Dra Natalia Upegui Medicina Estética

(1) 100 % lo recomiendan
San Lorenzo de El Escorial
La Dra Natalia Upegui ofrece tratamientos faciales y corporales de vanguardia, con un sentido estético de una profesional que busca que los pacientes sean felices, que se reafirmen consigo mismos, que se disfruten y se gusten más, que saquen provecho a su edad, su herencia y sus circunstancias. La Dra Natalia Upegui busca ofrecer cercanía, buen gusto y mucho cariño. Realiza tratamientos de última generación, asesoría en pro de... (operación nasal San Lorenzo de El Escorial)

Centros cerca de San Lorenzo de El Escorial

Últimas fotos

Historias destacadas

Hola a todos!!! Hoy hace 13 días de mi rinoseptoplastia, tras el diagnóstico de mi otorrino de la Seguridad social de laringitis atrófica por respirar por la boca al tener el tabique desviado ya me plantee en serio operarme. Por casualidad encontré a Nancy Miranda yo buscaba una otorrino que fuera cirujano plástico y me la recomendó una amiga de mi cuñada, solo bastó ver su resultado y hablar con Nancy en Clínicas Diego de León y me decidí inmediatamente sin ver más casos. El trato ha sido estupendo, la operación indolora, todavía tengo dos moratones pequeñitos en las mejillas pero hoy tras quitarme los puntos y las tiritas solo puedo compartir con vosotros mi felicidad. Si lo sé lo hago antes, animaros que solo es molesto por el entaponamiento de unos días, pero merece la pena y buscar siempre a un buen profesional, Nancy lleva más de 20 años en la profesión y yo estoy encantada de haberla encontrado por casualidad, os dejo mis fotos para que veais el resultado a los 13 días, la punta la proyecta mas porque a los 6 meses baja de 1 a 2mm, yo estoy ya encantada, un saludo a tod@s.

Tenía bastante complejo con la nariz, odiaba sacarme fotos porque no me gustaba nada como salía mi nariz de grande y gorda, sobre todo cuando sonreía y se me arrugaba la nariz, así que nunca salía sonriendo en las fotos. Me daba muchísimo miedo el posoperatorio, por todo lo que había leído y oído; estaba muerta de miedo. Finalmente, el posoperatorio fue genial, no pase nada de dolor ni de molestias, aunque lo más incómodo fue tener que dormir boca arriba y quieta como un vampiro jaja. Lo mas difícil fue decidir operarme... Fui dandole vueltas desde los 16 años... Y no acabé de decidirme hasta los 23. Lo mejor de todo fue el resultado; desde luego, estoy encantadísima. También debo decir que todo el personal de la clinica se portó muy muy bien, me ayudaron en todo, me trataron genial y siempre les estaré agradecida a todos, sobre todo al cirujano por el genial trabajo que hizo, que consiguio cambiarme la actitud.