Nuevas tecnologías para reducir el perímetro de los brazos sin cirugía

Nuevas tecnologías para reducir el perímetro de los brazos sin cirugía
Clínica de medicina y cirugía estética que cuenta con la tecnología más avanzada para ofrecer a sus pacientes los mejores resultados en tratamientos corporales y faciales.
Creación: 1 oct 2020 · Actualización: 1 oct 2020

Desde hace años la tendencia de la mayoría de los pacientes es a buscar tratamientos que consigan hacernos mejorar sin necesidad de pasar por el quirófano. Por ejemplo para intentar mejorar el contorno de los brazos a lo largo de los últimos años se han probado multitud de tratamientos, desde mesoterapia, intralipoterapia, presoterapia,carboxiterapia, hidroxiapatita cálcica, hilos tensores... pero lo cierto es que ninguno consigue un cambio significativo, más bien la mejora (cuando se produce) es muy leve y en ocasiones frustrante tanto para los pacientes como para los médicos.

Por ello la industria de la tecnología médica ha ido avanzando poco a poco y se puede decir que ahora ya disponemos de aparatos que nos permiten conseguir resultados muy potentes de una forma segura, eficaz, sin cicatrices y sin pasar por el quirófano.

Buena muestra de ello es la tecnología desarrollada entre Israel y USA denominada radiofrecuencia bipolar selectiva bodytite. Esta tecnología se basa en el principio de que el calor, aplicado a tejidos grasos o cutáneos, provoca una contracción de los mismos y por tanto reduciendo su volumen de la misma forma que consiguen tensarlos. 

Hay muchas plataformas de radiofrecuencia en el mercado que son muy populares, pero sabido es por todos que necesitan muchas sesiones para conseguir resultados muy sutiles. Su problema es que son "radiofrecuencias monopolares", es decir el calor lo emiten desde un aplicador que se coloca en la superficie de la piel e intenta penetrar hasta las capas más profundas. Como se podrá comprender, en este tipo de tratamientos el calor se disipa en este trayecto hacia las capas más profundas no alcanzando temperaturas idóneas y por tanto no consiguiendo ese efecto de reducción de la capa grasa y de retensado de la piel desde dentro.

Lo que aporta de novedoso esta tecnología es que tiene un diseño de pinza (como os mostramos en la imagen), en la que una rama va por fuera de la piel y la otra va por debajo de la piel, de forma que la interna emite un calor que puede llegar a alcanzar los 70 grados centígrados. A esta temperatura la contracción de la grasa, de los tejidos conectivos que la envuelven y de las capas más profundas de la piel es infinitamente más potente, de ahí que los resultados sean mucho más llamativos. 

Las características de esta tecnología hacen que los resultados que podemos conseguir sean espectaculares, pero deben ser realizados por personal médico especializado y entrenado para ello. En The CLINIQ somos centro de referencia nacional donde formamos a médicos de toda la península, para que le puedan sacar todo el partido a la plataforma. Al tener que ser realizado en un centro médico, Bodytite no puede ser ofertado en centros estéticos donde si se pueden ofertar radiofrecuencias monopolares que se aplican por una técnico esteticista.

¿Que ventajas tiene la radiofrecuencia bipolar denominada BODYTITE?

Es una tecnología revolucionaría que ha causado furor en Estados Unidos en los últimos años y que ahora llega a España de la mano de INMODE y que presenta las siguientes ventajas a la hora de mejorar el contorno de los brazos, combatir su flacidez y reducir su perímetro:

  • No es necesario pasar por el quirófano para conseguir ver el resultado. Es un tratamiento que se puede realizar en cualquier consultorio en manos de especialistas formados y entrenados en esta tecnología.
  • El resultado puede ya verse a los 5 días.
  • El tratamiento se realiza en una única sesión. Olvídate de los bonos de x sesiones. 
  • No deja cicatrices visibles. Hay que realizar un mínimo orificio de entrada (menor de 1 cm) en las arrugas de la piel del codo para poder introducir por ahí la rama interna de la pinza que liberará el calor que consiga el efecto deseado.
  • No necesita contar con días de recuperación tras el tratamiento. Es decir que uno puede continuar con su vida cotidiana sin problemas. No es necesario guardar ningún tipo de reposo tras el tratamiento.
  • Los resultados son muy duraderos. Es muy difícil establecer en este punto una cifra pues dependerá mucho de las características particulares del paciente. No durará lo mismo en una persona de 70 años que en alguien de 40. Igualmente depende del grado de flacidez que tuviera antes del tratamiento, cuanto menos flacidez mayor duración del resultado.

En definitiva, gracias a que la tecnología de los aparatos en la industria de la medicina estética han evolucionado de una manera brutal, ahora podemos ofertar y conseguir resultados en la reducción del perímetro de los brazos que nunca antes nos podríamos haber imaginado conseguir sin pasar por el quirófano.

Nuevas tecnologías para reducir el perímetro de los brazos sin cirugía
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!