¿Qué hacer en caso de marcada asimetría mamaria?

¿Qué hacer en caso de marcada asimetría mamaria?
Pia Castillo
Pia Castillo
Periodista. Mi pasión es comunicar, dando a conocer información útil y veraz, que aporte a mejorar la calidad de vida de las personas.
Creación: 1 oct 2014 · Actualización: 19 feb 2020

El 95% de las mujeres tienen asimetría mamaria, es decir, un pecho más grande que el otro. En la mayoría de los casos es apenas perceptible y totalmente normal, puesto que el ser humano es asimétrico por naturaleza. Pese a ello, en ocasiones la diferencia de forma, tamaño o posición del pecho es más que evidente y son muchas mujeres las que deciden a pasar por el quirófano para corregir este desequilibrio.

¿Qué es la asimetría mamaria?

La simetría en el cuerpo humano no existe. Esto quiere decir que siempre habrá diferencias, aunque sean imperceptibles. Uno de las zonas de cuerpo en las que más se podrá notar una diferencia es en la zona de las mamas, ya que la mayoría de las mujeres presenta alguna asimetría. Y es que no solamente pueden presentar distintos tamaños, sino también distinta forma del pezón o la mama y también pueden estar ubicadas a diferente altura.

A pesar de que no significa un gran problema para la salud para la mujer y sólo resulta muy evidente en el 15% de los casos, la solución más segura y eficaz es realizarse una cirugía.

Asimetría mamaria
Hay diversos factores que inciden en la asimetría mamaria, la más común es la genética

¿Cuáles son los factores que inciden en una asimetría mamaria?

Varios son los factores que pueden desencadenar en una asimetría o, como se llama en el ámbito médico, anisomastia, aunque lo más común suele ser un desarrollo desigual de las mamas durante la pubertad. Problemas de espalda o en la columna vertebral también pueden contribuir a esta situación, además de otras circunstancias como la lactancia, menopausia, quemaduras o infecciones mamarias. El 15% de las mujeres tienen una asimetría importante y esto les suele generar problemas psicológicos, sexuales e, incluso, sociales debido a la inseguridad que les causa esta asimetría.

🔎Artículo relacionado: Cuando retirar los implantes mamarios es un alivio

3 tipos de asimetría mamaria:

Existen diversos tipos de asimetría mamaria que es importante conocer para poder diferenciarlas:

  • Anisomástia: es el caso más grave de asimetría ya que se puede observar a simple vista la diferencia de tamaño y forma de las mamas.
  • Anisotelia: Es cuando existen diferencias entre el pezón y la areola.
  • Combinada: Este tipo de asimetría es una combinación entre la del tipo Anisomástia y la Anisotelia.

¿Cómo elijo a mi cirujano plástico?

Este es uno de los puntos más importantes, ya que la elección de un buen cirujano determinará el éxito en los resultados. En esa línea, es recomendable que la paciente pueda pedir varias opiniones y elija con quien se sienta más confiada y cómoda. Así mismo, es importante verificar que el especialista cuente con las certificaciones necesarias y esté reconocido por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE).

¿Cómo es la primera consulta?

Durante una primera consulta el médico le preguntará cuáles son las principales motivaciones que la llevan a tomar la decisión de corregir la asimetría. Recordemos que en la mayoría de los casos este problema supone problemas de seguridad y autoestima. Luego de ello, el especialista realizará una evaluación y propondrá un tipo de cirugía correctiva según sea el caso.

En este punto es importante que las expectativas de la paciente sean realistas. Antes de la cirugía el médico le pedirá varios exámenes pre operatorio y le pedirá a la paciente que suspenda medicamentos que puedan interferir con la correcta coagulación como la aspirina, ibuprofeno u otros. Así como también el dejar de fumar varios días antes de la intervención.

El día de la cirugía la paciente debe acudir al centro médico acompañada.

Asimetría mamaria
La Anisomástia es el caso más grave de asimetría y es donde se percibe mayor diferencia de tamaño y forma entre las mamas

¿Cómo se realiza la cirugía?

Dependiendo de cada caso, se elegirá un tipo de cirugía u otro. En los distintos casos médicos se pueden encontrar con la situación de que se quiera reducir el tamaño de una mama para poder lograr la simetría. En estos casos se pueden utilizar diversos tipos como la liposucción u otras técnicas como la resección de piel o para elevar el pezón y la areola.

También se puede dar el caso de querer aumentar el volumen de una mama para lograr la simetría, por lo que es recomendable en estos casos utilizar tejidos propios de la paciente o infiltrando grasa propia a través del lipofilling. También se puede aumentar utilizando colgajos locales o regionales.

Los implantes siempre son la última opción ya que se corre el riesgo que las mamas se desarrollen de manera diferente.

La operación que se realiza con anestesia local dura entre dos y tres horas y no suele suponer complicación alguna, más allá de los riesgos implícitos en cualquier intervención.

Durante la cirugía se toma como modelo el pecho que parezca más natural y se intenta igualar el otro ya sea través de aumento, reducción o elevación, en caso que el problema sea la posición. Son poco comunes los casos en los que se tenga que intervenir las dos mamas y sólo una desigualdad extrema llevará a los cirujanos a esta operación.

🔎Artículo relacionado: Tipos de cicatrices en un aumento de pecho

¿Hay complicaciones?

Las complicaciones son mínimas, y casi el 90% de las mujeres operadas están satisfechas o muy satisfechas con el resultado, según un estudio realizado por el servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Universitario de Santiago de Compostela. La apariencia final suele ser muy natural y no se necesita más cuidado que reposo los primeros días y controlar una correcta cicatrización.

La seguridad social, no suele tratar este tipo de casos a no ser que la asimetría sea excesiva y pueda ser un riesgo grave para la salud, tanto física como mentalmente. Para poder operarse en la sanidad pública, se debe ir al médico de cabecera y que éste autorice la derivación a un cirujano el cual tendrá la última palabra para aprobar la intervención. Después de estas primeras consultas, y si todo está correcto, se entrará en una lista de espera que puede tardar varios meses, e incluso años.

Si se prefiere una vía más rápida, la medicina privada ofrece cirugías el precio de las cuáles varía mucho dependiendo de si se incluyen prótesis, si sólo es reducción, si implica levantamiento, etcétera.

¿Tuviste asimetría mamaria y te la han corregido con una intervención? Te invitamos a compartir tu experiencia en nuestro foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.