El pasado mes de diciembre fui a preguntar a la Clínica de Elena Jiménez sobre esta operación. Te explica en que consiste. Salí de alli con cita para operarme dentro de una semana. Te mandan hacerte una analítica y un electro. Además de comprar la medicación para el post operatorio y una crema para las curas. De la operación no te enteras. Me operó la doctora Carmen Pinilla y un enfermero. Te dan conversacion durante la hora y media que dura. Muy amables pero sobre todo MUY PROfESIONALES. Te vas a casa con una banda que tapa las orejas y parte de la frente. Al cabo de dos o tres horas te empieza a doler poco a poco. Esa noche es horrible, dormí una hora. Tenía un dolor de cabeza fortísimo. Por la mañana te molesta pero ya no es ese dolor. Me llamo el enfermero para ver que tal había pasado la noche. Y me mandó quitarme el vendaje. A partir de ahí tienes que echarte una crema en la cicatriz con un bastoncito de las orejas y para dormir utilizar una diadema de estas de las niñas para dormir, para no doblar las orejas. Los primeros quince dias duermes mál y te tiran algo los puntos, pero es una pequeña molestia. Muy llevadero. Eso si, hay que tener cuidado de no darte golpes tontos por que duele mucho. De mi entorno no se ha dado cuenta nadie. Al principio las orejas quedan muy pegadas y las ves horribles, muy inflamadas pero a los diez días ya se nota mucho el cambio. Ahora mismo hace 20 días más o menos de la operación y están geniales. Escribo aqui por que me sirvio de mucho leer a otras personas que se habian operado. Os animo a todos a hacerla. Lo llegó a saber y me la hago hace años!!

Acomplejada de mis orejas desde la infancia, después de mucho buscar he dado con el cirujano que me ha entendido. Sin lugar a dudas, lo que cabe destacar del Dr. Vernetta es su empatía, su capacidad de escucha y su trato, tanto en la consulta como en quirófano. Durante todo el proceso me he sentido acompañada física y emocionalmente. Para ver el resultado real aún tendré que esperar porque me operé hace tan solo 4 días pero lo que he visto de momento me ha dejado felizmente sorprendida. Volveré a escribir de aquí un mes que será cuando tendré más relación con mis nuevas orejas.

Desde que era pequeña tenía complejo de mis orejas, diariamente intentando que el pelo las cubriera, odiando llevar el pelo recogido porque me veía horrible. Al final conseguí operarme gracias a que pude financiar la otoplastia en Leclinics. Me operó la doctora Rosón. Estoy contentísima, es que de verdad os digo que yo me veo otra y me puedo recoger el pelo sin verme fea :). La experiencia fenomenal y en leclinics me sentí cómoda, son muy profesionales y me transmitieron en todo momento confianza que era lo que yo necesitaba.

Desde pequeña he querido lo que pasa es que si prioridad al pecho porque con el pelo suelto más medio tapaba, digo esto porque acababan saliendo por el pelo, al ser pequeñas se disimulaba.. Una vez realizado el tratamiento tengo que decir que al tratarse de una operación con anestesia local es un poco más desagradable ya que obviamente estás consciente, por lo demás un poco doloroso los primeros días pero no es algo que te impida hacer tu vida con normalidad, estoy muy contenta y me hago unas coletas muy chulis lo recomiendo 100% también.

Hace unos días me operé de otoplastia y al retirar la venda están desiguales en cuanto a forma y a la distancia de la cabeza, no se si con el tiempo quedaran simétricas cuando baje la inflamación y me quiten los puntos, alguien que le haya pasado lo mismo? Gracias

No tueve miedo ninguno todo lo contrario me opere de las orejas y me gustaría volver a operarme desde que tenga dinero el.pecho y lipoescultura

Desde muy pequeña siempre tuve lo que se llama [orejas de soplillo](/otoplastia), o como a mi me decían en el colegio "orejas de dumbo". Siempre tuve mucho complejo, y como toda mi família tiene el gen de las orejas salidas, decidí hablar con mis padres para poder operarme (a los 14 años). Hoy por hoy tengo 20 años, y no puedo ser más feliz cuando, con el calor chorreante del verano, puedo recogerme el pelo sin dudarlo, sin sentir que lo único que se ve en mi cara son mis orejas. La fisonomía de la cara me ha cambiado por completo y, además, ha cambiado mi autoestima.

Me he realizado una otoplastia. Fue lo mejor que me hize quede contentisima con los resultados, a pesar de que lo mas difícil fue el dolor posoperatorio y lo mejor el resultado por supuesto. A pesar del dolor que pase volvería a hacérmelo sin pensarlo