Manga gástrica y bypass gástrico: aspectos dietéticos y nutricionales

Manga gástrica y bypass gástrico: aspectos dietéticos y nutricionales
Dr. David Martinez Cecilia
Especialista en Medicina y Cirugía así como también, en Cirugía General y Aparato Digestivo.
Creación: 17 sep 2020 · Actualización: 17 sep 2020

La manga gástrica y el bypass gástrico son hoy en día las cirugías bariátricas más extendidas, por su eficacia, seguridad y comodidad para el paciente.

Ambas se realizan por laparoscopia, con una rápida recuperación y una breve estancia hospitalaria.La forma de reintroducir la comida tras ambas cirugías será similar y se hace de forma progresiva en cuanto a la consistencia de los alimentos, incrementando la misma cada 2 semanas aproximadamente.

Durante las dos primeras semanas se debe seguir una dieta exclusivamente líquida, que contenga entre 600 y 800 kilocalorias y 60 gramos de proteínas al día. Para conseguir estos objetivos suele ser necesario tomar preparados dietéticos comerciales en forma de batidos.

Las dos semanas siguientes se deberá seguir una dieta triturada, que contenga al menos 60 g de proteínas. Suele consistir en purés o papillas, normalmente caseros, y que incluyen huevo, pescado o carnes blancas.

Posteriormente se pasa a la dieta blanda, en la que se ingieren alimentos de consistencia blanda o machacados con el tenedor, manteniendo una proporción de proteínas similar.

Dos semanas después generalmente se puede pasar a una dieta de consistencia normal, aunque esto no quiere decir una dieta libre. Es muy importante masticar despacio y por completo toda la comida, intentando realizar una pausa después de cada bocado. Se deberá controlar la ingesta de calorías, que oscilará entre 800 y 1200 Kcal.

La toma de proteínas es muy importante durante todo el proceso, y debería ser como mínimo de 1,2 g por cada kilo de peso ideal (nuestro médico nos informará del mismo), y siempre mayor de 60 g al día. Además, el porcentaje de grasas deberá ser menor al 30% de la dieta.

En general, en la manga gástrica la transición de alimentos líquidos a sólidos es más lenta que en el by-pass gástrico. Por otra parte, en el bypass gástrico la ingesta de comidas ricas en azúcares puede provocar el conocido como síndrome de dumping, con dolor abdominal, naúseas y mal estar general, por lo que se deben evitar este tipo de comidas.

Una serie de recomendaciones generales que se pueden aplicar a ambas intervenciones serían: realizar ingestas pequeñas pero frecuentes a lo largo del día (5 ó 6 tomas), así como beber abundantes líquidos como agua, caldos sin grasa o infusiones sin azúcar, pero evitándolos 30 minutos antes o después de las comidas. Se deben evitar los refrescos y zumos comerciales, así como las bebidas alcohólicas. Se debe controlar la cantidad de aceite empleado para los guisos, y evitar los fritos y rebozados, aunque existe la opción de utilizar las “freidoras de aire” que no necesitan aceite. El huevo, pescado, pollo, pavo y marisco se suelen tolerar bien, y se deben introducir progresivamente en las fases de purés, triturados y sólidos. La carne roja y el cerdo se deben introducir más tarde, pues se suele tolerar peor.Por último, el pan debería ser integral, así como la pasta y el arroz que se emplean como acompañamiento.

En cuanto al estado nutricional, es habitual la pre-existencia de déficit de uno o varios micronutrientes (vitaminas o minerales) en los pacientes con obesidad antes de iniciar su proceso de pérdida de peso. Además el riesgo de deficiencias aumenta tras la cirugía, fundamentalmente por la disminución de la cantidad de comida ingerida y la disminución de la capacidad de absorción de vitaminas y minerales.

Debemos tener en cuenta que la manga gástrica es una técnica puramente restrictiva, mientras que el bypass es una técnica mixta, es decir, con un componente de restricción y otro de malabsorción. Por este motivo, el tipo de suplementación nutricional será diferente en una y otra técnica.

Manga gástrica

Se fundamenta en disminuir la cantidad de alimentos que ingerimos, pero no altera la fisiología de la digestión y la absorción, por lo que es muy raro que existan déficits nutricionales.

Suele ser suficiente la toma de un preparado multivitamínico genérico de forma diaria, sobre todo durante el primer año, coincidiendo con la mayor pérdida de peso. En ocasiones, se puede optar por la toma de calcio y vitamina D, y en mujeres en edad fértil añadir hierro oral, que su médico regulará en función de los controles analíticos que le realice.

By-Pass gástrico

En esta cirugía se producen cambios en la anatomía intestinal que pueden ocasionar déficits de micronutrientes, por lo que es muy importante tomar suplementos nutricionales y realizar un control analítico más estrecho.

Al igual que en la manga gástrica, se debe tomar un preparado multivitamínico genérico de forma diaria, que suele ser suficiente para mantener los niveles de ácido fólico, tiamina y vitaminas liposolubles (A, E, K).

A diferencia de la manga gástrica, es muy habitual el déficit de hierro, principalmente en mujeres en edad fértil, por lo que se deben tomar de forma rutinaria suplementos orales.

Es frecuente el déficit de vitamina B12, que se previene tomando un suplemento diario o una inyección cada mes o cada 6 meses.

Para evitar la pérdida de masa ósea, es también necesaria la toma de suplementos que contienen calcio y vitamina D en el mismo comprimido.

Aunque estas son recomendaciones genéricas que se aplican a la mayoría de los pacientes, es fundamental acudir a las revisiones pautadas por su médico, que realizará una monitorización de la adecuada pérdida de peso y del estado nutricional.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

No puedes dejar de leer...