Hace cinco años me operé con el doctor Vicente Ferrer, pesaba alrededor de 115 kg midiendo 1,65. He adelgazado unos 50 kilos. El poco dolor que se siente es muy tolerable con los analgésicos que te dan, como una especie de gastroenteritis, no más. El doctor, y su equipo de nutrición y psicólogos son de lo más profesionales. Es cierto que la operación no es algo milagroso, que tienes que aceptar unos nuevos hábitos y reeducarte sobre alimentación, pero es un gran empujón que te cambia la vida. En mi caso un éxito. Ahora siempre peso entre 62 y 65 kilos y me es muy fácil mantenerme.

Volví a nacer un 3 de julio de 2018 gracias a las manos del Dr Jordi Pujol. Lo que provocó que me hiciera dicho tratamiento fue el hecho de que padecía un dolor insoportable en mis articulaciones, tenía nódulos de grasa en el hígado y mi día a día era muy pesado. Al principio cuando me dijeron el diagnóstico de que padecía obesidad mórbida se me cayó el mundo al suelo y cuando llegue a casa me puse a llorar desconsoladamente. Una vez realizada la operación lo más duro fue estar tres meses comiendo caldos y purés. Ahora por suerte mi cuerpo se ha adaptado bien a la comida sólida y gracias a la educación nutricional que he recibido en opción médica pues se ajustar bien las cantidades de comida y que alimentos son saludables y cuáles no.

Hace un año me opere de manga gástrica con el doctor David Martínez Cecilia gran profesional muy cercano la operación genial después de un año 47 kilos menos estoy encantada con sus pautas de alimentación conseguí cambiar mis hábitos y me a ido genial muy recomendable gran profesional con un trato personalizado excepcional

Me ha encantado este centro. Chicas súper apañadas y Enriqueta la dueña un encanto y siempre pendiente de mi. Profesionales como la Copa de un pino. Repetiría sin pensarlo. Me han cambiado la vida y son unas grandes personas. Me he hecho varios tratamientos con ellos y estoy enormemente agradecida y muy muy satisfecha. El tratamiento un éxito y repetiré siempre con este centro. Un acierto total. Gracias Salus medical Clínic!!!!

Hace algo mas de seis meses, pesaba unos 115 kilos y tenía una vida bastante limitada. Me cansaba con simplemente subir las escaleras de mi trabajo, no me gustaba salir a comprar ropa, ni al cine o a la playa con mi marido; las reuniones familiares eran un tormento porque siempre que sacábamos fotos del momento luego me daba horror mirarlas. El caso es que he probado muchas dietas milagro y todas pues terminaban en lo mismo, me cansaba, no perdía todo el peso que me sobraba y acababa frustrada y muy mal anímicamente. Una compañera de trabajo me habló de este médico porque uno de sus familiares se había intervenido con él y le había ido bien; cogí una cita y es una de las mejores cosas que he hecho. No me puedo alegrar mas de haberle conocido. La intervención fue una manga gástrica por vía laparoscópica, con lo que me recuperé muy rápidamente y enseguida empecé a ver los resultados. La psicóloga y el nutricionista que me llevan me están ayudando mucho, sobretodo con la ansiedad y a aprender a comer de manera saludable, me hacen las cosas fáciles. He perdido ya algo más de 30 kg y aunque sé que todavía me queda, estoy muy motivada y feliz. Lo recomiendo, simplemente

Cuando me operé tenía 22 años recién cumplidos y un peso de 115 kilos; siempre he sido de complexión grande pero nunca he tenido una obesidad tan grande como cuando decidí operarme. Varios cambios importantes en mi vida hicieron que me refugiara en la comida e iba poniendo kilos por días; siempre me decía que mañana me ponía a dieta en serio y a hacer deporte y cuando llegaba mañana, lo hacía, pero el plan me duraba una semana volvía a las andadas y recuperaba lo que había perdido y siempre algo más de peso, luego me sentía culpable y la comida me hacía sentir mejor un desastre. Sólo salía para ir a la universidad y poco más, la playa no la pisaba desde los 16 años y mi vida estaba bastante limitada en todos los sentidos. Como casi todo el mundo, me puse a indagar en internet sobre métodos definitivos que me permitieran de una vez por todas conseguir un peso normal que me dejara ser feliz y vivir y es ahí donde encontré a David Molina que es quién me ha operado hace ya un poquito menos de un año. Actualmente peso 79 kilos y sigo perdiendo peso; ahora ya de manera más lenta pero a buen ritmo. Una cosa que me ayudó mucho fue que tienen un grupo de profesionales, entre los que hay psicólogos y ellos me han hecho el camino mucho más fácil. Yo sólo tengo palabras de agradecimiento; el camino no ha sido fácil y el que diga lo contrario miente, pero cuando ves los resultados semana a semana, todo todo merece la pena.

Siempre he sido una persona normal (nunca he sido delgada delgada, pero no estaba obesa) en lo que a peso se refiere, pero hace ya como 15 años dejé de fumar y eso unido a un divorcio un poco tormentoso que me provocó bastante ansiedad, hizo que los kilos se me fueran acumulando uno detrás de otro y a pesar de que todas las Navidades me prometía que este año me ponía a plan, pues al final las dietas nunca me iban bien, o las dejaba a la mitad, o eran tan estrictas que cuando las dejaba recuperaba todo el peso que había perdido en dos meses, comía muy mal, lo primero que encontraba en el frigorífico o me pasaba por algún sitio de comida rápida,todo un desastre. Una de mis hijas estuvo buscando profesionales aquí en Sevilla que fueran especialistas en obesidad y dio con el Doctor David Molina y aunque me costó un poco acudir a consulta porque me daba respeto lo que pudiera decirme, al final fui y creo que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Tuvimos varias entrevistas hasta que me decidí; tengo que decir que tiene una paciencia infinita y conmigo se ha ganado el cielo porque todos los días me surgían dudas, que desde luego supo disipar siempre; es por esto que me puse en sus manos. Hace ya casi 10 meses que me operó y no voy a decir que todo haya sido un camino de rosas pero desde luego no es nada que no compense hacer; la calidad de vida que tengo ahora no es la de hace casi un año y he aprendido a comer de una manera responsable y saludable para mi cuerpo y mi mente. Mi estado físico ha mejorado muchísimo, pero también el mental. Sólo puedo darle las gracias

Hola a todos, quiero compartir con todos mi experiencia con la manga gástrica. Me he operado hace 6 meses, y he perdido ya casi la mitad del peso que me sobraba. Tengo que decir que tenía muchísimo miedo por si la operación no iba bien, tengo una niña de 12 años y la cabeza de uno siempre está pensando cosas raras. El caso, es que precisamente mi hija y mi mujer me convencieron para buscar una solución porque ya los kilos me afectaban en toda mi vida, en el trabajo, en casa, no dormía bien, mis analíticas daban mal y soy joven como para estar así. Preguntamos a varios conocidos que se habían puesto balones o se habían hecho mangas y nos dieron el contacto de este médico y la verdad es que nosotros estamos encantados; sobre todo yo jejejeje. Al principio la dieta es un poco mas estricta para que el estómago se acostumbre pero con el tiempo yo estoy comiendo de todo sólo que ya no me cabe la misma cantidad que antes, así que estoy super feliz.

Hoy hace seis meses que me operé y estoy muy feliz; el post operatorio fue súper liviano, no me molestó apenas y los cuidados fueron muy sencillos. Enseguida noté cómo iba perdiendo peso de manera rápida, sin pasar hambre y la verdad es que me siento muy bien, será porque ya no cargo con tantísimos kilos sobre mi :-). Todavía estoy en proceso de pérdida y sé que me queda mucho peeeeero la verdad es que estoy muy motivado. El doctor David se ha portado muy bien conmigo y ha estado pendiente de todas las dudas que he ido teniendo. Todo de 10!

Hace algo menos de dos años que el Dr. Molina me operó; me hizo una manga gástrica porque era el tratamiento que mejor se ajustaba a mi; tenía un sobrepeso de unos 80 kilos mas o menos. Mi primer embarazo y el segundo de gemelos me dejó con un peso que no me podía quitar por muchas dietas y deporte que hiciera; además es que ya comía con ansiedad, cuanto más triste me sentía por el peso, mas comía y cuanto más comía, más triste estaba, así que en ese sentido no sólo la operación me ayudó si no que el equipo de nutricionistas y psicólogos de Obesis me ayudó un montón. Mi vida ha cambiado muchísimo, ya no me axfisio al correr, puedo jugar con mis hijas sin cansarme, y hasta el hecho de atarme los cordones es algo estupendo; antes, todo esto era un sufrimiento, para mí y para mi familia. Así que yo sólo puedo dar las gracias por todo, mi experiencia ha sido estupenda y se lo recomiendo a todo el mundo.

Había hecho todas las dietas del mundo, perdía peso y al tiempo ganaba el doble, tenía ansiedad con la comida. Soy joven, tengo 27 años y cuando decidí operarme tenía 25, había llegado a mi límite, y decidí ponerme en manos del Dr. Molina. Estas cosas al principio dan miedo y tienes muchas dudas, pero tanto él como su equipo estuvieron conmigo y con mi familia en todo el proceso, así que los nervios fueron menos. Sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes, he perdido todo el peso que me sobraba y he pasado a tener un peso normal para mi edad y estatura, ahora estoy sobretodo sana y además me siento bien conmigo misma.

Desde que tenía 16 años, sufrí hipotiroidismo, causante de que aumentara 40 kilos en dos años. A día de hoy la controlo bastante bien gracias al tratamiento de la T3. Pero aún conservaba el peso. Tarde 3 años decidiendo que hacer con mi peso, y tras varias consultas con diferentes doctores, me decidí por los el equipo de Clínicas Diego se León. El doctor Polanco junto a Stefania, me convencieron en hacerme la manga gástrica a pesar de sus riesgos. Han pasado ya 4 meses y he perdido 20 kilos. Y estoy muy orgullosa de ello, sinceramente al principio tenía miedo de hacerme dicha operación, pero a día de hoy estoy muy orgullosa de habérmelo hecho. Además eterno agradecimiento al equipo de Diego de León.

Ahora que me lo he hecho, he perdido 20 kilos en mes y medio, soy consciente por primera vez de escuchar mi cuerpo y comer para alimentarse y no para saciar y reventar. Realmente se necesita voluntad, pero a medida que vas adquiriendo hábitos alimenticios y perdiendo peso, te sientes con ánimos de continuar. Recomiendo al doctor Pagan, excelente en su campo.

la manga gastrica me ha ayudado a llevar una vida mejor,ahora puedo jugar con mi pequeño al parque antes tenia tantos dolores en los pies y estaba tan cansada que casi no podia hacer nada ,ahora puedo mirarme al espejo y tomarme fotos,llevar tacones,la experiencia ha sido muy positiva para mi y aunque todavia voy a mitad de camino estoy muy contenta