Alopecia y nutrición. ¿Una mala alimentación puede hacer que el cabello se caiga?

Alopecia y nutrición. ¿Una mala alimentación puede hacer que el cabello se caiga?
Su especialidad son los tratamientos capilares contra la alopecia. Cuenta con las mejores técnicas para corregir la pérdida de cabello. Asimismo, cumple con gran experiencia y dispone de tecnología.
Creación: 26 mar 2021 · Actualización: 26 mar 2021

La nutrición influye en nuestro cabello de forma extraordinaria. Nuestro organismo necesita recibir una serie de nutrientes básicos para que todo funcione correctamente, también nuestro cabello. Si se produce alguna carencia en la obtención de estos nutrientes, nuestro organismo se altera.

El cabello es uno de los elementos que sufre con mayor facilidad alteraciones por deficiencia de nutrientes. Un ejemplo lo podemos encontrar en un descenso de biotina y zinc. Cuando este se da de forma continuada, hay riesgo de sufrir un efluvio telógeno.

De la misma forma, las dietas hipocalóricas muy estrictas pueden conllevar alteraciones metabólicas que provocan un aumento de la hormona 5 alfa reductasa (que provoca una miniaturización del folículo piloso, como ocurre en las Alopecias Androgenéticas).

¿Y qué ocurre con el hierro? ¿Cómo afecta al cabello?

Una falta de hierro en el organismo también puede propiciar una caída del cabello. La alopecia por falta de hierro es un tipo de efluvio que se conoce como alopecia sideropénica o ferropénica. Se trata de un tipo de alopecia más frecuente en mujeres que en hombres, y se produce, como decimos, por una disminución del hierro en el organismo, bien circulante por la sangre (sideremia) o bien en las reservas de las células (ferritina).

Para hacernos una idea, diremos que una sideremia de unos 10 microgramos por litro provoca el paso de la fase anágena a la fase telógena de forma intensa, lo que da lugar a una caída acelerada del cabello en el/la paciente. Esta bajada del hierro en el organismo se debe en muchos casos a dietas pobres en hierro y carnes rojas, así como a una pérdida excesiva de sangre en la menstruación y a otros tipos de hemorragias.

En cuanto a la ferritina que se encuentra en nuestro cuero cabelludo (en los folículos pilosos en crecimeinto), cuando falta hierro en nuestro organismo se libera al suero para poder atender a las necesidades en otros órganos más importantes. De esta forma, nuestros folículos entran directamente en fase telógena, produciéndose la caída capilar.

¿Cuál sería entonces el nivel de ferritina recomendable en nuestro organismo para evitar una caída del cabello? Con una cifra cercana a los 70 ng/ml de ferritina, nuestro organismo tendría fases anágenas normales y sin caída. Si no se alcanza esta cifra, sería recomendable tomar un suplemento de hierro por vía oral durante, al menos, 3 o 6 meses. Será tu médico quien determine si es necesario o no este complemento en tu caso.

¿La llamada alopecia postparto se produce también por una falta de hierro?

Sin duda, la falta de hierro es uno de los factores que pueden provocar en la mujer una caída del cabello notable tras el parto, pero no es el único. Este tipo de alopecia es un tipo de efluvio telógeno. La mujer padece una pérdida capilar difusa, provocada porque sus folículos pasan de forma prematura y acelerada de la fase anágena a la telógena.

¿Cuáles son los síntomas o las señales de alerta ante este tipo de alopecia? En el examen capilar que realizamos en consulta,  se observa una caída notable al pasar los dedos por el pelo de la paciente, con un signo de tracción positivo. En algunos casos más severos, la paciente puede llegar a perder el 50% de su cabello.

¿Qué es lo que ocurre en el cuero cabelludo tras el parto? ¿Qué cambios se producen que llevan a esta caída? Un gran número de folículos pilosos que durante todo el embarazo se han mantenido en la fase anágena (por el alto nivel de hormonas femeninas en la gestación) pasan de repente a la fase telógena. En un período que va de los dos a los cuatro meses, la paciente ve cómo su cabello comienza a caer de forma precipitada, provocando una alopecia difusa.

Pero hay otros factores también que empeoran el proceso de caída, como el estrés que puede experimentar la mujer por el parto o la disminución de las reservas férricas por la pérdida de sangre en el parto.

La buena noticia es que la alopecia postparto es temporal. La mujer podrá recuperar su cabello aproximadamente cuatro meses después de que comenzó a notar la caída. 

Si este es tu caso y has notado una caída abundante tras el parto, nuestro consejo es que consultes siempre con un especialista capilar. Un análisis del cabello en profundidad y el resto de pruebas necesarias para el diagnóstico determinarán si efectivamente estás sufriendo este tipo de alopecia, y si en tu caso será necesario completar tu alimentación con algún complejo vitamínico con contenido en hierro que te ayude a acelerar el proceso de recuperación de tu cabello.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.