Técnica subpectoral o subfascial: ¿cuál elegir para obtener resultados naturales?

Técnica subpectoral o subfascial: ¿cuál elegir para obtener resultados naturales?
Pia Castillo
Pia Castillo
Periodista. Mi pasión es comunicar, dando a conocer información útil y veraz, que aporte a mejorar la calidad de vida de las personas.
Creación: 16 nov 2016 · Actualización: 13 ene 2020

Vivimos en un mundo cada vez más competitivo en el que la imagen personal es fundamental a la hora de tener éxito en lo social y laboral. En esa línea, el auge de las cirugías plásticas en España se ha triplicado en los últimos años según cifras de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética (SECPRE).

Así mismo, la SECPRE no arroja datos interesantes en los que indica que entre un 10 y un 15% de las mujeres españolas se ha realizado una cirugía de pecho.

Antes de realizarse este tipo de cirugía es fundamental que el paciente se informe y entienda todo lo relacionado al procedimiento que se someterá. Así mismo, debe cerciorarse de atenderse con un médico especializado, que esté avalado por la SECPRE.

A la hora de realizar un aumento de pecho tanto la paciente como el doctor pueden elegir entre varios posiciones en las que colocar el implante. Las posiciones más comunes son dos: la subpectoral y la subfascial. Cada una tiene sus ventajas. La elección de una u otra dependerá de factores como el aspecto físico de la mujer.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de colocar los implantes es que debe estar ubicado en una posición en la que haya tejido suficiente tanto por encima como por debajo de él para que la prótesis quede bien protegida. En caso de que no esté bien protegido el implante puede mostrar ondulaciones visibles bajo la piel.

🔎Artículo relacionado: ¿Qué es la cirugía reconstructiva?

Implantes mamarios
La posición del implante afectará directamente en la naturalidad de los resultados

Para entender correctamente en qué consiste cada una de las técnicas, previamente debemos conocer cuál es la anatomía de la mama. El pecho de la mujer se compone de piel en su parte exterior, seguida de una capa de grasa (de mayor o menor tamaño en función de cada persona), de la fascia del músculo y del pectoral en sí.

Técnica subpectoral o subfascial

  • Técnica subpectoral: Los implantes colocados en posición subpectoral (posición también conocida como submuscular) se sitúan por debajo del músculo pectoral, como su propio nombre indica. El acople de la prótesis por debajo del pectoral va acompañado, en la mayoría de los casos, de una desinserción parcial de este músculo con el fin de que la prótesis no se mueva hacia arriba cuando el pecho se contrae.
  • Técnica subfascial: Cuando se realiza un aumento de pecho a través de la técnica subfascial, el implante se coloca entre el músculo subfascial y su fascia. Es decir, el implante quedaría cubierto en su parte inferior por el tejido de mama y en la parte superior solamente por la piel y la grasa.

Técnica subglandular:

  • En esta técnica el implante se pone debajo de la glándula mamaria. En ese sentido el implante tendrá contacto con el tejido glandular, quedando debajo de la prótesis el músculo pectoral.

El método adecuado

Un método puede ser más adecuado que otro para cada paciente en función de sus características físicas. En esa línea, la naturalidad de los resultados tiene que ser el objetivo principal de cada paciente.

En ese sentido te damos una pequeña guía según tus características físicas:

Pacientes delgadas: Cuando se trata de pacientes delgadas o con poca mama, no hay ninguna duda de que el método más recomendable es el submuscular, ya que permite que haya más tejido entre la prótesis y la superficie de la mama. De esta forma queda un resultado más natural.

Pacientes más “gruesas’’: En el caso de las pacientes que tienen mamas con tejidos más gruesos el método submuscular deja de tener ventajas claras y sus beneficios se equiparán a los de la técnica subfascial, ya que evitará posibles encapsulamientos de la prótesis.

No obstante, numerosos expertos coinciden en que, en la medida de lo posible, es recomendable aplicar la técnica submuscular siempre que se pueda. Entre sus principales ventajas se encuentran que proporciona una estética más natural, se reduce el riesgo de contractura capsular y permite una mayor facilidad a la hora de realizar y diagnosticar mamografías.

Cirugía de mamas
Dependiendo de la contextura de la paciente será mejor utilizar una técnica a otra

Ventajas de la colocación de los implantes submuscular de la colocación subglandurar y subfacial:

Las ventajas de esta técnica frene a las otras son diversas, entre las que podemos destacar:

  • Resultados más armónicos y estéticos.
  • Existe menos riesgos de contracturas capsulares.
  • Para futuras mamografías, será más fácil realizarlas y diagnosticarlas.

¿Cuáles son los riesgos?

  • Tiene un postoperatorio un poco más largo y la paciente puede presentar algunas molestias más agudas que con las otras técnicas.

🔎Artículo relacionado: Reducción de senos

Recomendaciones luego de una cirugía de mamas:

Sea cual sea la técnica a utilizar la paciente debe tomar en cuenta varias instrucciones para tener un postoperatorio exitoso. En esa línea, la Asociación de Cirguía Estética Plástica AECEP, recomienda lo siguiente:

1.- Hacer reposo: la recuperación de la zona tratada es fundamental, es por ello que es necesario mantener un reposo activo durante algunos días, cuidando no hacer movimientos bruscos con los brazos y con el tronco superior. Esto ayudará a la correcta cicatrización.

2.- Compresión en la zona de las mamas: será ideal utilizar un sostén especial para evitar que se muevan innecesariamente y que puedan sufrir algún daño o roce, ya que esto puede tener una incidencia directa en los resultados de la cirugía.

3.- Hidratación: se puede sentir la piel más estirada y reseca, por lo que es importante mantener la zona de las mamas hidratada, para evitar los síntomas y la aparición de posibles estrías.

4.- Cuidados de la cicatriz: esta es uno de los puntos claves y está determinado por la técnica que utilizó el cirujano. En una primera instancia es importante que se limpie cuidadosamente con antisépticos. Luego se podrán poner parches de silicona o geles.

5.- Fisioterapia: es importante que la paciente se realice periódicamente drenajes linfáticos para aliviar la inflamación y eliminar líquidos.

6.- Evitar el sol: porque puede influir en la pigmentación de las cicatrices de la cirugía, por lo que se recomienda evitar el sol directo en esa zona al menos durante un año.

7.- Deporte: evitar deportes, sobre todo los que tengan relación con el tronco superior parar prevenir posibles contracturas. Es importante que el médico le dé el alta para poder retomar la actividad física.

¿Te realizaste una cirugía de mamas con algunas de estas técnicas? Queremos conocer tu opinión. Escribe tu experiencia en nuestro foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.