¿Qué es una dermoplastia?

¿Qué es una dermoplastia?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 6 jun 2016 · Actualización: 25 nov 2020

La celulitis es un trastorno que afecta a la piel, especialmente a la piel de las mujeres. No es grave pero si antiestético, presentándose en hasta un 80% de la población femenina.

La celulitis desde siempre ha sido un problema que ha acompañado tanto a hombres como a mujeres y se cree que afecta a 9 de cada 10 personas. Es más conocida como “piel de naranja’’ y en términos simples se caracteriza por ser una acumulación superficial de grasa en la capa más externa de la piel y puede aparecer en varias zonas del cuerpo, en especial en la zona del abdomen, las piernas, glúteos y brazos.

Tiene apariencia de piel abultada con una textura rugosa y en su aparición influyen varios factores, entre ellos, el factor genético o el estilo de vida en general. En esa línea, la celulitis puede aparecer por muchos factores, entre ellos una alimentación no demasiado sana, una vida sedentaria o por la edad. Luchar contra ella es difícil y muchas veces no se consiguen buenos resultados si no se recurre a tratamientos médico-estéticos.

Así mismo, la celulitis consta de 4 fases:

  • Primera fase: afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo. En ese aspecto, es en esa zona donde las células drenan sus desechos, por lo que si existe un mal drenaje lo más probable es que se forme un edema.
  • Segunda fase: es cuando ese edema que se ha formado por un mal drenaje, se hacen más grandes, dando lugar a la apariencia de piel de naranja, formando estos incómodos hoyuelos que se ven a simple vista.
  • Tercera fase: debido al excesivo crecimiento de estos edemas, comienzan a aparecer problemas circulatorios, e incluso pueden desarrollarse algunas várices en las zonas afectadas.
  • Cuarta fase: es cuando este problema de salud se vuelve crónico y trae consigo malestares como calambres, dolor, sensación de pesadez, pies fríos y posibles hormigueos.

La buena noticia es que existen soluciones para combatirla.En la actualidad y gracias a los avances de la estética, han aparecido innumerables tratamientos que prometen reducir y hasta eliminar este incómodo problema. Uno de ellos es la dermoplastia.

demoplastia
Se estima que la celulitis afecta a 9 de cada 10 personas

🔎Artículo relacionado: Remodelación corporal exprés

La dermoplastia es una de las últimas novedades en la lucha contra la celulitis. Su popularidad está creciendo gracias a que se trata de un tratamiento no invasivo que produce muy buenos resultados, incluso frente a la celulitis más rebelde, esa con la que no pueden ni otros tratamientos.

¿Qué es una dermoplastia?

Este es un tratamiento para combatir la celulitis que está indicado para tratar la celulitis tipo (I, II y III)

La dermoplastia consiste en la aplicación de ondas de choque u ondas acústicas por medio de una pistola que dirige un profesional médico cualificado. Estas ondas penetran incluso en las capas más profundas de la piel y fraccionan los nódulos que provocan la celulitis, permitiendo que sean reabsorbidos por el cuerpo.

Este tratamiento, en algunas ocasiones, puede ser combinado con mesoterapia para obtener los resultados esperados.

¿Cómo se realiza este tratamiento?

Es muy importante que todos los pacientes que quieran realizarse este tratamiento acudan a centros de estética certificados y puedan comprobar que el especialista a cargo cuente con los estudios y certificaciones correspondientes.

En esa línea, el experto acondiciona en primera instancia la piel con un gel conductor de ultrasonidos, luego se aplican a través de unas ondas acústicas con una pistola especialmente acondicionada, altamente energéticas para trabajar las zonas afectadas.

Durante el tratamiento se aplican dos tipos de ondas, unas ondas de choques focales planas y luego las onda de presión radiales. Paralelamente, durante las sesiones se aplican disparos más profundos que alcanzan hasta unos 2,5 cm de profundidad de la piel.

Cada sesión de este tratamiento dura unos 30 minutos y suelen ser necesarias entre seis y diez sesiones en función del tipo de celulitis de que se trate. Se pueden realizar hasta dos sesiones por semana.

¿Para quiénes está indicado este tratamiento?

Este tratamiento está indicado para personas, ya sean hombres o mujeres, que tengan algún grado de celulitis (I, II o III) y que quieran eliminar o suavizar su apariencia.

Este tratamiento no es adecuado para personas con procesos infecciosos, ni con enfermedades crónicas no controladas o alteraciones en la coagulación. Tampoco se recomienda en mujeres embarazadas y en período de lactancia, ni durante el período menstrual. Está prohibido en menores de edad Las personas con problemas de obesidad o aquellas que no tengan grandes acumulaciones de grasa tendrán que consultar con el médico.

¿Es la dermoplastia eficaz?

Los efectos del tratamiento comienzan a notarse de forma inmediata y se manifiestan con la desaparición de los gránulos en la piel y la reducción de entre 2,5 cm y 7 cm en el perímetro del muslo; la zona tratada adquiere más firmeza y una mayor suavidad y tersura.

Beneficios de la dermoplastia
Gracias los avances en la medicina estética, la dermoplastia ha demostrado tener excelentes resultados eliminando la piel de naranja

El tratamiento de dermoplastia es un tratamiento seguro y con una eficacia de hasta un 94% en la eliminación de la piel de naranja, incluso de la celulitis más rebelde. El tratamiento se aplica sin ningún tipo de anestesia ni agujas, ya que es totalmente indoloro y no invasivo.

Además, se elimina la grasa acumulada, lo que facilita la correcta eliminación y drenaje de toxinas de las células del cuerpo, lo que previene la formación de celulitis en el futuro.

Gracias a las ondas de choque se potencia la producción de colágeno, responsable de dar mayor elasticidad a la piel. Hay una mejora sustancial en las zonas en las que se pueden apreciar várices, aportando a una mejor circulación sanguínea y recuperando el tejido que estaba dañado.

Tras la dermoplastia la paciente puede volver inmediatamente a hacer su vida normal, sin tener que tener en cuenta ninguna precaución.

Es muy importante que luego del tratamiento los pacientes puedan mantener hábitos saludables, en lo posible, realizar actividad física, comer alimentos altos en proteínas y tomar al menos, 8 vasos de agua al día para mantener la piel hidratada y potenciar la eliminación de toxinas.

✅Si te realizaste este tratamiento y te encantaron tus resultados, te invitamos a compartir tu experiencia en nuestro foro

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.