El deporte después de un aumento de busto

El deporte después de un aumento de busto
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 25 abr 2018 · Actualización: 16 jul 2019

El aumento de pecho es una de las operaciones de cirugía estética más demandadas entre mujeres de 20 a 40 años. A día de hoy, es una intervención bastante sencilla cuyo posoperatorio no suele dar complicaciones.

Aunque la recuperación es rápida, es cierto que el cuerpo necesita unos cuantos meses para que dicha recuperación sea total, por lo que hay que tener presente ciertas precauciones. Guardar reposo durante el tiempo indicado por los especialistas es totalmente necesario. Aunque la mujer se sienta bien, hacer demasiados esfuerzos puede tener consecuencias negativas para el cuerpo.

Actuar con precaución no quiere decir que haya que estar sin hacer nada, sino que la vuelta a la rutina y a los entrenamientos deportivos debe ser paulatina.

¿Qué implantes colocar si la práctica deportiva es habitual?

En pacientes que hacen deporte con frecuencia es mejor optar por prótesis que no sean muy grandes y evitar la colocación submuscular para que, al ejercitar la zona pectoral, la prótesis no se mueva ni pierda su forma redondeada. En estos casos, es mejor la prótesis subfascial o sublandular, que además tiene un proceso de recuperación más rápido.

Primer mes

En los quince días siguientes a la operación, el reposo debe ser casi absoluto. En dos o tres días, la paciente puede empezar a hacer su vida normal, pero hay que abstenerse de hacer movimientos amplios y fuertes con los brazos, ya que estos pueden provocar un sangrado del músculo pectoral o que se gire el implante.

Durante este tiempo hay que abstenerse totalmente de hacer deporte, aunque se puede caminar, incluso de manera rápida, aunque eso irá en función del estado físico de la paciente.

↪️ Relacionado: Qué esperar en el posoperatorio de un aumento de senos.

A partir de la segunda quincena, se puede ir haciendo algo más de esfuerzo, pero sin exagerar. Se permite coger pesos ligeros y hacer movimientos más amplios con los brazos. Además de andar, se pueden empezar a practicar otros ejercicios como la bicicleta estática, rutinas de piernas y abdominales... Siempre ejercicios que no supongan coger peso y que no conlleven una contracción del músculo pectoral.

Segundo mes

juanetes3.jpg

Dos meses después de la intervención la paciente ya puede recuperar totalmente su ritmo de vida normal, aunque todavía deberá seguir algunos cuidados a la hora de hacer deporte. A partir de este momento, ya se puede correr y montar en bicicleta, siempre que se haga en terreno firme; también se puede comenzar a realizar ejercicios de musculación, pero sin trabajar los brazos.

La practica deportiva anterior se permite si el aumento de pecho ha sido una operación simple, pero no si se trata de una cirugía de revisión, secundaria o si ha habido una mastopexia.

A partir del tercer mes

Tres meses después de la operación, las restricciones a la hora de hacer deporte van a depender del tipo de implante que se haya utilizado. En el caso de los implantes redondos, pasados tres meses no existen prácticamente restricciones y se puede volver a la práctica deportiva habitual.

En cambio, si se trata de prótesis anatómicas, hay que tener en cuenta que se pueden llegar a mover e incluso girarse si se contrae con fuerza el músculo pectoral, por lo que habrá que abstenerse de practicar deportes que puedan dar lugar a que el implante esté presionado o se lleve algún golpe (natación, baloncesto, escalada, pádel, etc.). En este último caso, habrá que esperar cuatro o cinco meses desde la intervención para poder volver a la práctica deportiva habitual.

¿Cómo debe ser la vuelta a la rutina deportiva?

Volver a practicar deporte después de una operación de aumento de pecho, o incluso comenzar a hacerlo si no se tenía una práctica deportiva regular, es algo que debe hacerse con mucha precaución. Hay que seguir al pie de la letra las instrucciones dadas por el cirujano y nunca forzar el cuerpo. También es conveniente informar al entrenador de que se ha pasado por una intervención de este tipo, para que pueda elaborar una tabla de entrenamiento acorde con las circunstancias de la afectada.

Cuando se vuelve a la práctica deportiva y ya se puede coger peso, siempre es recomendable hacerlo con un 50-65 % menos de carga de la que se usaba para entrenar antes de la operación. El objetivo es evitar que el sobreesfuerzo pueda dar lugar a que el músculo pectoral se inflame y cause molestias.

Yendo poco a poco el músculo se irá adaptando a su nueva forma y en unas semanas se podrá volver a trabajar con la carga habitual e incluso pensar en aumentarla.

La importancia del sujetador deportivo

El uso de sujetadores de tipo deportivo es esencial tras una operación de aumento de pecho, y todavía más cuando se vaya a practicar deporte. Esta prenda se encarga de mantener el pecho firme y libre de balanceos y se debe usar siempre que se haga ejercicio, incluso una vez finalizado el período de recuperación de la operación.

↪️ Relacionado: ¿Cuál es el mejor sujetador tras un aumento de pecho?

Otras precauciones a tener en cuenta

Las pacientes que han pasado por una intervención de aumento de pecho pueden volver a hacer su vida normal en unos tres meses, pero es importante actuar siempre con precaución. Por muy recuperada que esté la paciente nunca deberá olvidar que lleva implantes, por lo que hay que intentar evitar traumatismos o golpes fortuitos en la zona del pecho.

¿Qué ocurre si se produce algún golpe en el pecho?

Los implantes actuales tienen mucha calidad y es realmente difícil que se rompan, pero en el caso de sufrir un impacto en el pecho por una caída haciendo deporte, por un golpe durante la práctica de ejercicio, un accidente de tráfico o cualquier otra circunstancia, es muy importante acudir inmediatamente al especialista.

El médico examinará la zona y determinará si el implante ha sufrido algún tipo de daño. En el supuesto de que se haya habido algún problema, lo mejor es saberlo cuanto antes para poder poner remedio a la situación y cambiar el implante si fuera necesario.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.