Reducción de mamas: ¿eres candidata?

Reducción de mamas: ¿eres candidata?
Por Multiestetica.com
3 sep 2018

Siempre cuando se habla de una operación derechos, lo primero es un aumento y sí, es algo muy común, pero también la operación de reducción de mamas es muy solicitada. ¿Tú eres una perfecta candidata para la intervención?

Esta operación tiene como objetivo reducir el tamaño del pecho, pues hay pacientes que presentan un volumen excesivo y este les genera problemas de salud y estéticos.

La mayoría de las veces esta intervención es pedida por las mujeres que no se sienten a gusto con el tamaño de su pecho y sobre todo, que tiene problemas como dolores de espalda y cuello, y hasta deformidades en el esqueleto. Sin embargo, los hombres también suelen pedirla, y esta operación es conocida como ginecomastia.

Este método quirúrgico tiene como objetivo eliminar el tejido graso, la piel sobrante y el tejido mamario, y después de eso la posición de la mama se eleva. Incluso, con este tratamiento se puede cambiar la apariencia de la aureola. Proporciona a los pacientes unos pechos mas pequeños y acorde con su cuerpo.

intervención-para-la-reduccion-de-mama-shutter.jpg

Como en todas las intervenciones es necesario hacerse una valoración clínica, esto para saber si realmente se puede hacer una reducción o no de la mama.

Como ya lo mencionamos, la mayoría de las personas que desean este tipo de cirugías no es por cuestión estética, sino por problemas de salud y físicos. Sin embargo, es importante mencionar, que los pacientes que se intervienen en esta operación, no podrán amamantar después del embarazo.

Los motivos más comunes por los que se desea una rescisión de mama son:

  • Problemas al respirar
  • Estrias en los pechos
  • Erupciones debajo de las mamas
  • Infecciones concurrentes de quistes
  • Dolor de la espalda y cuello

Es importante saber, que la mama no solo es una fuente de alimento, sino también juega un papel muy importante en la sexualidad de la mujer, por ello, también tendrán una carga emocional muy grande si desarrollan un pecho muy voluminoso. Y aquí los psicólogos sugieren que las mujeres se hagan este tipo de procedimiento.

Para saber si eres candidata o no para esta intervención, lo ideal es que acudas con un cirujano, él te valorará y determinará el tamaño, forma de las mamas y el estado de salud para exponerte las diferentes técnicas quirúrgicas que hay para la reducción de senos. Él te dará un procedimiento personalizado y que se adapte a tus necesidades. Y por último, tiene que resolver las dudas que tengas.

Reducción mamaria: ¿cómo se hace?

técnicas-para-la-reduccion-de-mama-shutter.jpg

Una vez se tenga la valoración del experto, se pasará a realizar la intervención en el quirófano. Existe diversas técnicas quirúrgicas para la reducción de mamas, como:

  • Reducción mamaria sin cicatrices o técnica de liposucción: primero se seda al paciente, con la anestesia general, luego se hacen 3 incisiones en el pecho: 1 en el pezón y 2 en la parte superior. Por estas tres incisiones se hace la succión del exceso de grasa de cada una de las mamas, haciendo que se reduzcan de tamaño de igual manera. El tiempo que se tarda es de 2 a 4 horas, dependiendo la cantidad de grasa.
  • Reducción mamaria con inversión vertical: como lo dice el nombre la inserción se hace de manera vertical, va desde el pliegue del seno hacia arriba y alrededor de la areola. Aquí, igualmente se retira la piel sobrante y el tejido mamario; después de pone el pezón y la areola. Después de hacerse esta operación, es normal que se pongan los tubos de drenaje y un vendaje al rededor de las mamas.

Artículo relacionado_Reducción de mamas

Después de la cirugía

Los efectos secundarios del postoperatorio es que los pezones no quedan igualados.

El cirujano receta medicamento para que se controle el dolor, ya que las dos primeras semanas será normal sentirlo. Pasando los días se quita el vendaje para pasar al sujetador especial para este tipo de operación. Es normal que en el postoperatorio, los pacientes sientan hinchazón en la zona tratada o ardor, incluso pueden tener la pérdida de la sensibilidad, pero esto es temporal y la aparición de hematomas. A los 14 días después de la intervención se retiran los puntos y hasta la semana 6 se desaparecen los edemas.

En la semana 3 es donde el paciente puede reincorporarse a sus actividades laborales, sin embargo a las actividades físicas, será necesario guardar más reposo hasta la semana donde se vea una recuperación adecuada.

Con esta intervención, será necesario que esperes dos semanas para tener relaciones sexuales, ya que no se recomienda el contacto en esta zona. Es normal que después de unos días aparezcan costras y líquido en las incisiones. Igualmente, es necesario que después de la operación se acuda a revisiones periódicas, para que el experto veo como va la evolución de la operación.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!