5 cosas que debes saber sobre el láser fraccionado

5 cosas que debes saber sobre el láser fraccionado
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 30 jul 2014 · Actualización: 16 jul 2019

La tecnología del láser fraccionado es una de las más revolucionarias del mercado y supone también uno de los tratamientos estéticos más eficaces actualmente. Específicamente diseñado para rejuvenecer y regenerar la piel, este método es increíblemente resolutivo y trata diversas afectaciones cutáneas que van desde el melasma, las manchas solares o la queratosis seborreica a las estrías, las arrugas o las cicatrices del acné.

“El láser fraxel es un láser complejo de utilizar, pero nos encanta porque nos da muchas satisfacciones. Muchos lo consideramos el mejor en su campo y, tras años de experiencia utilizándolo en nuestra clínica, podemos afirmar que siempre ofrece resultados óptimos", sostienen desde la Clínica Fraile Basanta (Santiago de Compostela), centro especializado en el uso de esta tecnología.

¿Cómo funciona el láser fraxel y que problemas puede corregir?

El actual fraxel también es conocido como Fraxel Dual System, ya que combina la acción de dos láseres en uno (Erbio y Tulio). La principal ventaja de este rasgo es que esta tecnología es capaz de actuar en dos longitudes de onda distintas (aunque no a la vez), por lo que puede resolver distintos problemas cutáneos.

Una longitud de onda trata lesiones pigmentadas tales como las manchas solares, la queratosis actínica, la queratosis seborreica, las efélides (pecas) e incluso el melasma. De hecho, la Academia Americana de Dermatología (FDA) aprobó el uso específico de la tecnología fraxel para paliar los efectos del melasma. “El principal beneficio del láser fraxel es que puede tratar de forma secura las células productoras del pigmento y, a la vez, proteger la capa externa de la piel", afirma el Dr. Joshua Fox, dermatólogo del Advanced Dermatology PC e Roslyn Heights (NY).

Por otro lado, la otra longitud de onda del fraxel trata arrugas, corrige cicatrices, aclara estrías y ofrece resultados beneficiosos en diferentes problemas estéticos relacionados con la piel. Es estupendo para hacer “resurfacing", o sea rejuvenecer la piel, ya que mejora la textura de la dermis, cierra los poros y el rostro se ve más luminoso. Está especialmente indicado para tratar las manchas y cicatrices post acné y funciona muy bien rellenando arrugas del código de barras (zona del bigote) y de contorno ocular.

¿Cuándo comienzan a notarse los resultados?

Desde la Clínica Fraile Basanta lo afirman categóricamente: “Los resultados son muy satisfactorios con las sesiones adecuadas. El láser fraxel resuelve muchos problemas y, tras su aplicación, los pacientes comienzan a notar los resultados a las tres semanas". Esto se debe porque éste es el tiempo que tarda la piel en renovarse. De hecho, si se requieren varias sesiones, es conveniente dejar pasar unos 20 días entre una y otra.

Si lo que te preocupa es el número de sesiones que te harán falta, debes saber que, en líneas generales, el láser fraxel requiere una media de 3 sesiones para corregir lesiones pigmentadas y unas 5 para tratar cicatrices y marcas cutáneas.

shutterstock-457504009.jpg

¿Cuánto duran sus efectos?

En cuando a la duración del efecto del tratamiento, la zona de piel tratada puede permanecer libre de afecciones (curada) para siempre si se cuida correctamente. Cabe tener en cuenta, sin embargo, que el paso del tiempo, la exposición solar o el envejecimiento de la piel, entre otros factores, pueden propiciar que el problema surja de nuevo con el tiempo (o incluso que otras arrugas o manchas aparezcan en otras regiones de piel).

¿Hablamos de un procedimiento doloroso?

Si no se toma ninguna medida, la aplicación en sí del láser fraxel sí resulta dolorosa. Los especialistas que utilizan esta tecnología, no obstante, se valen de cremas anestéticas para que el/la paciente no sufra ningún dolor durante las sesiones. Del mismo modo, el tratamiento no requiere la ingesta de ningún tipo de medicamento tras su aplicación, si bien en muchos casos sí se recomienda el uso de cremas que alivien, regeneren y reparen el tejido expuesto, aunque siempre depende del caso.

El uso de protectores solares de pantalla total, sin embargo, sí son de obligado uso tras el uso del láser fraxel. “Se debe evitar completamente la exposición solar durante las 3 semanas siguientes, por eso no es un tratamiento muy solicitado en verano", nos cuentan los profesionales de Clínica Fraile Basanta.

¿Desde cuándo se utiliza el láser fraxel?

Desarrollado en 2001 por ingenieros de Social Medical, se trata de producto cuya eficacia ha conquistado a profesionales de la medicina estética de diversos países. Aunque se trata de un laser fraccionado, no todos los láseres fraccionados son iguales que el láser fraxel, cuya marca registrada pertenece a Social Medical y solo algunos centros autorizados pueden utilizarla. En cualquier caso, el láser fraccionado se emplea para tratar problemas estéticos en un amplio rango de pacientes, aquejados de distintas afectaciones cutáneas y diferentes tipos de piel.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.