Cirugía de pezón ¿cuáles son los defectos más comunes?

Cirugía de pezón ¿cuáles son los defectos más comunes?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 22 oct 2014 · Actualización: 19 feb 2020

Muchas veces una operación de pezón es una intervención secundaria dentro de otra de mayor envergadura como el aumento, el levantamiento o la reducción de pecho. Pero por sí solo también puede ser un problema a solucionar con un procedimiento más simple.

Los pezones son parte importante de nuestra biología humana y suelen desempeñar un papel fundamental en nuestra autoestima y bienestar general. Cualquier tipo de imperfección, significa una gran molestia para los pacientes, tanto hombres como mujeres que se ven limitados tanto a nivel emocional como a nivel físico.

Cirugía del pezón
Existen diversos tratamientos para corregir algunas deformaciones del pezón, lo importante es informarse y elegir al especialista adecuado

Así mismo, no debemos olvidar que el pezón también cumple una función biológica como es la de amamantar, pero ésta difícilmente se verá afectada por una deformación de pezón, pero si se podrá ver afectada por la intervención.

Por lo tanto, este tipo de operaciones siempre serán por causas estéticas. Varias son las malformaciones de pezón que pueden llevar a pasar por el quirófano durante 1 o 2 horas, con anestesia local y sin ser necesario el ingreso hospitalario.

👉Artículo relacionado: Pezones invertidos

Veamos las más comunes: Pezón hipertrófico. Una de las problemáticas más usuales son los pezones extremadamente prominentes, alargados, caídos e, incluso, doblados sobre sí mismos.

Esto puede ser debido a un mal desarrollo durante la pubertad, por el paso de la edad y, en otras ocasiones, por el periodo de lactancia de las mujeres que contribuye a un pezón más grande y menos firme. Por otra parte, ésta suele ser una de las operaciones de pezón más demandadas por los pacientes masculinos.

En ocasiones, los pezones demasiado salientes en un hombre pueden ser asociados con la ginecomastia (pechos masculinos) o provocar inseguridades psicológicas por el efecto femenino que producen.

Pezón invertido

Aunque pueda parecer que no es un defecto común, casi el 2% de las mujeres - en menor número los hombres- sufren esta deformidad en uno o dos pezones. Este problema surge cuando los conductos galactóforos - que suministran leche de la glándula mamaria al pezón - son más cortos de lo normal y tiran del pezón dejándolo metido hacia adentro. Este tipo de cirugía se corrige cortando estos tendones que dificultan la posición correcta de la protuberancia, con lo cual, difícilmente se podrá amamantar tras la intervención a no ser que la deformación sea mínima.

Pese a ello, los pezones invertidos sin operar, no tienen por qué impedir la lactancia aunque sí que la pueden dificultar, en mayor o menor grado. Además de extraer el pezón invertido, también se puede recurrir a una prótesis de pezón.

Aun así, ninguna de las dos soluciones puede garantizar que la protuberancia mamaria no se vuelva a retraer con el paso del tiempo, pese a que no suele ser lo más común.

Pezones invertidos
Se estima que más del 2% de la población femenina sufren de algún tipo de deformidad en uno o en los dos pezones

Los pezones también pueden ser planos, pediculados

Más grandes de la punta que de la base- o estar ausentes, deformidad congénita llamada atelia. En cualquier caso, el procedimiento es el mismo; se realiza una pequeña incisión en la base inferior del pezón que será apenas imperceptible y se reconstruye, extrae o acorta el pezón para conseguir el resultado deseado.

¿Cómo me preparo para una cirugía de pezón?

Aunque parezca una intervención sencilla, es muy importante que el paciente tome todas las precauciones antes de la intervención. Como primer paso, es fundamental que este esté bien informado y pida al menos dos o tres opiniones con diversos especialistas para elegir el tipo de cirugía que más se adecúe según su tipo de problema. Así mismo, y siguiendo con el punto anterior es fundamental que el paciente se ponga en manos de un profesional cualificado, que cuente con las diversas certificaciones que lo acrediten como cirujano.

Siempre es bueno recordar que el cirujano o cirujana debe ser miembro activo de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE).

Otro punto importante es conocer los tipos de cirugías existentes y alternativas para el defecto en el pezón que se quiera corregir, ya que en muchos casos se tendrá que combinar varias técnicas.

Finalmente, recomendamos a los pacientes, tanto hombres como mujeres que se informen de las posibles complicaciones o riesgos asociados a esta intervención, ya que deben estar muy seguros al momento de la cirugía y confiados de que esta supondrá una mejora sustancial en su bienestar y calidad de vida.

👉Artículo relacionado: Reconstrucción mamaria

¿Existen riesgos asociados a estas intervenciones?

Como en cualquier tipo de operación, aunque parezca muy sencilla existe la posibilidad de riesgos o complicaciones. Una de las más comunes en el caso de las cirugías correctivas de pezones son la posibilidad de desarrollar una infección. También está el riesgo de que se presenten daños en los tejidos y el paciente pierda sensibilidad en la zona de la cirugía. Otro de los riesgos es la reinvención del pezón en el caso de haber corregido pezones invertidos.

Otro de los posibles riesgos asociados es la posibilidad de desarrollar hemorragias o algunas reacciones desfavorables a la anestesia, así como también cicatrices visibles, pigmentación permanente, pezones asimétricos o de diferente tamaño y la que más afecta a las mujeres es la imposibilidad de amamantar luego de la intervención.

En el caso de que la complicación sea la inversión de los pezones o una asimetría, estas se podrán corregir con una o más cirugías complementarias.

El postoperatorio

El postoperatorio es muy sencillo, pero en algunos casos puede ser doloroso, por lo que es muy probable que su médico de cabecera le receta analgésicos.

Así mismo, le indicará 24 horas de reposo para volver a la actividad normal y le recomendará no coger mucho peso los días siguientes para evitar que se levanten los puntos de sutura. Así mismo, evitar el gimnasio por al menos 2 semanas hasta que las suturas hayan cicatrizado bien.

Durante una semana la zona estará tapada por un apósito y a las 15 días se retirarán los puntos. Cualquier tipo de molestia durante el post operatorio o síntomas de infección se debe visitar de inmediato al médico de cabecera.

Como precio orientativo podemos decir que las correcciones de pezón tienen un coste alrededor de los 1500-2000 euros aunque siempre dependerá de la clínica y el especialista que nos trate.

Si te has realizado una cirugía del pezón, te invitamos a compartir tu experiencia en nuestro foro.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.