Tatuajes: quedárselo, eliminarlo, camuflarlo o láser-cover

Tatuajes: quedárselo, eliminarlo, camuflarlo o láser-cover
Trayectoria profesional de 25 años tanto en medicina estética, como natural y biológica. Se mantiene en continua actualización en equipos, materiales y técnicas innovadoras.
Creación: 2 dic 2013 · Actualización: 15 jul 2020

A veces, por el motivo que sea, llegas a una encrucijada en la que te planteas qué camino tomar con tus tatuajes. Quedártelo y no hacer nada, eliminarlo con láser de Nd-Yag Q-Swchited (QXMAX) que no deja marca o camuflarlo (Cover).

El Láser -Cover es una técnica mixta en la que se aclara el tatuaje lo suficiente como para poder tatuar encima (Cover) sin que parezca un borrón.

Opciones ante los tatuajes: ¿quedártelo, camuflarlo, eliminarlo o láser-cover?

A veces pasa, sobre todo si el tatuaje (o una parte de él) está en una zona visible o que estás viendo todos los días, que aunque te lo has hecho con todo el convencimiento del mundo, no te gusta el resultado final, o te has cansado de él, no cumple tus expectativas o ya no tiene el significado que tenía en el momento de hacerlo. Sea por cualquier causa o razón, surge un dilema ante la existencia de ese tatuaje: ¿Qué hago con él?

¿Qué hacer con el tatuaje?

Lo más fácil: No haces nada con el tatuaje, esté como esté, aunque ya no te represente y no te guste, no haces nada.

Camuflarlo (Cover): poner otro tatuaje encima. El cover tradicional tiene unos condicionamientos (no puede ser cualquier dibujo) ya que tiene que cubrir otro tatuaje, dichos requisitos son:

  • Tiene que ser más grande que el tatuaje que se quiere tapar.
  • Debe ser de un color más oscuro que el original (ya que si no se transparenta). 
  • Si era negro el tatuaje original, quedan pocas opciones salvo los tribales.

Algunos tatuadores aconsejan realizar el cover con colores azul o verde, pero el resultado final son colores apagados o muy densos. Hay que tener presente que en resultado final del cover se sigue apreciando la silueta del tatuaje que queríamos tapar o el cover no está muy definido(está borrosa) en esa zona.

Lo que suele suceder con el cover tradicional, es que cuando has terminado y ves el resultado, decides quitarlo todo con láser porque el resultado final no es lo que esperabas, pero el tema se complica ya que al tener mucha más tinta que el tatuaje original, necesitarás más sesiones con el consiguiente gasto de dinero y tiempo.

Eliminación total del tatuaje con el láser de Nd-Yag Q-Swchited El método idóneo para eliminar los tatuajes con láser es mediante láser Nd-Yag Q-Swchited (QXMAX). Dicho láser emite una cantidad específica de energía con una longitud de onda, específica para cada color que rompe las partículas de tinta

Esta energía con esa longitud de onda específica actúa exclusivamente sobre la tinta del tatuaje, la cual al recibir la onda de choque de energía se rompe en pequeñas partículas de distintos diámetros. Serán las partículas más pequeñas las que sean atrapadas por las células limpiadoras de la piel y eliminadas del organismo en el transcurso de un mes posterior a la realización del tratamiento láser.

Por eso este tipo de láser en concreto para eliminar tatuajes. El Láser de Nd-Yag Q-Swchited (QXMAX) no produce costra, ni herida y, por tanto, anula el problema de la cicatriz residual debida al láser.

Sesiones necesarias para eliminar el tatuaje

El número de sesiones que se necesita para su eliminación total va a depender de:

  • La cantidad de tinta que tenga el tatuaje: Más tinta = más sesiones.
  • Tiempo que tenga el tatuaje: Más antiguo = menos sesiones.
  • Colores del tatuaje: Negro = menos sesiones. Rojo, verde o azul = más sesiones.

Las sesiones se realizan con una distancia entre ellas, como mínimo, de 1 mes o mes y medio dependiendo del color del tatuaje, cantidad de tinta, etc.

Combinar 1 ó 2 sesiones de eliminación láser con un cover posterior (láser – cover)

Esta técnica consiste en dar 1 ó varias sesiones de láser de Nd-Yag Q-Swchited (QXMAX) que, como ya he comentado, rompe la tinta del tatuaje en partículas más pequeñas que son capturadas por las células limpiadoras de la piel y eliminadas por el organismo como cualquier otra toxina o impureza.

Este tipo de láser (QXMAX) no lesiona la piel, no produce herida, ni costra, ni cicatriz, por lo que la piel estará en condiciones óptimas para realizar otro tatuaje en la misma zona.

En el transcurso del mes posterior a la sesión láser, el tatuaje se irá “aclarando", tendrá menos intensidad, en ningún caso se “emborrona" el diseño original, ya que la tinta no cambia de sitio, no se mueve del lugar donde se aplicó en su momento al realizar el tatuaje.

El número de sesiones va depender del tatuador que va a realizar el tatuaje, cuando considere que el tatuaje previo está lo suficientemente claro para que no condicione el diseño del nuevo tatuaje que va a realizar en esa misma zona.

Siempre aconsejo que transcurra al menos 2 meses desde la última sesión de láser antes de realizar el nuevo tatuaje, ya que durante ese periodo de tiempo aún se están eliminando partículas de pigmento y las células limpiadoras de la piel están más activas en esa zona, por lo que si realizamos el nuevo tatuaje antes de los 2 meses de la última sesión de láser de ND-Yag Q-Swchited (QXMAX) con toda seguridad habrá que repasarlo a los 15 días.

Si tienes dudas sobre que hacer con tu tatuaje, puedes consultarnos de forma gratuita.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.