a dormir, el primer mes la paciente debe dormir bocarriba, y después puede comenzar a dormir de lado. Hasta pasados tres meses no se aconseja dormir bocabajo.

En algunos casos se recomienda que la paciente permanezca en posición semisentada, evitando una posición totalmente horizontal.

shutterstock-454062319.jpg

Higiene tras la operación

Una vez que la paciente ha salido de quirófano va recuperando poco a poco su rutina normal, pero no puede mojar la zona del pecho mientras lleve el vendaje puesto. Una vez que se el médico le informa de que ya se puede lavar la zona, hay que hacerlo con agua tibia y jabón neutro, lavando suavemente la zona de la herida y secándola después con aire frío. Por último, habrá que colocar un esparadrapo.

Seguir las indicaciones de cuidado de la herida dadas por los especialistas es primordial para que la curación sea rápida y se haga en buenas condiciones.

Precaución con los medicamentos

Automedicarse siempre es malo, pero es todavía peor después de una operación. Hasta algo tan sencillo como una aspirina puede suponer un riesgo. Así que la paciente operada de aumento de senos debe tomar únicamente los medicamentos prescritos por el cirujano.

Si las molestias no desaparecen, habrá que consultar nuevamente con el médico para que valore un posible cambio en la medicación que se está tomando.

Vuelta total a la rutina

A medida que pasan los días desde la intervención la paciente puede hacer cada vez más cosas. A partir del 5.º o 7.º día ya se puede conducir sin ningún problema. En líneas generales, todas aquellas tareas que no impliquen coger peso ni grandes esfuerzos físicos se pueden hacer pasados tres o cuatro días desde la operación.

La vuelta al trabajo depende del desarrollo del posoperatorio y del trabajo de la paciente. Si realiza trabajos de oficina, se podría retomar la actividad en aproximadamente una semana, mientras que si el trabajo que exige un esfuerzo físico habrá que esperar más.

Pasado un mes desde la operación ya se puede comenzar a hacer deporte suave que no implique usar los brazos. Para correr es necesario esperar dos meses, mientras que para realizar actividades deportivas que impliquen el uso de los brazos hay que esperar tres meses.

Además, se debe tener especial precaución con el sol. No se deben exponer los pechos al sol o a fuentes de calor en las seis semanas siguientes a la operación.

En unos tres meses la recuperación es total y la paciente ya puede llevar a cabo todas las actividades que hacía antes del aumento de pecho.

↪️ ¿Te vas a operar en breves? ¿Ya tienes cirujano? Comparte este momento con otras chicas en nuestro foro

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.