"La rinoplastia no suele doler en el postoperatorio"

"La rinoplastia no suele doler en el postoperatorio"
Con especialidad en la cirugía estética y funcional de la nariz, la cirugía ortognática y la rehabilitación dental con implantes
Creación: 4 jun 2021 · Actualización: 13 oct 2021

El Dr. Javier Arias Gallo es Licenciado en Medicina y Cirugía, Doctor en Medicina y Cirugía y Especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial. Cuenta con más de veinte años de experiencia desarrollando las técnicas más novedosas que han revolucionado la medicina en esta área. A continuación nos habla del postoperatorio de una de las cirugías más solicitadas: la rinoplastia.

¿Cómo sale el paciente de la clínica tras la rinoplastia? 

El paciente sale del quirófano con una escayola en la nariz. Prefiero la escayola a las férulas metálicas, porque se adapta mejor. Damos de alta al paciente a última hora de la tarde el mismo día de la intervención. No es necesario poner taponamiento nasal salvo en casos excepcionales. De esta manera el paciente está mucho más cómodo. Sí ponemos una gasa con un esparadrapo en el labio superior, que llamamos bigotera. Esta gasa recoge algunas gotas de sangre que pueden salir de los orificios nasales las primeras 24 horas, momento en el cual se retira.

¿Qué síntomas son normales durante el postoperatorio y cuándo deberíamos acudir al médico?

Siempre hay un cierto grado de congestión nasal en el postoperatorio, sobre todo cuando ha habido que tratar los cornetes o el tabique nasal simultáneamente a la cirugía estética de la nariz. De hecho, justo al salir del quirófano el paciente suele respirar muy bien debido al efecto residual de la medicación que se usa durante la cirugía. En unas horas ese efecto descongestionante desaparece, y es normal la congestión nasal de una o las dos fosas nasales. En las primeras 48 horas se produce el aumento de la inflamación, sobre todo en párpados y labio superior. A partir del tercer día la inflamación se va reduciendo. Aunque con las técnicas modernas de rinoplastia ultrasónica la inflamación es mucho menor que hace años, siempre hay que esperar un cierto grado de edema alrededor de la nariz. El edema puede ir acompañado de un cierto grado de hematoma, por lo que puede haber zonas de la piel amoratadas. Esos hematomas pueden deslizarse hacia el labio, y por eso la mucosa del labio superior también puede tomar un color violáceo. En las primeras 48 horas puede haber una cierta sensación de fiebre, que es una reacción normal del cuerpo ante la cirugía, y que no indica la presencia de infección. La rinoplastia no suele doler en el postoperatorio o, por lo menos, las molestias se controlan perfectamente con analgésicos habituales. Pasadas las primeras 24 horas no suele haber sangrado nasal, aunque entra dentro de lo normal que haya un mínimo goteo intermitente por las fosas nasales. En esos casos, el paciente puede mantener la bigotera algún día más. La primera revisión de la rinoplastia se lleva a cabo a la semana de la intervención. En casos complejos, con mucha cirugía reconstructiva del tabique nasal, puede ser recomendable adelantar la revisión unos días. Es poco frecuente que el paciente necesite acudir al cirujano anticipadamente. Sólo si el dolor va en aumento a partir del tercer o cuarto día, y por supuesto en caso de sangrado importante es necesario adelantar la cita.

¿Cuánto tiempo se recomienda hacer reposo en casa? 

No se necesario hacer reposo en casa. Desde el primer día el paciente puede salir a pasear si le apetece. Sin embargo, no es recomendable agachar la cabeza ni hacer esfuerzos durante la primera semana.

¿Cómo deben dormir los pacientes tras la operación? 

Durante los tres o cuatro primeros días el paciente debe dormir con dos o tres almohadas, para que la cabeza esté por encima del corazón y el drenaje venoso y linfático sea más rápido. Siempre les recomiendo que se pongan una almohada de viaje en el cuello, que hace que la nariz no se apoye en la almohada. De esta manera, el paciente puede dormir más despreocupado. Muchos pacientes utilizan la almohada de viaje durante las dos primeras semanas, porque se encuentran más seguros con ella.

¿Cuándo se puede volver al trabajo aproximadamente? ¿Y volver a realizar deporte? 

A partir del tercer o cuarto día, cuando la inflamación va reduciéndose, ya el paciente podría reincorporarse a un trabajo sedentario. En los trabajos cara al público hay que considerar que habrá una escayola en la nariz y cierto grado de edema en los párpados la primera semana. Yo recomiendo no hacer deporte las primeras tres semanas. A partir de entonces se puede incorporar progresivamente un ejercicio aeróbico sin impacto, como la bicicleta elíptica o estática, luego se puede salir a correr por la calle. Finalmente, a los dos meses de la cirugía se puede volver, también progresivamente, a los deportes de contacto.

Dr. Javier Arias Gallo
Dr. Javier Arias Gallo

¿Suele ser el postoperatorio lo que más suele preocuparles a sus pacientes antes de la intervención? ¿Por qué?

El postoperatorio tiene una cierta parafernalia, con su escayola, sus tiritas, su goteo intermitente de sangre y su inflamación. Sin embargo, yo tengo la sensación de que los pacientes generalmente se preocupan más por su resultado final, y están más que dispuestos a pasar por las incomodidades del proceso. En este sentido, las planificaciones quirúrgicas, que incluyen fotos retocadas para que el paciente se haga una idea de lo que se puede conseguir, y últimamente, reconstrucciones completas de la planificación quirúrgica, ayudan mucho a que el paciente se haga una idea concreta de lo que puede esperar.

¿Por qué tiene fama de doloroso el postoperatorio de la rinoplastia? ¿Qué es realmente lo que suelen sentir los pacientes?

Es muy curioso que la rinoplastia se considere una cirugía dolorosa. Yo creo que esta idea, equivocada, tiene su origen en la época en que la rinoplastia era una cirugía más traumática, en la que se usaban escoplos, martillos, y taponamientos nasales agresivos. Actualmente las molestias de la cirugía de la nariz se controlan perfectamente con analgésicos normales y corrientes. Desde luego puede haber pacientes que duden si operarse por este motivo. Sin embargo, para mí esta leyenda tiene el beneficio secundario de que cuando mis pacientes comprueban que no tienen dolor, piensan que es todo gracias a mi habilidad como cirujano. No suelo sacarles de su error...

¿En qué momento va a ver el paciente su nueva nariz? 

Nada más retirar la escayola y los puntos la nariz tiene un 70% de su aspecto definitivo. Queda siempre un poquito de inflamación, sutil, que va desapareciendo en unas semanas. A los tres meses de la intervención el resultado es prácticamente definitivo, aunque un ojo entrenado puede ver aún cambios mínimos durante todo el primer año tras la cirugía.

¿Cuándo se suelen retirar los tapones? ¿A partir de este momento ya se podrá volver a respirar por la nariz?

Yo no pongo tapones en la nariz prácticamente nunca. Sólo en algunos casos de rinoplastias secundarias, y en las que ha habido una cirugía muy complicad del tabique nasal puede ser necesario algún tipo de taponamiento nasal, que se retiraría tras 48 horas.

En el caso de llevar suturas, ¿cuándo se retiran? ¿Es doloroso? 

Las suturas se quitan a los 6-8 días de la intervención. Se trata de puntos que están en la piel de la nariz, y no duele quitarlos.

Si aparecen moratones, ¿se pueden disimular con maquillaje o es mejor no ponerse nada ni tocar la zona? 

Yo no recomiendo poner maquillaje en la piel durante la primera semana, porque la escayola ya es lo bastante llamativa como para que haya que ocultar los moratones. Al quitar la escayola sí tiene más sentido poner un maquillaje específico para moratones. Cuando el color del hematoma es violáceo hay que usar un color más amarillo, y cuando es algo más marrón, hay que usar un color más naranja.

Algunos cirujanos recomiendan la realización de drenajes linfáticos ¿Qué opina al respecto? ¿Ayudan a una recuperación más rápida? 

Los drenajes linfáticos aceleran la reducción del edema y la inflamación que siempre hay, en menor o mayor grado, tras la rinoplastia. Por otro lado, la posición de la cabeza, por encima del corazón, por sí misma favorece la eliminación del edema. Yo, por sistema, no mando drenajes linfáticos excepto en los pacientes que, por algún motivo laboral o de otro tipo, necesitan imperativamente una mejoría más rápida. Sin embargo, con la cirugía moderna con el uso del instrumental piezoeléctrico, el edema no es muy prominente, y la diferencia con o sin drenaje linfático no es grande.

Antes y después rinoplastia
Antes y después rinoplastia

¿Cuántas citas con el cirujano suelen ser necesarias tras la operación? ¿Qué se realiza/ve en estas visitas?

La primera revisión suele ser a la semana de la cirugía, para quitar la escayola y los puntos. Luego hago una revisión al mes, para comprobar que la cicatrización del interior de la nariz ha finalizado. En esa visita se ve el resultado estético final en un 90%. La última revisión es al año de la intervención. Se ve el resultado final y damos de alta al paciente.

¿Qué puede pasar si el paciente se da un golpe en la zona de la nariz tras la rinoplastia? 

Desde luego no me gustaría averiguarlo. En mi experiencia, y con las recomendaciones que le doy al paciente, nunca he tenido ningún problema de ese tipo en el postoperatorio. Pero, dado que los huesos se cortan para colocarlos en una nueva posición y los cartílagos se modelan y reposicionan, y golpe fuerte (un puñetazo, una caída de bicicleta, un raquetazo) podría comprometer el resultado final. El paciente en tal caso debería acudir lo antes posible a su cirujano para una revisión completa.

¿Cuándo se van a ver los resultados definitivos aproximadamente?

Como ya he indicado previamente, a los 3 meses el resultado es casi definitivo, pero incluso antes, en el primer mes, el aspecto general de la nariz está ya muy definido.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.