La hidrolipoclasia: lipoescultura sin cirugía

La hidrolipoclasia: lipoescultura sin cirugía
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 16 dic 2015 · Actualización: 16 dic 2015

La hidrolipoclasia es un tratamiento no invasivo que se utiliza para perder la grasa localizada mediante infiltraciones bajo la piel. Su éxito reside en la obtención de buenos resultados y la naturalidad del método.

La palabra hidrolipoclasia proviene del griego y está formada por hidro que quiere decir "agua", lipo que significa "grasa" y clasia que es "romper" o "estallar". Por tanto, la hidrolipoclasia, es la eliminación o rotura de la grasa mediante el estallido de las células gracias a un principio físico que se crea al aplicar el ultrasonido.

Además de eliminar contorno y volumen, la hidrolipoclasia sirve para combatir la celulitis ya que gracias a su actuación consigue romper la fibrosis, componente principal en la formación de la piel de naranja. A nivel corporal trata diferentes zona con grasa localizada como pistoleras, piernas, rodillas, espalda, muslos o abdomen, entre otros. Esta técnica también se puede aplicar en la cara para eliminar volumen en el óvalo facial y la papada.

¿Cómo funciona?

El especialista deberá estudiar cada caso por separado y aconsejar sobre las zonas a tratar. Tras un primer diagnóstico, se pasa a este método que se basa en inyecciones de una solución fisiológica en las áreas a tratar para romper las células adiposas que contienen la grasa. Esta rotura impide que la grasa se vuelva a reproducir (esto no quiere decir que la persona no pueda producir grasa nueva por sus hábitos alimenticios). Posteriormente, se aplican ultrasonidos con frecuencia de 3.3 Megahertz que sirven para contribuir al drenaje linfático de la grasa que será eliminado por vía linfática y venosa. La aplicación de estas ondas también tienen propiedades antiinflamatorias y calmantes. Tras cada sesión, se recomienda la utilización de una faja post-drenaje.

Las sesiones

Las sesiones de hidrolipoclasia se realizan de forma ambulatoria y con anestesia local. Cada sesión suele tener una duración de 60 minutos y el paciente solo nota unos ligeros pinchazos en la primera fase de infiltraciones. No es así durante la aplicación de los ultrasonidos cuando el paciente tiene una sensación fresca y agradable, hasta tal punto que algunos se quedan dormidos durante esta fase. La inflamación y rojeces son mínimas en este tipo de técnica y se puede reanudar la actividad normal a las pocas horas.

Normalmente una sesión es suficiente para el tratamiento de cada zona debido a su efectividad. El número de sesiones que necesite cada paciente será igual al número de zonas que quiera tratar.

Cuidados posteriores

Como hemos comentado, uno de los secretos de la hidrolipoclasia es su acción efectiva y definitiva en la grasa localizada, pero esto no quiere decir que no se pueda crear nueva grasa si el paciente no mantiene unos buenos hábitos.

Tras las sesiones, se recomienda mantener una dieta sana y equilibrada, baja en grasas y una ingesta moderada de alcohol. En ocasiones, es recomendable asistir a una dietista para someterse a una reeducación alimentaria y mantener así los resultados obtenidos tras la hidrolipoclasia.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.