Descubre todo lo que los hilos tensores pueden hacer por ti

Descubre todo lo que los hilos tensores pueden hacer por ti
Creación: 15 nov 2017 · Actualización: 19 ago 2021

Los hilos tensores son cada vez más demandados tanto en el rostro como en otras partes del cuerpo ya que son perfectos para redensificar la piel, actuar contra la flacidez y eliminar arrugas. La Dra. Piérola Goicoechea nos cuenta todo lo que los hilos tensores pueden hacer por ti.

¿Qué son los hilos tensores?

Son Hilos de PDO (polidioxanona) o PLLA (ácido poliláctico). Son materiales reabsorbibles que son utilizados como sutura en cirugía cardíaca, pediátrica…Colocados en las distintas capas de la piel (dermis, tejido celular subcutáneo…) inducen la formación de Colágeno tipo II. Este Colágeno actúa de soporte y redensifica la piel, actúa contra la flacidez, elimina arrugas, etc.

¿En qué zonas del rostro se pueden colocar?

En la zona facial conseguimos muy buenos resultados. Como prevención y terapia antiflacidez, para elevación de cejas, disminución de patas de gallo, disminución de surcos nasogenianos, líneas de marioneta, mejora de la línea mandibular al reconstruir el óvalo facial entre otros.

¿Se pueden colocar en otras partes del cuerpo? (cuello, etc…)

El abanico de posibilidades es muy amplio. En la zona de cuello mejoramos el descolgamiento, en escote los resultados son estupendos. Se utilizan también en brazos, abdomen, cara interna de muslos, glúteos… En todas aquellas localizaciones donde queremos prevenir flacidez y/o conseguir una elevación de tejidos.

¿Qué tipos de hilos tensores hay?

Podemos distinguir, a grandes rasgos, 2 tipos de hilos: monofilamento y espiculados. Los hilos monofilamento son lisos. Con ellos realizamos mallas en los tejidos que deseamos redensificar, mantener, ocasionar ligera tensión. Los utilizamos en zona facial, escote, brazos… para evitar descolgamientos y redensificar.

En el caso de los hilos espiculados (existen distintos tipos), éstos llevan espículas o pequeñas prolongaciones distribuidas en 2 o 3 dimensiones a lo largo del hilo. Éstas se anclan en las distintas capas de la piel. Tensionando después desde el punto de entrada elevamos los tejidos. Son los que utilizamos en zona facial para corregir surcos nasogenianos, líneas de marioneta, descolgamientos faciales o de cuello…

En brazos corregimos las caídas de tejidos, en muslos y glúteos elevamos y redensificamos. Muy a menudo utilizamos los 2 tipos de hilos en la misma sesión.

¿Cuáles utilizan en su clínica?

Utilizamos un amplio abanico de hilos tensores. Desde monofilamento a espiculados con distintos sistemas de anclaje, según las zonas a tratar. Naturalmente, son productos homologados y con marcado CE, de marcas de prestigio y con rígidos controles de calidad.

¿Cómo se colocan?

Los Hilos Tensores van vehiculados a través de agujas, de muy pequeño calibre. Con un pequeño gesto se introducen bajo la piel y, al retirarse, dejan el hilo colocado en la profundidad y situación elegidas. La duración de la pequeña intervención varía desde 5-10 minutos (en el caso de hilos en labio superior anti-código de barras) a 30-45 minutos, según tipo y zona de tratamiento.

hilos tensores
Los Hilos Tensores van vehiculados a través de agujas, de muy pequeño calibre.

¿Es doloroso para el paciente?

En muchas ocasiones no es necesario el uso de anestesia, las pequeñas molestias que originan son leves y muy llevaderas por el paciente. A veces aconsejamos una anestesia tópica con crema 1 hora antes de la pequeña intervención. Para la colocación de hilos tensores espiculados ponemos pequeñas dosis de anestesia local en la zona de entrada de los hilos. Así, se pueden notar ligeras molestias nada más en el momento de la colocación.

¿Qué cambios va a notar en su rostro tras la aplicación?

Tras la intervención existen ya resultados visibles. Los surcos han disminuido, la flacidez y el descolgamiento han mejorado. Las zonas de entrada de los hilos apenas son apreciables. En ocasiones colocamos un pequeño apósito adhesivo, muy poco visible, que se mantiene durante unas horas. El tratamiento es más apreciable a partir de las 3-4 semanas siguientes, el tiempo en que el organismo empieza a formar colágeno. Es éste nuevo colágeno el que a partir de ahora va a ocasionar las mejoras.

¿Hasta cuándo se van a ver los resultados?

Los hilos son reabsorbibles y el propio organismo los metaboliza en 6-8 meses. El colágeno formado y, por tanto, los resultados, se mantienen durante 12-18 meses. Al cabo de ese tiempo, la zona tratada está en mejores condiciones que antes del tratamiento. Tras ese periodo de tiempo podemos de nuevo evaluar y ver la necesidad de nuevos hilos.

¿Tienen algún efecto secundario?

El día de la colocación puede aparecer algún hematoma que puede ser apenas apreciable o, dependiendo del tipo de piel y zona a tratar, puede ser algo más evidente y mantenerse pocos días tras la intervención. Dependiendo del tratamiento, a veces se prescribe antes y tras la colocación una crema de vitamina K para mantener la piel en buenas condiciones. Se aconseja no tomar antiagregantes (tipo aspirina) en los días previos.

En todo caso, el paciente puede retomar su actividad habitual tras la colocación, con algunas pequeñas precauciones, en tratamientos amplios, que han de tenerse (evitar exposición al sol, calor extremo de saunas, ejercicios violentos…).

¿Se recomienda combinar con otros tratamientos?

En la clínica realizamos tratamientos combinados de hilos con rellenos de ácido hialurónico, mesoterapia, toxina botulínica, radiofrecuencia… Es importante elaborar un calendario de tratamientos y marcar los tiempos y la secuencia de los distintos tratamientos. Existen tratamientos que preparan la piel previamente al tratamiento (por ejemplo la radiofrecuencia) y que no deben aplicarse hasta unas semanas después de la colocación de los hilos.

El tratamiento con hilos tensores consigue muy buenos y bonitos resultados naturales, aplicado después de un adecuado diagnóstico y evaluación de las necesidades de cada paciente. Es necesaria esta evaluación junto con historia médica previa para conseguir los mejores resultados.

Han de colocarse por manos expertas, conocedoras de los tejidos que se manejan (zonas de tensión, composición de la piel…) y de las estructuras cercanas (paquetes vasculonerviosos, musculatura…), para conseguir los mejores resultados con las mínimas molestias y complicaciones para el paciente. Es un tratamiento médico, y como tal ha de hacerse, por médicos formados, y con los mejores productos.

Para nosotros es obligatoria la evaluación y el diagnóstico previo, junto con una buena historia médica. Planificado el caso con todos estos datos y junto con las expectativas del paciente, los resultados son bonitos, naturales y previsibles. Es necesario también el seguimiento posterior y la atención continuada al paciente.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.