“El aumento de glúteos con implantes tiene mayor fiabilidad y predictibilidad”

“El aumento de glúteos con implantes tiene mayor fiabilidad y predictibilidad”
Centro médico especializado en cirugía y medicina estética. Cuenta con un equipo médico multidisciplinar integrado por especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, Nutrición y Medicina Intensiva.
Creación: 10 dic 2020 · Actualización: 10 dic 2020

El Dr. Antonio Mena Molina es especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Actualmente, dirige Contour Clinic y a su equipo equipo médico multidisciplinar. Una de las cirugías que más han demandado sus pacientes durante este año ha sido la gluteoplastia o cirugía para aumentar los glúteos.

Dr. Antonio Mena Molina
Dr. Antonio Mena Molina

Para empezar Dr. Mena, ¿qué es la gluteoplastia?

La gluteoplastia de aumento es una operación quirúrgica destinada a aumentar el tamaño de los glúteos, por una serie de motivos:

  • Para mejorar el contorno corporal de la mujer, la cual por razones personales considera demasiado pequeño el tamaño de sus glúteos.
  • Para corregir una pérdida en el volumen de los glúteos después de cambios importantes de peso.
  • Para equilibrar el tamaño de los glúteos, cuando existe una diferencia significativa entre ellos.
  • Como técnica reconstructiva en determinadas situaciones, como deformidades de las nalgas causadas por intervenciones previas como drenajes de abscesos, atrofias musculares o complicaciones de inyecciones intramusculares.

¿Qué técnica es la mejor para aumentar los glúteos? ¿Por qué?

Existen varias técnicas para aumentar los glúteos, siendo las más empleadas:

  • La colocación de prótesis de glúteos de gel de silicona.
  • La transferencia de grasa de otras zonas corporales a la región de las nalgas (Lipotransferencia o Lipofilling).

La mayor fiabilidad y predictibilidad de resultados junto al menor índice de complicaciones que tiene la técnica del aumento de glúteos mediante colocación de implantes de gel de silicona frente a la lipotransferencia hace que optemos como mejor método y, por tanto, como procedimiento de elección para efectuar el aumento de nalgas a la colocación de prótesis de glúteos.

La técnica de la lipotransferencia tiene mayor índice de complicaciones y mayor gravedad de las mismas. Entre estas cabe citar la asimetría de nalgas por reabsorción parcial de la grasa; la presencia de zonas de mayor dureza al tacto junto a otras de un tacto más natural por la necrosis y calcificación irregular de la grasa injertada. Estas complicaciones obligarán para su corrección a la realización de nuevas intervenciones quirúrgicas. Junto a esto, la probabilidad muy baja, pero muy seria de desarrollar una complicación muy grave como el tromboembolismo pulmonar graso (1 de cada 3.000 pacientes sometidos a lipotransferencia de glúteos desarrolla un tromboembolismo graso), hace que no seamos partidarios y, por tanto, no realicemos el aumento de glúteos mediante lipotransferencia grasa.

¿Cómo se realiza?

La intervención puede realizarse bajo anestesia general o epidural dependiendo de las características del paciente. La intervención dura aproximadamente dos horas y consiste en la introducción de unas prótesis glúteas debajo (submuscular) o dentro (intramuscular) del musculo glúteo mayor, a través de una incisión vertical de unos cinco centímetros en el pliegue interglúteo.

El paciente deberá permanecer hospitalizado veinticuatro horas para control del postoperatorio inmediato.

¿Cómo es una cita con usted antes de una operación de glúteos? ¿Qué aspectos se deben hablar/ver?

En la primera consulta valoraremos que el estado general de salud del paciente sea óptimo para evitar que surjan posibles complicaciones en la operación. Esta valoración general del paciente se completará con la realización de un estudio preoperatorio que incluye una analítica completa y un estudio cardiológico y pulmonar (radiografías de tórax y electrocardiograma).

En la exploración de los glúteos del paciente habrá que prestar especial atención a la forma y el tamaño de los glúteos previas a la cirugía ya que pueden influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Será muy importante comprobar la altura y la anchura de las nalgas pues de estas dependerá el tipo de prótesis que empleemos. Así, en pacientes con nalgas anchas y cortas (“culo corto”) emplearemos prótesis de forma redonda, mientras que en pacientes con glúteos largos y planos (“culo largo”) emplearemos prótesis ovaladas.

En este momento valoraremos también si el aumento de glúteos puede verse favorecido por la realización simultánea de una liposucción de zonas cercanas como los flancos, trocánteres y/o adductores.

Es importante también valorar las expectativas y deseos de la paciente.

Antes y después aumento de glúteos
Antes y después aumento de glúteos con prótesis

¿Pueden quedar estrías en la piel al aumentar los glúteos?

Siempre que respetemos las mediciones previas efectuadas en la paciente y utilicemos las prótesis adecuadas no aparecerán estrías en la piel tras la colocación de los implantes de glúteos.

¿La celulitis se elimina o mejora tras un aumento de glúteos?

Los pequeños hoyos, que en ocasiones se presentan en las nalgas pueden mejorar algo, al mejorar la tensión de la piel al colocar los implantes.

También, como dijimos antes, si en la exploración observamos acúmulos grasos localizados (lipodistrofia) podemos liposuccionarlos, resaltando aún más el resultado del aumento de glúteos.

¿Quedan naturales las prótesis de glúteos?

En el postoperatorio inmediato, al igual que con las prótesis de mamas, la región de las nalgas aparecerá hinchada y más dura, pero con el paso del tiempo irán ablandándose y deshinchándose hasta alcanzar una forma y tactos absolutamente naturales alrededor de los dos meses postintervención.

¿Las prótesis de glúteos se pueden encapsular como las de pecho?

Sí pueden encapsularse, pero su incidencia es mucho menor que la del encapsulamiento de las prótesis de mamas.

Aunque las complicaciones serias son muy raras, propia de este tipo de intervención serían las alteraciones de la sensibilidad, bien por exceso (hiperestesia) bien por defecto (hipoestesia), de alguna zona de los glúteos.

¿Qué tamaño de prótesis suele ser el más utilizado?

El tamaño de las prótesis será el adecuado a las medidas de las nalgas de la paciente, así como a unas expectativas realistas. En cualquier caso, no existe tanta disparidad de tamaño entre las prótesis de glúteos utilizadas como ocurre en las prótesis de mamas. Siendo muy raro el empleo de prótesis de glúteos mayores de 300 a 325 centímetros cúbicos.

¿Qué tipo de prótesis pueden ponerse en los glúteos? ¿Qué resultados se van a conseguir con cada una?

Atendiendo a su forma las prótesis de glúteos pueden ser:

  • Redondas.
  • Ovaladas.
Tipos de prótesis de glúteos
Tipos de prótesis de glúteos

Como dijimos las redondas están especialmente indicadas en pacientes con glúteos anchos y cortos (“culos cortos”) y las ovaladas se emplean en pacientes con nalgas largas y planas (“culos largos”).

En cualquier caso, los resultados no van a depender del tipo de prótesis empleada, sino de la adecuación de las mismas a las condiciones físicas de la paciente, lo que nos permitirá siempre obtener unos resultados absolutamente naturales.

¿Qué le diría a alguien que crea que las prótesis de glúteos al estar en constante presión pueden reventarse?

La silicona de las prótesis de glúteos tiene una mayor consistencia, cohesividad, y por tanto una mayor resistencia que la de las prótesis de mamas por la gran potencia del grupo muscular de los glúteos. Por otro lado, el implante se coloca a una altura por encima de una línea paralela al músculo piriforme, de manera que al sentarse el paciente su peso no descansa nunca sobre la prótesis.

Todo esto hace que la rotura de los implantes glúteos sea muy rara. Eventualmente, pueden romperse en caso de accidente grave, debido a un golpe muy fuerte.

Antes y después aumento de glúteos
Antes y después aumento de glúteos con prótesis

¿Cuándo se retiran los puntos? ¿Se van a notar las cicatrices?

Los puntos se retiran alrededor de los diez días tras la intervención. La cicatriz es única, vertical, en la línea media, en el pliegue interglúteo, de unos cinco centímetros de longitud y comienza aproximadamente a un centímetro por encima del ano, con lo que es prácticamente invisible.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.