La diabetes y los problemas de salud bucal

La diabetes y los problemas de salud bucal
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 5 jul 2017 · Actualización: 16 jul 2019

La diabetes es una de las enfermedades más extendidas a nivel mundial y desafortunadamente a día de hoy sigue sin haber una cura. Uno de principales inconvenientes es que asociadas a ella pueden aparecer otro tipo de enfermedades o patologías que, si no se tratan adecuadamente, pueden dificultar el control de la glucosa en sangre.

Muchas personas no lo saben, pero existe una estrecha relación entre la diabetes y los problemas de salud bucal. Un mal control de los niveles de azúcar puede facilitar la aparición de patologías bucales, las cuales, a su vez, dificultan el control de los niveles de glucosa, dando lugar a lo que podríamos llamar un círculo vicioso.

Gingivitis y periodontitis

Las encías son una de las zonas más sensibles del cuerpo. Al estar en la boca se encuentran constantemente expuestas a suciedad y bacterias, lo que favorece que puedan aparecer infecciones, especialmente si no se lleva a cabo una adecuada higiene bucal.

La gingivitis es una inflamación leve de las encías, pero si no se trata adecuadamente, puede acabar convirtiéndose en una periodontitis, una enfermedad mucho más grave que puede implicar, además, la pérdida de piezas bucales al afectar directamente al hueso.

Los últimos estudios llevados a cabo han puesto de manifiesto que existe una estrecha relación entre diabetes y diversas patologías de las encías. En aquellas personas que no tienen bien controlado su nivel de glucosa en sangre existe una mayor probabilidad de sufrir enfermedades en las encías, pérdida de dientes, aumento de la sequedad de la boca, e incluso infecciones causadas por hongos.

diabetes y salud bucal

La enfermedad periodontal está causada por las bacterias que hay en la placa dental, que provocan infección en las encías. En un principio, los síntomas son difíciles de detectar, pero con el paso del tiempo y a medida que avanza la enfermedad, es normal que aparezcan molestias como inflamación de las encías, picor y sangrado. Cuando la enfermedad pasa a ser una periodontitis aparecen otros síntomas, como retracción de las encías, movilidad de los dientes, aumento de la sensibilidad dentaria (especialmente al frío), mal aliento y aparición de abscesos y flemones en las encías.

En el caso de las personas con diabetes que desarrollan periodontitis, la enfermedad se trata de dos maneras. Por un lado, se trabaja para mantener los niveles de glucosa en rangos normales y, por otro, se elimina la placa de las encías para eliminar la infección. Es decir, que el paciente tendrá que ser tratado por dos especialistas diferentes para poder poner solución al problema.

️ Relacionado: Periodoncia, todo lo que necesitas saber

La caries en las personas con diabetes

La caries afecta a todo tipo de personas, pero su presencia puede ser más habitual en diabéticos que no tienen bien controlados sus niveles de glucosa en sangre. Es precisamente la mayor presencia de glucosa en la saliva la que puede favorecer la aparición de caries.

Una peculiaridad en las personas diabéticas es que puede haber una mayor incidencia de caries con localizaciones atípicas, apareciendo en los cuellos dentarios de incisivos y premolares.

Síndrome de la boca ardiente

Otro problema bucal que puede aparecer en las personas diabéticas que no controlan bien sus niveles de glucosa es la estomatodinia esencial, estomatopirosis o síndrome de la boca ardiente.

Esta patología cursa con la aparición de una sensación como de quemazón en los labios, la lengua, los carrillos y el paladar, que puede ir acompañada además de una sensación de sequedad bucal. Sin embargo, al revisar la boca no se aprecia que haya ningún tipo de infección ni rojez.

Las molestias son de intensidad variable y en algunas ocasiones pueden llegar a causar al paciente un dolor intenso.

problemas dentales y diabetes

¿Cómo se pueden prevenir los problemas dentales asociados a la diabetes?

Lo primero que debe hacer el paciente por la salud de su boca, y por su salud en general, es controlar adecuadamente sus niveles de glucosa en sangre, tomando mediciones con la periodicidad prescrita por el especialista y tomando su medicación.

También hay que cuidar bien la salud bucal cepillándose los dientes tres veces al día y visitando al dentista cada seis meses. Además, se debe abandonar el tabaco.

¿Hay que informar al dentista de la diabetes?

Las personas que tienen diabetes pueden tener necesidades especiales en cuanto a la higiene y el cuidado de la boca, por lo que deben informar a su dentista de la patología que sufren y de los cambios en la misma y en los medicamentos que se están tomando.

Si el paciente está pasando por un momento en el que su nivel de azúcar en sangre no está bien controlado, lo mejor que puede hacer es seguir aplicando en sus dientes el cuidado habitual y posponer su visita al dentista hasta que su cuerpo haya vuelto a la normalidad.

No hay que alarmarse

Como hemos señalado antes, las personas que tienen diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir ciertas enfermedades bucales, pero un mayor riesgo no implica que necesariamente se vaya a desarrollar la patología.

No hay evidencia científica de que solo por tener diabetes se pueda desarrollar periodontitis u otra enfermedad bucal; lo que indican los estudios es que cuando los niveles de glucosa en sangre no están controlados, hay un mayor riesgo de que puedan aparecer enfermedades a nivel bucal.

Lo que recomiendan los expertos en todo caso es: hacer un buen control de los niveles de glucosa en sangre, seguir las indicaciones de cuidado y la dieta prescrita por el especialista; seguir unas pautas adecuadas de higiene bucal y visitar al dentista periódicamente.

Con estas sencillas pautas de cuidado el paciente mantendrá su salud, incluida la bucal, en las mejores condiciones posibles.

No obstante, si llega a aparecer cualquier problema, lo mejor es no dejar que vaya a más y ponerse lo antes posible en manos de un especialista. Las enfermedades bucales se curan antes y mejor si no se deja que las infecciones avancen.

Al aparecer la enfermedad bucal también habrá que revisar si los niveles de glucosa en sangre se han descontrolado, puesto que, de ser así, habrá que iniciar tratamiento para que vuelvan a la normalidad.

️ ¿Has tenido algún problema dental a causa de la diabetes? ¿Qué cuidados sigues? Nuestro foro es el espacio ideal para compartir todo eso y mucho más!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

No puedes dejar de leer...