La mayoría de la gente piensa que ir a una dietista a que te recomiende una dieta no sirve, mientras que hacer una dieta por tí mismo sí. Están equivocados, pues no hay nada mejor que una dieta por una persona experta en nutrición. Yo siempre era de las que hacen dietas por su cuenta y casi todas duran poco y a penas se pierde peso. Mi mejor amigo me recomendó ir a una nutricionista y como él logró llegar a un peso adecuado pese a su sobrepeso anteriormente, me convenció. Empecé a seguir dietas, una cada dos semanas, y a los dos meses habia perdido 10 kg, las diferencias son notables de hacer una dieta de un profesional a hacer una dieta creada por ti. Una de las diferencias es el hecho de que haya una persona pendiente a tí cada dos semanas o hasta antes, ayuda a que te controles y hagas la dieta adecuadamente y sin pasarte, obviamente también anima el dinero que estás gastando en ella. Otra de las diferencias es que en la dieta esta todo organizado de una manera totalmente diferente, por ejemplo te indica la cantidad de comida, de agua, etc que deberias ingerir en un día además de las calorias diarias que soporta tu cuerpo las cuales son diferentes según la persona. Actualmente ha pasado ya casi un año de cuando acabé la dieta y sigo mantenida perfectamente al mismo peso con la dieta que me dieron para ello, es lo mejor que he podido hacer y me siento más feliz conmigo misma.

La dieta que me cambio la vida
Konkistadora
Miembro destacado

Conseguí engordar esos 10kilos que me hacían falta. Gracias a toda mi familia que me apoyó en este momento tan especial y tan feliz que me siento como una mujer muy bonita y solo me falta una operación de senos. Ya que después de mis dos embarazos ya no se donde están jajajajaja. Hay que luchar aunque tu familia y amigos no estén en acuerdo con lo que te gusta o te mereces, tu lucha porque si no lo haces tu no lo hará nadie.

Nunca he estado contenta con mi aspecto físico, intentaba adelgazar comiendo sano y haciendo deporte pero no lo lograba y eso frustra aún más. Un día, me hablaron de un médico que realizaba dietas junto a tratamientos estéticos y decidí pedir hora, iba a quemar mi último cartucho para intentar adelgazar...Con un peso inicial de 78,5 Kgs y una altura de 1'61cm, el doctor me propuso perder unos 10 Kgs aproximadamente (sabiendo que debía perder más para alcanzar el normopeso) y para ello me hizo una dieta personalizada. Hacía una visita semanal que constaba de revisión del peso y la dieta, mesoterapia, presoterapia y cavitación. Al principio perdí muy rápido un par de quilos pero después bajaba muy poco a poco. Tardé 1 mes y medio en alcanzar los 75 Kgs y fue entonces cuando me propuso pasar a la dieta Pronokal. Esta dieta es un poco dura y costosa, hay que estar concienciado previamente y tener mucha fuerza de voluntad. Consta de varias fases donde vas introduciendo poco a poco los alimentos y es en la primera fase estando en cetosis donde se pierden la mayoría de quilos. Una vez acabado el tratamiento de 3 meses en total para todas las fases, mi peso era de 65 Kgs aprox. Superé la meta de los 10 Kgs iniciales y mi confianza y autoestima iban en aumento. Pasé a ir cada dos semanas o más a visitarme y actualmente estoy en mantenimiento una vez al mes y mi peso es de 62 Kgs. Como sano y variado y hago deporte regularmente. No solo mi aspecto ha cambiado con 17 Kgs menos, sino mi vida. Tienes que adaptarte a un cuerpo nuevo, situaciones nuevas, en general un nuevo estilo de vida. Un cambio físico tan grande tiene que ir acompañado de un cambio mental que aún estoy trabajando. Quizás la parte física sea lo más "fácil" del proceso después de todo...

En el último año he tenido un trabajo muy sedentario y personalmente una situación estreseante que me dió una ansiedad exacerbada. En menos de 10 meses subí de 95 a 115 kilos. Soy grande con lo que mi peso inicial era elevado pero más o menos llevadero, además de que tenía masa muscular, que pesa más, pero ya empiezo a tener dolores en las rodillas y cansacio muy alto. Espero encontrar el tratamiento completo adecuado que me ayude física y mentalmente a bajar de peso y volver a encontrarme bien.

Estoy cansada de no poder ser una chica normal por mi exceso de peso tengo muchas limitaciones , me cuesta un poco caminar , casi no puedo correr , tengo 19 años peso 82kilos mido 158 eso no es normal para una chica de mi edad , necesito realmente bajar de peso , ya no sé qué hacer ... Busco ayuda seriamente

De mi cuerpo mejoraría bueno mas bien me gustaría perder algunos kilos a causa del embarazo. Me haría ese tratamiento porque una se siente mejor cuando se ve o se siente guapa ;) También me haría una limpieza de cara que nunca me he hecho una .. Falta me hace pero ya sabemos que las mamás nos dejamos para el final, cuidar y mimarnos un poco que si no nos cuidamos nosotras nadie lo hará :P Gracias y felices fiestas!!

Llevaba 2 años acumulando sobrepeso, las comidas copiosas, el sedenterismo y la vagancia, estaban causando más de un "michelin" indeseado... Hasta que me decidí recuperar mi físico y sentirme más segura de mi misma, y gracias a la profesionalidad y las pautas de la Dra. Milena Camacho he conseguido perder casi 14 kg en 5 meses!!!! Estoy muy feliz, y lo mejor que he aprendido a comer, saber compensar alimentos y llevar una vida saludable! Además añadir que un trato exquisito, sincero y profesional. Lo recomiendo 100%! Eso si tod@s tenemos que poner voluntad! Que hacen magia pero no milagros ;)

Recomiendo la "Clínica Nexus" de Lleida en todos los aspectos: muy buenos profesionales, excelente trato, etc! Te asesoran en todo y el servicio es un 10! Estoy muy contenta con los tratamientos que he realizado en Clínica Nexus de Lleida..y sin duda, seguiré confiando en ellos en un futuro.......

Empecé a hacerlo sin muchas espectativas, y la verdad que ha merecido la pena. A algunas personas les basta con quitarse los frutos, los dulces y comer más verduras y pollo a la plancha. Pero hay gente que debe ir a un dietista. Suelen ser caros, y algunas veces el cuerpo puede ir lento, pero una vez vas viendo los resultados es lo mejor!!! Hay que ser pacientes y constantes, pero siéndolo se consigue todo

Estamos extremadamente agradecidos y satisfechos. Nos ha ayudado muchísimo. La dieta es facilísima, rica. No pasamos hambre. Comemos toda la familia y a los niños les encanta también. Todos hemos mejorado nuestra alimentación. Es flexible, profesional y amable. Mira por el paciente y no por hacerse rico como el resto, con engaños. No puedo estar más contenta. Me ha encantado.

Tras un período de varios meses, gracias a mi nutricionista, logré reducir mi peso sin necesidad de pasar hambre y con unas condiciones de salud inmejorables. La dieta consistió simplemente en un buen control alimenticio, es decir, me enseñaron a elegir que comidas son mejores para cada hora del día y me ayudaron a eliminar de mi dieta todo aquello perjudicial o que me supusiera un aumento de peso. Todo esto con la ayuda del ejercicio físico que vengo realizando de toda la vida así como de complementos alimenticios para saciar el hambre.

Hace un tiempo comence a coger peso y realmente me sentia incomoda conmigo misma. Ahora estoy en manos de una gran profesional como la Dra Raquel Esteban que gracias a sus tratamientos y consejos he vuelto a recuperar mi propia forma de ser. La dieta es personalizada y me ayuda a seguir con un esfuerzo muy llevadero la perdida de peso. Naturalmente acompañado de presoterapia y unos ejercicios para complementar la perdida de peso.

Ahora me siento mucho mejor, he podido adelgazar y controlar la comida. Y he perdido 10 kilos. Lo recomiendo, a mi me ha ido muy bien, las dietas son muy sencillas y no te aburres, comes de todo pero pocas cantidades. Lo recomiendo mucho mucho mucho, yo sigo con la dieta. Debes hacer ejercicio para poder perder peso y controlar las comidas, todo natural

Poco más, tratamiento a base de leves pinchacitos en diferentes partes de tu cuerpo. La verdad, ni lo notas. Consejos muy importantes sobre nutrición además de dietas controladas en donde te decía lo que podías y no podías comer y en cantidades adecuadas. Nos veíamos cada 15 días en donde se notaban los progresos, aunque en alguna ocasión se ponía serio por no haber llegado.