Frío extremo para combatir la celulitis

Frío extremo para combatir la celulitis
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 13 may 2016 · Actualización: 18 ene 2022

A ninguno nos gusta pasar frío, pero lo cierto es que el frío puede ser un gran aliado para nuestra salud y nuestra belleza. De hecho, ha demostrado ser una buena herramienta para luchar contra la tan temida celulitis.

La celulitis es una enfermedad que afecta al tejido subcutáneo. Esta enfermedad, afortunadamente, no supone ningún riesgo para nuestra salud, pero es un problema estético que afecta casi al 100% de las mujeres.

En la actualidad, existen muchos tratamientos que han demostrado su eficacia para luchar contra la celulitis. Uno de los más innovadores y eficaces es la crioterapia.

Artículos relacionados: Mesoterapia

El frío ayuda a descongestionar, anestesiar, exfoliar y aumentar la capacidad regeneradora de la piel. Lo que hace la crioterapia es aprovechar todos esos efectos beneficiosos del frío para tratar un problema tan común como la celulitis.

El tratamiento consiste precisamente en aplicar frío en la zona afectada por la celulitis. Ese frío puede aplicarse de diferentes maneras, ya sea a través de una cabina de hielo, de la hieloterapia o de la aplicación de vendas frías, que suele ser lo más común.

Tratamiento criolipólisis abdomen
Tratamiento criolipólisis abdomen

En la aplicación de crioterapia a través de vendas frías se coloca sobre la piel del paciente una mezcla compuesta a base de sustancias criogénicas y otras sustancias de efecto quema grasas como la cafeína. El tratamiento dura unos 40 minutos y para que no resulte desagradable para el paciente se suele aplicar una crema que mitiga la sensación de frío.

Lo que se consigue al aplicar frío es que la temperatura corporal descienda de forma importante, lo que obliga al organismo a generar calor quemando grasa y acelerando el metabolismo, y todo ello se traduce en una eliminación de los cúmulos de grasa.

La crioterapia es además un gran aliado contra la flacidez ya que activa los músculos para producir calor a la par que los ejercita.

Este tratamiento, además de indoloro y efectivo, no tiene ningún tipo de efecto secundario, por lo que el paciente puede desarrollar su vida normal inmediatamente después de cada sesión.

Existen 2 tipos de criolipólisis:

  • La criolipólisis plana; esta técnica lo que hace es romper los adipocitos, dando lugar al alisado del tejido y a una correcta circulación. Se aplica mediante cabezales rectangulares que se colocan sobre el área a tratar a una temperatura de -5º, siendo recomendable -2º.
  • La criolipólisis de succión; se trata de succionar al vacío el área a tratar, despegando el tejido adiposo. El inconveniente de esta técnica es que al succionar, se puede romper los capilares, quedando arañitas en la piel, por lo que no sería recomendado en pieles sensibles.

Hay que tener en cuenta que la celulitis es persistente y que para luchar contra ella, además de usar tratamientos como la crioterapia, que se puede combinar con otros como la electrolipólisis, la hidroterapia o la mesoterapia, es importante seguir una dieta sana y practicar ejercicio.

¿Qué áreas se pueden tratar con criolipólisis?

Tratamiento criolipólisis en piernas
Tratamiento criolipólisis en piernas

Con el tiempo, se han creado aplicadores más ergonómicos que pueden adaptarse a zonas como la barbilla. Además, algunos médicos tienen máquinas capaces de tratar dos zonas a la vez con distintas simultáneamente.

Por tanto, podríamos afirmar que se puede tratar muchas partes del cuerpo con la criolipólisis, siendo las más frecuentes:

  • Abdomen.
  • Caderas.
  • Cara interna de los brazos.
  • Cartucheras.
  • Glúteos.
  • Mentón.
  • Parte interna de los muslos.
  • Rodillas.

Cooltech

El Cooltech es una técnica que elimina la grasa localizada porque destruye los adipocitos por congelación (criolipólisis).

La aplicación es muy sencilla, una vez tumbado el paciente en la camilla, se elige el cabezal que mejor se adapte a la zona a tratar.

Se aplica un gel en la zona más una especie de mascarilla cubierta de activos cuyo fin es proteger la piel y luchar contra la flacidez.

Una vez colocado el aparato sobre la zona, ésta irá succionando la piel pudiendo sentir un notable pellizco, siendo esta una pequeña molestia que puedes llegar a sentir y que se pasa en unos segundos.

Toca relajarse durante 70 minutos, tiempo en el que el aparato está succionando sobre la zona y no queda otra que cerrar los ojos y esperar a que haga su cometido.

Pasado los 70 minutos, toca la peor parte; al quitar el aparato de la zona tratada, tendrán que masajear enérgicamente y la sensación que se te queda es como cuando se te duerme una pierna y la vas despertando mientras caminas... ¿Recuerdas ese dolor intenso al despertar la pierna?, pues es lo que se siente cuando intentan despertar la zona con el masaje...pero no te preocupes porque también pasa rápido.

Una vez terminado el tratamiento, ya puedes volver a casa y hacer tus rutinas diarias sin ningún problema.

Para obtener mejores resultados, sería ideal que practiques ejercicios y lleves una dieta rica en proteínas, frutas y verduras. Otra recomendación sería que te automasajes la zona tratada con alguna crema anticelulítica durante 6 u 8 semanas. Al masajear, sentirás dolor debido a que la zona seguirá aún dolorida y como si estuviera adormecida...pero no te preocupes, es un síntoma normal que pasará en pocas semanas.

Como cualquier tratamiento corporal que use el frío, la técnica Cooltech está contraindicada para pacientes que padezcan las siguientes enfermedades y/o estados:

Artículos relacionados: Liposucción

  • Cualquier tipo de enfermedad causada por el frío:
    • Urticaria por frío.
    • Enfermedad de Raynaud.
    • Crioglobulinemia; Se da cuando el cuerpo se somete a temperaturas muy frías, momento en el cual, aparecen proteínas anormales en la sangre, las cuales, se vuelven muy espesas y obstaculizan la circulación sanguínea, dañando así la piel, tejidos, articulaciones, etc.
  • Alteración de la coagulación.
  • Hernia en zona a tratar.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Varices, flebitis..
  • Procesos infecciosos agudos.
  • Antecedentes oncológicos.
  • Hipoproteinemia; nivel elevado de proteína en sangre.
  • Estados febriles.
  • Embarazo y lactancia.
  • Dermatitis o heridas abiertas en la zona a tratar.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.