Tengo 37 años y tenía un tatuaje en el antebrazo que necesitaba eliminar sin marcas para unas oposiciones. Fui al Centro Médico Rusiñol y me lo explicaron todo muy bien, los plazos entre sesiones, el precio por sesiones en el que estaba incluida la crema anestésica y una crema para después. El láser fantástico, súper rápido, sin heridas, solo un poco de irritación tras las sesiones y se eliminó sin marcas ni rastros del tatuaje. Una experiencia muy recomendable, desde luego no es el más barato de lo que he ido viendo por ahí, pero los resultados y el proceso merece la pena con creces. La relación calidad-precio indudable

Me recomendasteis un centro de eliminacion de tatuajes dermoestetico y fue muy mal no cumplian ningun reglamento sanitario, ni siquiera me taparon las heridas producidas por el lase e algunos sitios sangrente ademas de no poder dar el sol, despues le senti estafado despues de gastar dos de las tres sesiones que compre tube dejar de ir porque no hubo resultado alguno. despues hos hice llegar mi queja y no me ayudasteis en nada deciais que habia consumido las sesiones cosa incierta por otro lado pero da igual , despues busque otra clinica dermoestetica hay si e funciona bien son muy profesionales y no hacen esperar contento con la segunda obcion, creo que si quereis qque la jente confie tendriais que mirar esos detalles porque dan mala fama.

Hace una semana me hice un tatuaje parecido al de un jugador de futbol llamado Dybala (pueden buscarlo en google y hacerse una idea) pero resulta que no me gusta como me ha quedado porque esta muy mal hecho y me da vergüenza enseñarlo. Tengo 19 años y quiero quitarmelo cuanto antes

Tenía mucho miedo a realizar el tratamiento, pero acabe pensando que prefería enseñar una marca a enseñar el tatuaje que tenía en el brazo.... era enorme! Y ya en la primera sesión vi muy buenos resultados. Tras seis sesiones ya no tengo nada, por fin! Os recomiendo hacerlo, y también recomiendo muchísimo que toméis el sol o solárium entre sesiones (cuando la herida haya curado), activar la melanina ayuda muchísimo!

Estoy en el proceso de la eliminación y me ha gustado la atención y la preocupación que tienen de como va el proceso después de aplicarte el láser.

Hice el laser para eliminar 3 tatuajes con el Doctor Canal de Clinica Tufet (Barcelona). Con 5 sesiones ya no se ve nada y no se ha quedado ningun tipo de cicatriz. Estoy muy satisfecha del resultado.

Llevaba años deseando quitarme un tatuaje que tenía en forma de mariposa, y de todos los colores, en la espalda. Después de varios intentos sin éxito en Barcelona, un familiar me recomendó Clínica Nexus en Lérida. Disponen del láser en picosegundos más avanzado, el Picosure, sin duda el mejor láser para eliminación tatuajes. Me hizo el tratamiento el Dr. Pinós, gran profesional, y en tres sesiones ni rastro del tatuaje y tengo la piel perfecta!! Voy a pedir foto antes y después a la Clínca.

Tomé la decisión porque ya no me gustaba. Empecé en Más Q Salud y ya llevo 7 sesiones (me faltan 2). El problema es que es muy caro (70€ por sesión). Ahora estoy buscando un sitio que las hagan más baratas. No es nada doloroso pero sí es un proceso muy lento. Lo que me daba miedo era que el tratamiento fuera doloroso, pero como digo no duele. Yo les recomendaría a quienes quieren hacérselo que se lo hagan pero que busquen un sitio más barato.

Me hice varios tatuajes a edad muy temprana y al madurar me di cuenta de que no me representaban especialmente, así que al existir la posibilidad, decidí comenzar a eliminarlos. Me intrigaba saber si dolería o no. Fui al final bastante tranquila a la primera cita tras haber leído en Internet que era tan solo la sensación como de una goma elástica contra tu piel, pero al final sufrí muchísimo. Fue un dolor infinitamente más fuerte que eso, de pura quemazón y ensañamiento, al menos en mi caso. De momento he realizado como seis sesiones a lo largo de dos años y los tatus están bastante borrados, aunque no completamente. Es importante saber si se está pensando en emprender el borrado que no quedan feos en el proceso y que, aunque debo continuar, los estadios intermedios no son deformaciones sino una desaparición progresiva y bastante uniforme del color. La mitad aproximada de las sesiones las he hecho en Palma de Mallorca y la otra mitad en Madrid. En Palma fui atendida por la Clínica del Doctor Morano, donde se me trató estupendamente desde la higiene, la profesionalidad y la empatía. Normalmente el paciente se pone un tiempo antes una crema anestésica para evitar dolores durante la aplicación del láser. Pero la primera vez que fui me di cuenta de que la crema no servía y el dolor era insoportable. Así que los doctores me infiltraron anestesia subcutánea de acción inmediata y un rodillo de hielo y pude hacer las sesiones normalmente, con mínimas molestias y bastante rapidez. En Madrid, sin embargo, me atendió la doctora Cornejo en Instituto Médico Láser. Le comenté que no me servía la crema y necesitaba la inyección y por alguna razón, supongo que de coste (que no se refleja en la factura del cliente), mostró su desacuerdo con la idea, pese a que para mí hubiese una gran diferencia entre 40 minutos de terrible dolor y 5 minutos de una sensación soportable. Se permitió mostrar agresividad y mala educación, no mostró empatía con la vulnerabilidad del paciente que se somete a un proceso invasivo y doloroso. El tratamiento ha sido muy diferente según quién me lo ha aplicado. No recomiendo que se acuda a los servicios de esta Clínica en Madrid, porque la diferencia en dolor, malestar y es tremenda. No es una gran molestia. Se sobrelleva con ciertos rudimentos de higiene y una crema. Supongo que depende del lugar en el cuerpo donde se tengan los tatuajes, de la estación del año, etc. Creo que es fundamental conocer de antemano al profesional que vaya a estar a cargo y sentirse a gusto en las instalaciones. Si a uno no le quieren paliar el dolor, este tratamiento puede ser un infierno.

Me decidí a eliminarme los tatuajes porque ya con la edad no me los veía tan novedosos, pero los disfruté en su momento. Tenía el temor que no se eliminara del todo, y también que me doliera, o que me dejara alguna marca o cicatriz, y que mi piel se viera afectada por el láser. El proceso fue paso a paso, cada sesión dejando pasar casi 2 meses, y en un año vi los resultados... se nota desde el primer momento. El procedimiento no es nada complicado, solo notas picazón e hinchazón pero lo normal. Me siento mucho mejor anímicamente y sin dudas que fue el momento preciso para hacérmelo ya que lo disfruté de jovencita.

Me hice 3 sesiones y me quemaron la piel, la cual llevo tratando desde hace 4 meses y sigo con ella con relieve y tengo como cicatrices por distintas partes del tatuaje y me dicen que use corticoides y que quizás tenga que usarlos durante 1 año pero sin garantizarme que mi piel vuelva a ser la misma. Estoy muy arrepentida de haber ido a este centro.

Pues me garantizaron q en 4-5,6 a lo sumo desaparecerían los tatuajes, la primera sesión salí contenta pero las siguientes no parecían avanzar y para mi pesar aquí siguen.Para colmo lo intente con dos al mismo tiempo, aunque con uno tengo más sesiones que con el otro, lo que quiero es una técnica que me los elimine por completo.

El procedimiento es a través de láser Q-switch, duele mas quitarlo que hacerse otro!! Voy por la sesión 7 y se va borrando, aunque va despacio, lo mejor es que no deja ninguna marca, al menos en mi caso, y el precio es mas barato que en otras clínicas que he visitado para el mismo tratamiento con el mismo sistema.

Caro y lento. Busqué una clínica para eliminar un tatuaje cerca de mi casa. El mismo día nada mas realizar la búsqueda me llamaron de una clínica. Fui allí 7 sesiones a 70 euros la sesión, hasta que me di cuenta que el láser que usaban no era uno adecuado y con la potencia correcta para la eliminación de tatuajes.Cuando pedí información sobre el láser que usaban no me sabían contestar, simplemente contestaron con la marca de la maquina. Era una antigua que se usaba para depilación. Me gasté casi 500 euros y el tatuaje apenas se empezó a borrar. Me sentí engañada, además la clínica nunca dio recibos de los gastos y a veces cancelaban las citas con muy poco aviso.