¿Qué retoques te harías a los 30? ¿Y a los 50?

¿Qué retoques te harías a los 30? ¿Y a los 50?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 11 dic 2013 · Actualización: 21 sep 2021

Hace unas décadas la cirugía plástica no era una práctica común. Más adelante, fue ganando terreno entre las mujeres jóvenes que buscaban realizarse retoques estéticos o intervenciones quirúrgicas para mejorar su cuerpo.

Con el tiempo, la medicina y la cirugía estética han llegado a conquistar a una gran parte de la población, aumentando su target tanto en sexo como en edad. Actualmente tanto hombres como mujeres se someten a cambios estéticos, invasivos o no, para mejorar partes de su cuerpo o evitar que se note el paso de los años. También ha aumentado el rango de edad y ya no sólo son los jóvenes quienes buscan realzar su belleza.

Existen un sinfín de tratamientos a los que someterse desde los 20 hasta los 60 años. ¿Quieres saber cuáles son los más demandados y adecuados para cada rango de edad?

A los 20 años se busca exprimir la belleza al máximo

Los 20 años suelen estar marcados por problemas en la piel, como el acné o la piel grasa. Se suelen ofrecen tratamientos como el peeling para ayudar a mejorar el aspecto cutáneo. En esta edad temprana también suelen surgir problemas de alimentación que pueden llevar al sobrepeso del paciente, por lo que tratamientos nutricionales y dietas también son demandados.

Por otro lado, existen aquellas jóvenes que desean tener más pecho, bien porque no se les ha desarrollado tanto como deseaban o porque quieren lucir unas tallas más. Por lo que también son comunes las mamoplastias de aumento entre los 20 y los 30 años.

En algunos casos también se piden cirugías para corregir algún tipo de asimetría, por ejemplo de las mamas.

A los 30 años se empiezan a mostrar manchas cutáneas

En la tercera década de la vida se empiezan a mostrar las consecuencias de la exposición solar. Aparecen manchas cutáneas por este y otros motivos, como pueden ser la toma de anticonceptivos o los embarazos, es decir, por cambios hormonales en el cuerpo de las mujeres.

Estas alteraciones se pueden corregir mediante peelings más profundos y con láser de luz pulsada.

Las personas que han sido fumadoras durante años también pueden sufrir este problema, igual que aquellos que se ven expuestos a fuertes cambios climáticos. Todos estos factores hacen mella en la piel, que podrá lucir de nuevo más sana mediante infiltraciones de vitaminas y de ácido hialurónico, sustancias que el propio organismo crea, por lo que el rechazo y los efectos secundarios de estos tratamientos no se dan.

Si se precisa de ayudas más potentes, se puede acudir a la mesoterapia facial, que ayudará a la producción de colágeno y elastina de la piel.

Por último, a los 30 años también existen demandas para borrar cicatrices propias del acné, así como se empiezan los tratamientos y uso de cosméticos para la prevención de las arrugas de expresión.

Es una edad temprana para el uso de la toxina botulínica pero, en algunos casos, se puede recurrir a la inyección de la toxina botulínica en aquellos músculos que se contraen más y que empiezan a dejar marcas de expresión.

A los 40 años se quieren disimular las arrugas de expresión

A los 40 años es difícil disimular ya las arrugas de expresión o las gravitatorias. Es la edad en la que se nota quién se ha cuidado de los 20 a los 40 años y quien no tanto. Las líneas de expresión que se muestran ahora están marcadas, sobre todo en la zona de la frente y los ojos.

Estas marcas faciales pueden ofrecer mucha información de la persona, pues sabremos quién ha sonreído mucho o quién ha fruncido demasiado el ceño en los últimos 20 años.

En estos casos la toxina botulínica es una buena aliada para relajar los músculos y evitar estas arrugas de expresión. Las arrugas por la gravedad deberán tratarse con ácido hialurónico.

La mayoría de doctores estéticos coinciden en que es mucho mejor hacer uso de sustancias temporales, evitando siempre las permanentes. Es más recomendable tener que realizar varias inyecciones que uno solo irreversible. Además, las sustancias permanentes pueden provocar parálisis muscular y problemas de expresión, que es lo contrario de lo que se busca en este tipo de tratamientos: la naturalidad.

Los peeling más agresivos, los tratamientos láser y la radiofrecuencia son también tratamientos demandados en la década de los 40 a los 50 años.

A los 50 años aparece la flacidez

Las manchas en la piel, verrugas, líneas marcadas, capilares rotos y signos de envejecimiento se apoderan del rostro y el cuerpo a partir de los 50 años. Pero, el máximo enemigo de esta edad es la flacidez corporal.

Las alteraciones cutáneas se pueden disimular con los mismos tratamientos comentados anteriormente. Y la flacidez se combate mediante bioplastias, lipofillings y radiofrecuencia.

De los 50 a los 60 años se dan pocos cambios

Se estima que las intervenciones entre mujeres de edad más avanzada han aumentado en los últimos años. Se supone que se debe al deseo de mantenerse joven durante más tiempo. Normalmente, tanto las alteraciones como los tratamientos que se demandan a los 60 años suelen ser los mismos que diez años atrás.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.