Todo lo que debes saber sobre la carboxiterapia

Todo lo que debes saber sobre la carboxiterapia
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 7 jun 2017 · Actualización: 16 jul 2019

La lucha contra la celulitis y la grasa localizada tiene un aliado más en la carboxiterapia, que usa el CO2 para conseguir los resultados deseados.

Aunque se trata de una técnica cuyos resultados se pueden apreciar de forma casi inmediata, hay que tener en cuenta que, como siempre que se habla de celulitis o grasa localizada, no se trata de un tratamiento definitivo.

Hay que combinar este tratamiento con un estilo de vida más sano que incluya una dieta adecuada, una buena hidratación y la práctica de ejercicio de forma regular.

Origen y evolución de este tratamiento

Aunque puede parecer algo nuevo, lo cierto es que aplicar CO2 en el cuerpo es una técnica que se viene realizando en Francia desde mediados del siglo pasado. Allí algunos balnearios lo han utilizando para tratar problemas de acumulación de grasa y también algunos problemas circulatorios.

¿Cómo funciona la carboxiterapia?

Al entrar en el cuerpo, el CO2 produce la hiperdistensión de los tejidos subcutáneos, liberando sustancias como serotonina, bradiquinina, histamina y catecolamina, implicadas todas ellas en los procesos de destrucción de grasa.

En muchos casos la aplicación del gas se combina con la realización de masajes para mejorar su reparto por todo el cuerpo, mejorando así el flujo sanguíneo y aportando nutrientes.

El gas produce efectos a nivel interno y externo. A nivel interno consigue destruir la grasa, mientras que a nivel externo mejora la calidad del tejido y el aspecto de la piel.

↪️ Relacionado: Carboxiterapia, el poder del CO2

Principales usos del CO2

El CO2 se está convirtiendo en una revolución dentro del mundo de los tratamientos médico-estéticos y hoy en día se utiliza para luchar contra la celulitis, las estrías y la flacidez.

También se aplica en los procesos de obesidad localizada a fin de conseguir una reducción de volumen. Se puede aplicar en los procesos pre y poslipoescultura.

No todo es cuestión de eliminar grasa; el CO2 se puede aplicar además en el tratamiento de ojeras y bolsas en los ojos, para el tratamiento de varices y para hacer desaparecer las secuelas del acné.

↪️ Relacionado: Carboxiterapia, bye bye a las ojeras

¿Para qué pacientes no está recomendada?

Este tratamiento está indicado para aquellos pacientes que estén en buen estado de salud. En ningún caso debería aplicarse en personas con problemas de insuficiencia hepática, epilepsia, asma, infecciones en el área a tratar, problemas de circulación, insuficiencia respiratoria, cardíaca o renal, así como otros problemas coronarios, hepáticos o renales.

En el caso de las mujeres, no se puede aplicar el tratamiento durante el embarazo y el período de lactancia; tampoco mientras tengan el ciclo menstrual.

En personas que tengan síntomas de resfriado no se aconseja usar la carboxiterapia hasta que no hayan mejorado.

shutterstock-338969492.jpg

¿Cómo se aplica la carboxiterapia?

La carboxiterapia consiste en introducir dióxido de carbono por vía subcutánea en a zona a tratar y para ello, se utiliza una aguja muy fina de 0,3 mm de diámetro.

La aplicación del gas se realiza a través de un equipo especializado que controla en todo momento el volumen de gas y la presión.

Después de las inyecciones el profesional se encarga de aplicar un masaje en la zona tratada para conseguir que el CO2 se distribuya bien y cumpla con su función.

El número de sesiones necesarias va a depender de las necesidades de cada paciente. En cuanto a la duración de las sesiones, suelen durar entre 10 y 15 minutos.

Como siempre que alguien se va a someter a un tratamiento médico-estético, hay que asegurarse de que los profesionales tienen verdadera formación y experiencia a la hora de aplicar la carboxiterapia.

Otro aspecto importante es el material utilizado. La aguja y todo el equipo deben estar debidamente esterilizados. El CO2 utilizado debe ser de tipo medicinal y que tenga un 99% de pureza.

¿Duele el tratamiento?

Es normal que mientras se está inyectando el gas el paciente sienta una sensación de ardor o quemazón, así como sensación de presión o de distensión de la piel.

¿Qué esperar después del tratamiento?

La carboxiterapia es una técnica segura si se realiza adecuadamente y el paciente puede volver de forma inmediata a su rutina diaria. Eso sí, se aconseja que en los días siguientes se beba abundante agua para remover las toxinas y ayudar a depurar el gas.

El CO2 inyectado es absorbido de forma natural por el propio cuerpo pasados unos días desde la intervención. En algunos casos puede ocurrir que se desarrollen hematomas en la zona tratada, pero desaparecen después de unos días. La zona tratada puede aparecer más voluminosa tras la aplicación del gas, pero este efecto no suele durar más de 72 horas.

shutterstock-530316982.jpg

En caso de aplicación del gas en piernas o brazos, la sensación de dolor puede durar algo más de tiempo, similar a la molestia que causan las agujetas. Esta molestia remite en un plazo de 24 a 48 horas. También es normal sentir pesadez en las extremidades.

Otros síntomas secundarios que pueden llegar a aparecer son dolores de cabeza, enrojecimiento de la zona tratada, aparición de ronchas en la zona en la que se ha aplicado la inyección e incluso sensación de hormigueo en la piel.

El profesional debe explicar detalladamente los efectos que se pueden derivar del uso de la carboxiterapia. Si tras pasar por el procedimiento sientes algún síntoma al que tu médico no haya hecho referencia, lo mejor es que contactes con él lo antes posible.

¿Cuánto duran los efectos de la carboxiterapia?

La duración de los efectos va a depender de la razón por la que se haya aplicado el tratamiento y de las precauciones que tome después el paciente.

En el caso de tratamientos aplicados para reducir la celulitis o la grasa acumulada, una vez terminado el tratamiento la actitud del paciente va a ser determinante en el tiempo que van a estar vigentes los efectos. Si se lleva un estilo de vida sedentario y no se lleva una dieta sana, la grasa o la celulitis volverán.

El tratamiento se puede realizar una o dos veces por semana y en la mayoría de los casos lo normal es aplicar entre 16 y 20 sesiones. El paciente suele empezar a notar los efectos entre la quinta y la sexta sesión, cuando los tejidos comienzan a estar más firmes.

↪️ ¿Te has realizado alguna sesión de carobixetarapia? ¿Te lo estás planteando? ¡Nos encantará conocer todos los detalles, entra y comenta en nuestro foro!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.