Mamoplastia de aumento: la mejor opción!

Mamoplastia de aumento: la mejor opción!
Por Dr. Orquín
22 sep 2021

Sí, seguramente incluso la que no haya sentido la necesidad de informarse sobre este tema, se ha topado con alguna que otra cosa al respecto, de refilón o de inicio a fin. Groso modo si preguntamos al azar a una amiga, amigo, familiar o vecino la explicación es fácil: poner una prótesis! Nada más lejos de la realidad…

La primera vez que vi poner una prótesis me pregunté: ¿porqué ese volumen? ¿por qué por encima o debajo del músculo pectoral? La primera vez te surgen dos dudas, a medida que van pasando los años y vas sabiendo más solventas esas dudas y van saliendo otras muchas que finalmente acabas puliendo hasta que crees que llegas a lo mejor, a lo perfecto, a lo "si me operase yo, así querría que me lo hiciesen".

Mi humilde opinión es que antes de llegar a tu conclusión debes haber conocido todas las opciones, para crear tu ideal y tu perfección. No valen las medias tintas, lo barato o lo más sencillo cuando hablamos de personas, vale lo más seguro, lo más nítido, lo más cercano a un sueño palpable.

En el caso de realizar un aumento de mamas yo separo tres aspectos: los deseos e idiosincrasia física de la paciente, la técnica quirúrgica y las prótesis.

Mujer antes de una cirugía de aumento de pecho
"Llegaremos a un acuerdo pactado entre lo que quiere la paciente y lo que creemos que es lo mejor para sus condiciones físicas"

En cuanto al primer aspecto, es la base: a veces lo más complejo es entender las expectativas de cada una de las visitas que acude a tu consulta. Entre los deseos existentes tenemos que adaptarnos a las proporciones del cuerpo, a la mama previa, ya sea tamaño, simetrías, caída de la mama y forma, el pectoral, la piel…etc. Llegaremos a un acuerdo pactado entre lo que quiere la paciente y lo que creemos que es lo mejor para sus condiciones físicas. Nunca optaré por mamas desproporcionadas porque conozco el problema de optar por un pecho exagerado a sabiendas de todas aquellas pacientes que vienen para someterse a una cirugía de reducción mamaria…

Una vez conocido el fin al que deseamos llegar explicaremos con detalle cómo realizaremos la intervención. Muchos sabemos que hay tres vías principales para realizar una incisión y acceder a poner el implante: a través de la areola, el surco submamario y la axila.

  • Vía areolar: se realiza a través de una incisión a través de la areola (ya sea en su hemicircunferencia inferior, superior, e incluso transversal según cirujanos). Es estéticamente aceptable aunque a veces se aprecia bastante la cicatriz blanca si la areola es muy oscura. Es la vía que más contractura capsular causa dado que debemos atravesar toda la glándula mamaria que per sé está contaminada (la contractura capsular es la complicación más frecuente de implantar una prótesis mamaria, consiste en la constricción exagerada de la "cápsula normal" que crea el cuerpo alrededor de la prótesis).
  • Vía submamaria: es la incisión que se realiza en el pliegue inferior de la mama, es más segura respecto a la areolar dado visualizamos de forma escasa la glándula mamaria. Estéticamente es la cicatriz más visible en cuanto a un aumento mamario se refiere, sobretodo si al final el cirujano no hace coincidir esa cicatriz con el futuro pliegue submamario.
  • Vía axilar: es la incisión que se realiza a nivel de la axila, en cualquiera de sus niveles. Es una cicatriz segura dado que seguimos sin contactar con la glándula mamaria. Estéticamente es la más imperceptible dada la localización, contando además que la cicatrización en esta zona es mejor dado que la piel es más fina que la del surco submamario o la de la areola. Es la vía más difícil dado que trabajas "a ciegas", motivo por el cual no todos los cirujanos aprenden a utilizar esta vía de abordaje.

Si combinamos seguridad y estética, la vía de incisión axilar es la mejor para realizar un aumento mamario simple.

Una vez elegida la vía de incisión, donde colocamos el implante: por encima o debajo del músculo pectoral mayor? En este caso es sencillo, por debajo! Los implantes debajo del músculo son más seguros en cuanto a padecer una contractura capsular o sufrir ripling (ver o palpar a través de la piel los pliegues de la prótesis). Estéticamente, debajo del pectoral obtenemos un pecho más natural y con menos forma de "bola". En cuanto aspectos negativos debemos saber dos cosas: que el implante por debajo del pectoral es más doloroso en cuanto al postoperatorio se refiere y que el implante sufrirá una movilidad hacia fuera cada vez que contraigamos con potencia el músculo. Esto no suele dar objeciones a las pacientes a no ser que se realicen trabajos de fuerza o se trabaje con potencia esta musculatura.

Sin duda alguna, los implantes son más seguros y estéticos si se colocan por debajo del pectoral (existen más variables, como el "dual plane" que consiste en colocar la prótesis por encima y por debajo del músculo pectoral de forma simultánea, pero será punto que hablar en otros comentarios del blog).

Por último, tras saber que vamos a colocar el implante por la axila y debajo del músculo: qué tipo de implante pondremos? Hoy en día, a la hora de elegir un implante mamario tenemos muchas variables: gel de silicona o suero, redondas o anatómicas, texturizadas o lisas, proyección alta, moderada, baja… Para no extendernos creo que lo más importante es saber en este artículo qué elegir dentro de la silicona o el suero.

En mi opinión, después de conocer ampliamente el gel de silicona y el suero y sabiendo trabajar con ambos, me decanto por el suero si voy a realizar un aumento mamario. Respaldo esta opción por varias razones, entre ellas la seguridad.

  • El suero es inocuo, la silicona no. Si una prótesis de suero fisiológico se rompe, éste se absorbe, sin dar ningún problema de salud a la paciente. Es más, si el suero se rompe, la paciente se dará cuenta en horas, diferencia importante con respecto al gel de silicona, que pueden pasar años sin saber que tenemos un implante roto dentro de nuestro cuerpo. El gel de silicona si se rompe puede provocar siliconomas, seromas, deformidad de la mama, calcificaciones y dolor, contando además que la retirada de un implante de gel de silicona roto es más complejo que uno de suero.
  • El tacto es más natural, la movilidad mayor, como una mama normal. Al palpar unas mamas aumentadas con suero, se distinguen de la silicona por obtener un tacto más natural, menos pétreo y con una movilidad mayor como una mama natural. Hay autores que afirman que son más duras y frías: seguramente no conozcan el suero.
  • Las incisiones que podemos realizar con el suero son más cortas dado que introducimos la prótesis vacía, ventaja estética.
  • La simetrización en caso de realizar un aumento de mamas asimétrico puede ser mayor, dado que podemos jugar con el volumen de suero introducido dentro de un margen en cada prótesis mamaria. Si una prótesis es de 300cc, podemos introducir 300cc de suero y añadir una parte proporcional más, por ejemplo hasta 330cc. Con ello podemos ajustar volúmenes con mayor precisión.
  • Durabilidad: tienen la misma durabilidad y fiabilidad que unas prótesis de gel de silicona con una gran ventaja, si no se rompen, no hay que cambiarlas.

Existen muchos mitos falsos sobre las prótesis de suero, mitos que añaden seguramente cirujanos que no lo conocen dado que en Europa es más común el gel de silicona, en EEUU se utiliza mucho más el suero. Que el pecho sea más duro, más frio, que se rompa antes, que pierda volumen, que se escuchen burbujas… son mitos falsos y atrevidos por el desconocimiento.

La vía axilar, subpectoral y con prótesis de suero salino es una opción muy natural y la que más roza la excelencia después de conocer todas las opciones a lo largo de los años. Os invito a preguntar todas las dudas que os surjan pues estaré encantado de ayudaros.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.