Eliminar tatuajes: ¿láser o cirugía?

Eliminar tatuajes: ¿láser o cirugía?
Foto de Salus Medical Clinic.
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 9 jun 2015 · Actualización: 16 jul 2019

Los tatuajes están muy extendidos en la actualidad, a pesar de que cada vez son más las solicitudes para eliminarlos: no es raro que un diseño ya no nos agrade por distintas razones o que ya no deseemos verlo todos los días en nuestro cuerpo.

¿Qué hacer? El método menos invasivo para eliminar los tatuajes es, indudablemente, el láser, el cual no deja huellas en la piel, siempre y cuando se haya utilizado correctamente. Además, solo requiere de un número determinado de sesiones ambulatorias. Pero no siempre el láser consigue su objetivo, especialmente si el diseño es muy grande o si este se realizó con pigmentos para cuya eliminación no es suficiente la incidencia del rayo.

En algunos casos, la complejidad para eliminar cada trazo del tatuaje hace necesario optar por su extirpación, que es una técnica propia de la cirugía plástica. Debe ser el especialista el que confirme cuáles son las indicaciones a seguir según su extensión y la zona del cuerpo en la que se encuentra el diseño, ya que es indispensable que haya cierto grado de flacidez en la piel que se ve a tratar.

tatus3baja.jpg

Foto de Dermitek

La eliminación quirúrgica

La resección puede llevarse a cabo de una sola vez o bien en dos intervenciones si la extensión es demasiado grande, con un paréntesis de tres meses entre la primera y la segunda. Cuanto más invasiva sea la intervención, mayor será la probabilidad de que la cicatriz sea visible.

En general, tras la operación queda una cicatriz lineal, ligeramente más larga que el tatuaje eliminado, por lo que es necesario tomar todas las precauciones posibles para que la cicatrización se produzca correctamente en un momento en el que la piel está muy tensa.

Será el cirujano el que valorará si lleva a cabo la intervención en dos partes o si opta por otras soluciones alternativas, que van desde el uso de material de bioingeniería y el injerto de piel a la expansión de la dermis antes de proceder a la eliminación del tatuaje.

Los resultados de estos procedimientos no siempre se aprecian estéticamente. Tras la intervención deben utilizarse vendas elásticas y cremas especiales a base de gel de silicona para favorecer la cicatrización.

Para determinar las indicaciones a seguir en la eliminación de un tatuaje es necesario concertar una cita con un cirujano plástico, que será el encargado de aportar información detallada y personalizada sobre cada caso, incluso el tiempo, el método a seguir y el precio de la intervención.

Haz clic aquí para ver la lista de profesionales especializados en la eliminación quirúrgica de tatuajes.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.