¿Cómo es la operación de reducción de pezones?

¿Cómo es la operación de reducción de pezones?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 2 nov 2017 · Actualización: 9 sep 2021

Si echamos un vistazo a nuestro alrededor podemos darnos cuenta fácilmente de que las modas van cambiando con el paso del tiempo, y no nos referimos únicamente a la ropa. También se producen cambios en las modas estéticas a media que el canon de belleza establecido para hombres y mujeres va variando. Esto implica que de un año para otro cambian el tipo de operaciones que más se demandan a los cirujanos estéticos.

Hace unos años, entre los tratamientos estéticos, lo que más se solicitaba era el aumento de labios, de ahí se paso a la "fiebre" por la toxina botulínica, y luego, por los traseros grandes al más puro estilo del clan Kardashian.

Estas modas o tendencias cambian con el tiempo, y ya tenemos aquí la nueva tendencia, la cirugía de pezones para reducir su tamaño. Esta moda ha calado muy fuerte en Gran Bretaña, la demanda de este tipo de intervenciones ha crecido de forma considerable en los últimos meses. En España, sin embargo, por el momento, no llama demasiado la atención; aquí la operación más solicitada por mujeres de 18 a 40 años sigue siendo el aumento de pecho.

No obstante, también se han notado cambios en los últimos tiempos, y ahora las pacientes ya no piden implantes tan grandes, sino que apuestan por un tamaño que sea más armónico con el resto del cuerpo. De esta forma, el pecho no se convierte en el centro de atención del cuerpo de la mujer, sino que contribuye a su belleza a todos los niveles.

La "estrella" de este año

reduccion-pezones.jpg

La entidad Plastic Surgery Group, una organización de cirujanos de Gran Bretaña, ha llevado a cabo un estudio que ha determinado que la operación para la reducción del tamaño de los pezones va a ser la estrella de este año, teniendo en cuenta cuánto ha crecido la demanda de estas intervenciones, hasta un 30%.

Este estudio, elaborado a través de encuestas a 131 personas, determina que los pezones que ocupan más de un 50% de la mama se consideran demasiado grandes y que los pezones más pequeños son percibidos como más atractivos.

De ahí que se espere que la demanda de operaciones para reducir el tamaño de las areolas siga en aumento durante una temporada.

¿Cómo es la cirugía de reducción de pezones?

En realidad, esta operación es muy sencilla. Se trata de una cirugía menor que se realiza a nivel ambulatorio y con anestesia local. La duración de la intervención suele ser de entre 30 y 45 minutos.

En este caso, consiste en reducir el tamaño de la aerola mamaria, retirando una capa delgada de piel con mayor pigmentación y cosiendo a continuación con un hilo prácticamente invisible para que las cicatrices sean lo más pequeñas posibles.

Antes y después de la operación

Al implicar un cambio estético, es importante que el paciente estudie, con el asesoramiento del cirujano, el diseño del pezón junto con la mama para que el resultado sea lo más armonioso y satisfactorio posible.

Es una operación ambulatoria, y por eso el paciente se puede ir a su casa el mismo día de la intervención, pudiendo retomar sus actividades normales una vez transcurridas 24 horas desde el paso por el quirófano.

Durante los primeros días habrá que evitar los esfuerzos físicos, pero pasados 10 o 15 días ya se puede empezar a hacer deporte.

¿Tiene efectos secundarios?

La cirugía de pezones para reducir su tamaño se considera una intervención segura y no impide que la mujer pueda dar de mamar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que siempre existe el riesgo de que se produzcan daños en los conductos galactóforos, que son los responsables de la lactancia. Un problema en ellos podría ser causa de que la mujer no pudiera dar el pecho.

También hay que valorar que siempre se que hace una intervención existe el riesgo de que queden cicatrices. Los hilos usados para suturar son muy pequeños y casi no dejan marcas, pero cualquier problema surgido durante el período de curación de la herida puede hacer que al final queden más cicatrices de las esperadas.

Por último, hay que tener en cuenta que los pezones son una zona muy sensible y erógena. La intervención puede llegar a alterar la sensibilidad en esa parte del pecho.

¿Cuál es el perfil del paciente que se somete a esta intervención?

shutterstock-536701717.jpg

La reducción de la areola es una operación que se puede llevar a cabo tanto en hombres como en mujeres.

En los hombres, lo común es que esta intervención se haga para complementar una cirugía en la que se ha hecho una reducción del tamaño de las mamas para corregir una ginecomastia. Así se consigue que todo el pecho tenga una forma más armónica.

En el caso de las mujeres, la operación se puede hacer de forma independiente, o bien como complemento de otras operaciones relacionadas con el tamaño del busto, ya sea para aumentarlo, para elevarlo o para reducirlo.

¿Es una operación recomendada?

Los expertos en medicina estética siempre abogan por realizar aquellas intervenciones que sí se consideran necesarias, y normalmente no recomiendan a sus pacientes aquellos cambios que están inspirados por el afán de seguir una moda determinada.

Ya hemos visto que incluso las modas estéticas cambian con el paso del tiempo, y hay cosas que no tienen solución. Si alguien decide ahora que quiere reducir el tamaño de sus pezones para ir a la moda y dentro de unos años lo que se estila son los pezones grandes, tendrá problemas para conseguir ese nuevo cambio físico.

↪️ Relacionado: Pezones invertidos y lactancia, cuándo es un problema

En este caso concreto, y siendo los pezones una zona tan delicada, los cirujanos estéticos no recomiendan esta operación, salvo en aquellos casos en los que sea verdaderamente necesario. Es decir, cuando hay problemas de pezones invertidos o cuando es necesaria una reconstrucción tras haber padecido un tumor mamario.

Es decir, que aunque se trate de una operación bastante sencilla y ambulatoria, debido a la especial sensibilidad de esta zona y a su implicación en la lactancia, los especialistas la desaconsejan, a excepción de aquellos casos en los que la reducción de la areola esté debidamente justificada.

↪️ ¿Te vas a realizar esta intervención? ¿Tienes alguna duda sobre el procedimiento? Soluciona todos tus miedos y preocupaciones aquí

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.