Presoterapia y masajes drenantes para un embarazo ligero

Presoterapia y masajes drenantes para un embarazo ligero
Por Multiestetica.com
23 nov 2017

La gestación es una de las etapas más bonitas en la vida de la mujer, pero junto a la ilusión de esperar al nuevo miembro de la familia, aparecen molestias que se van agravando a medida que pasan los meses.

Aunque el cuerpo de la mujer está perfectamente preparado para un embarazo, lo cierto es que los cambios que se producen son tan fuertes que sobrellevarlos puede llegar a ser, en ocasiones, bastante complicado.

Hoy en día un embarazo ya no es motivo para que el cuerpo se estropee. Por eso las embarazadas tienen a su disposición, en la actualidad, un gran número de tratamientos no invasivos que les ayudan a verse y sentirse bien, y que mantienen su cuerpo en el mejor estado posible para que, una vez que nazca el bebé, la recuperación pueda ser sumamente rápida.

Mantener a raya los síntomas del embarazo

La aparición durante el embarazo de estrías, de celulitis, e incluso de hinzhachón, con la consiguiente retención de líquidos, es algo totalmente normal, pero no hay que resignarse a ello. Actualmente existen tratamientos que pueden conseguir reducir las molestias y hacer que las antiestéticas estrías y la celulitis se reduzcan lo mínimo posible.

Presoterapia para embarazadas

Esta técnica está basada en la compresión y descompresión, algo que se lleva a cabo con presión de aire a través de unos pantalones que están divididos en varias celdas. Lo que se consigue con la presoterapia es estimular la circulación, eliminando el exceso de líquido de las extremidades inferiores.

La presoterapia es una de las mejores técnicas que existen para reactivar la circulación y eliminar la retención de líquidos, algo que mejora de forma notable el estado de las embarazadas. Eso sí, hay que tener en cuenta que en mujeres en estado de gestación el tratamiento de presoterapia no se aplica completo, sino únicamente hasta la zona inguinal, evitando en todo caso la zona del abdomen para no causar ningún daño al feto.

↪️ Relacionado: Presoterapia, 10 cosas que debes saber

Drenaje linfático manual para embarazadas

shutterstock-511561183.jpg

En este tratamiento lo que se hace es realizar presiones suaves en aquellos puntos por los que pasa la linfa; con ello se estimula la eliminación de líquidos y se palia la sensación de piernas cansadas.

Se trata de un masaje indoloro que se encarga de llevar el líquido acumulado hacia las zonas linfáticas para su evaporación.

Combinación de ambos tratamientos

Los especialistas aconsejan que, en mujeres embarazadas, se combinen ambos tratamientos con el fin de disminuir los depósitos de grasa, las retenciones de líquidos y las molestias asociadas a este periodo biológico. Eso sí, no deben aplicarse hasta el segundo trimestre de la gestación.

Son tratamientos totalmente seguros tanto para el bebé como para la madre si son aplicados por profesionales, y consiguen que, al final de la sesión, la paciente se note mucho más ligera y con una mayor sensación de confort.

↪️ Relacionado: Combate la retención de líquidos con el drenaje linfático

Casos en los que los tratamientos no deben llevarse a cabo

La presoterapia y el drenaje linfático contribuyen a aliviar las molestias típicas del embarazo, pero no están indicados para todas las mujeres. Ya hemos visto antes que no se aconseja someterse a ellos durante el primer trimestre, pero, además, conviene tener en cuenta que este tipo de tratamientos no se pueden llevar a cabo en mujeres que tengan diabetes gestacional, que padezcan toxemia o preeclampsia, o bien que tengan presión sanguínea alta, hipertensión o problemas en los riñones o en la vejiga.

Tratamientos médico estéticos y embarazo

Los cambios hormonales en una mujer embarazada son fuertes. Por ello, es importante que se vean bien y se sientan a gusto consigo mismas. Los tratamientos medico-estéticos pueden ayudar a conseguir el aspecto buscado, pero hay que saber que durante la gestación hay algunos que están directamente prohibidos y otros que, aunque no está totalmente comprobado que puedan interferir con el embarazo, no son recomendables.

Por tanto, durante los nueves meses de embarazo hay que evitar someterse a tratamientos con infiltración de ácido hialurónico o realizarse la depilación láser. Además, en los embarazos de alto riesgo, lo más recomendable es que la mujer no se someta a ningún tipo de tratamiento estético.

En todo caso, también hay que tener cuidado con los cosméticos que se usan de forma habitual. Se pueden usar dichos cosméticos con precaución, pero hay que evitar la utilización de cremas despigmentantes, cremas no retinoides y lacas de uñas fabricadas fuera de la Unión Europea.

Estilo de vida sano, la mejor opción

No cabe duda de que la mejor opción que tienen las embarazada para verse y sentirse bien durante el embarazo, sin temor a causar ningún daño a su bebé, es llevar un estilo de vida sano. Esto no solo mejora la gestación, sino que además ayuda en la recuperación después del parto.

pilatesok.jpg

En materia de alimentación, hay que decantarse por productos sanos y evitar el consumo excesivo de fritos, grasas saturadas y dulces. Además, hay que hidratarse adecuadamente, prescindiendo de refrescos y apostando siempre por el agua.

El sueño es imprescindible para que el embarazo discurra con normalidad. A medida que la gestación avanza conciliar el sueño puede hacerse más difícil, pero lo recomendable es intentar dormir al menos 8 horas al día.

El deporte no puede faltar. En embarazadas que no han hecho ejercicio antes, basta con caminar de forma habitual, al ritmo que permita el cuerpo en cada momento. En mujeres deportistas, ciertas prácticas se pueden llevar a cabo incluso durante el embarazo, pero hay que consultarlo siempre antes con el especialista, ya que no todos los embarazos son iguales.

No hay que olvidar que la ropa también es importante. Escoger prendas holgadas ayuda a que la mujer se sienta más cómoda y favorece la circulación sanguínea, reduciendo la aparición de varices.

Para los momentos en los que las piernas se convierten en un auténtico suplicio, las duchas de agua fría con movimientos circulares ascendentes son el mejor remedio casero que se puede encontrar.

Llevar un estilo de vida sano y disfrutar del momento son opciones perfectas que tienen las gestantes para llevar el embarazo de la mejor forma posible.

↪️ ¿Estás embarazada? ¿Que té parecen estas recomendaciones? Cuéntanoslo en nuestro foro y comparte junto a otras futuras mamás esta etapa tan especial

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios