Los mejores tratamientos para afinar el rostro

Los mejores tratamientos para afinar el rostro
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 16 jun 2017 · Actualización: 16 jul 2019

Conseguir un rostro estilizado es posible gracias a la medicina estética. A través de distintos tratamientos se puede afinar el rostro de manera armónica y natural. ¿Quieres saber cuáles son los más efectivos?

Papada, mejillas rellenitas, exceso de grasa en la zona de la mandíbula… Hay personas que, a pesar de tener un cuerpo delgado o haber perdido peso, tienen una cara redonda que no resulta atractiva o que no guarda armonía con el resto de su cuerpo. Es entonces cuando debemos recurrir a la medicina estética. Mediante diversos métodos, algunos quirúrgicos y otros no, podremos afinar nuestro rostro, conseguir una piel más luminosa y firme y estilizar las facciones. Te contamos cuáles son los mejores tratamientos para remodelar el rostro y lucir una cara armonizada con el resto de nuestro cuerpo y, por tanto, una apariencia más joven.

Bichectomía

La bichectomía es una intervención destinada a retirar las bolas de Bichat, que son depósitos o bolsas de grasa que todos tenemos en las zonas de las mejillas. Son las que, según su tamaño, definen nuestra cara, la cual puede ser más redonda o más delgada. De este modo, si queremos afinar nuestro rostro y estilizar el contorno una buena solución puede ser la extracción de estos depósitos de grasa.

La intervención es muy sencilla: a través de dos pequeñas incisiones se extraen las bolsas de grasa. No quedan cicatrices visibles, pues las incisiones se realizan en el interior de la boca. La ventaja más destacada de este procedimiento es que consigue definir los pómulos y suavizar los rasgos faciales, lo que proporcionará una apariencia más joven y estilizada.

La extracción de las bolas de Bichat es una intervención quirúrgica muy sencilla. El paciente notará su rostro más definido al cabo de un mes o mes y medio, que es cuando se notan los resultados. Tras la operación y durante cinco días, tendrá que tomar antibióticos para prevenir infecciones, así como antiinflamatorios para bajar la hinchazón normal que se producirá con la intervención. También puede aparecer algún hematoma, que desaparecerá pasados unos días. En cualquier caso, ambos efectos secundarios son normales.

Con respecto al tema de la infección, debido al lugar donde se realizan las incisiones para la retirada de las bolsas de grasa, el cirujano aconsejará que, además de tomarse los antibióticos, el paciente cuide su higiene oral y evite consumir productos que favorezcan la proliferación de bacterias o puedan causar infección, como el tabaco.

La bichectomía es un tratamiento muy eficaz para afinar el rostro de manera rápida y efectiva. En algunos casos, puede combinarse esta intervención con otros tratamientos estéticos que también ayudan a tener un rostro más definido y delgado, tratamientos como el láser, la radiofrecuencia facial o la criolípólisis. Veamos en qué consisten cada uno de ellos.

↪️ Relacionado: Di adiós a las bolas de bichat y consigue un rostro más definido

shutterstock-557922523.jpg

Criolipólisis

Esta tecnología ocasiona la inflamación de la piel y estimula la producción de colágeno. Además, favorece la quema de grasa, por lo que es un tratamiento muy indicado para conseguir una cara más fina y estilizada.

Consiste en la aplicación de frío de manera controlada en el área que se desee afinar (pómulos, barbilla…). Es este frío el que destruye las células de grasa, que se expulsarán de manera natural por nuestro organismo.

Lo aconsejable en este caso es que se realizan entre cuatro y seis sesiones para obtener unos resultados naturales, que se aprecian al cabo de dos o tres meses.

Al no ser un tratamiento quirúrgico, está exento de los riesgos y posibles molestias ocasionadas por la cirugía, aunque ello no exime que el paciente pueda notar hormigueo o adormecimiento en la zona tratada. Son efectos normales que desaparecen por sí mismos en unos días, igual que los hematomas que puedan surgir.

La criolipólisis es un método muy seguro para la eliminación del exceso de grasa facial, que es la causante de que tengamos un rostro demasiado redondo o regordete. El frío que se aplica no afecta al resto de los tejidos, por lo que no hay riesgo de que el tratamiento afecte a otras zonas del rostro. A pesar de ello y de la seguridad de este método, no se recomienda en mujeres embarazadas o que se encuentren amamantando.

↪️ Relacionado:La criolipólisis, lipoescultura no quirúrgica de las adiposidades localizadas

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia facial es un tratamiento muy demandado en los últimos años, puesto que es seguro, indoloro y rápido.

A diferencia de la criolipólisis, la radiofrecuencia emplea el calor para eliminar el exceso de grasa de nuestra cara. También son necesarias cuatro o seis sesiones para apreciar los resultados, aunque en este caso son inmediatos, ya que, desde la primera sesión se pueden notar los primeros efectos del tratamiento. Lógicamente, conforme avancen las sesiones, el cambio será más evidente.

Como la criolipólisis, la radiofrecuencia también provoca la inflamación de la piel y, por tanto, la eliminación de grasa, pero en este caso se produce como consecuencia de la aplicación de calor sobre la dermis. Es un tratamiento indoloro, rápido y eficaz. Con el calor, aumenta la producción de colágeno y de fibroblastos; así, a la par que adelgaza nuestra cara tensa y estira la piel. Por ello, es un tratamiento muy solicitado para adelgazar el rostro y eliminar las arrugas y el exceso de piel de la cara, aspectos todos ellos que contribuyen a tener una apariencia más envejecida.

Tal y como hemos indicado, es un método seguro que está exento de riesgos y efectos secundarios, salvo la aparición de alguna rojez o hematoma que desaparecerá al cabo de unos días. Precisamente por ello, y por el uso del calor de este tratamiento, no está recomendado en personas con problemas faciales o que tengan tatuajes. Los médicos tampoco lo aconsejan si la mujer está embarazada o se encuentra dando el pecho. Y por supuesto, está completamente prohibido si se lleva marcapasos.

shutterstock-199931084.jpg

Láser

El tratamiento con láser, también conocido como lipoláser o laserlipólisis, permite eliminar el exceso de grasa facial en zonas como la papada, por lo que puede ser el complemento perfecto para otro tratamiento, como la bichectomía. Como en el caso de los otros métodos de remodelación facial comentados, a la par que se elimina la grasa se produce un estiramiento facial, por lo que la piel del rostro aparece tersa e hidratada mientras se desarrollan las sesiones.

La aplicación del calor del láser sobre la zona derrite las células de grasa, que se extraen por medio de una fina cánula de liposucción. El láser favorece también la producción de colágeno; por ello, el paciente nota como, mientras adelgaza, la piel aparece más tersa y estirada, sin arrugas.

Es un tratamiento carente de efectos secundarios, ya que no suelen aparecer hematomas ni inflamación cutánea, siempre que el tratamiento se haya aplicado por personal médico especializado.

La criolipólisis, la radiofrecuencia facial, la bichetomía y el láser son los métodos de remodelación facial perfectos para aquellas mujeres que desean adelgazar su rostro y lucir un aspecto más joven y tonificado.

↪️ ¿Estás interesada en algún método para afinar el rostro? Cuéntanos todos los detalles y soluciona tus dudas en nuestro foro de estética

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.