Lo hemos probado: Bioremodelación facial

Lo hemos probado: Bioremodelación facial
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 9 jul 2020 · Actualización: 13 jul 2021

En colaboración con Ciscar Clinic

Hoy entrevistamos a Manon Lucci, que nos comenta como después de dos años trabajando en Multiestetica, se ha acostumbrado a ver todo tipo de tratamientos, desde los menos invasivos hasta los más impresionantes. "A medida que iba redactando artículos acerca de las novedades del sector, me iban entrando ganas de probar de todo" afirma. Hace poco Manon ha tenido la oportunidad de realizarse su primer tratamiento con la Dra Ciscar, especializada en medicina estética y a continuación, nos detalla cómo le fue y qué tal ha sido su experiencia.

¿Por qué la Bioremodelación?

Es cierto que soy todavía bastante joven con mis 29 años, y que no tengo arrugas. Sin embargo, a pesar de una extensiva rutina de cuidado facial, empecé a notar por primera vez los cambios en mi piel. Me la sentía menos tersa y con algunos signos de flacidez en las mejillas. Con una boda programada dentro de unos pocos meses quería probar un tratamiento para verme radiante durante el gran día. Se lo comenté a la Dra Ciscar, y después de analizar mi rostro me recomendó hacer una Bioremodelación, un tratamiento ideal para prevenir y tratar la flacidez, así como hidratar la piel en profundidad. Consiste en inyectar en puntos estratégicos, un cóctel de vitaminas y ácido hialurónico no reticulado en el tercio medio e inferior del rostro. Al ser ácido hialurónico no reticulado, no altera los volúmenes de la cara ni cambia la expresión facial.

¿Cómo fue el tratamiento?

Debo de admitir que pasar al otro lado del objetivo no ha sido fácil ; si bien no temo a las agujas, cuando me tocó acostarme en la camilla, el estrés se apoderó de mí y le tuve que preguntar unas cuantas veces a la Dra Ciscar si el ácido hialurónico que se iba a inyectar era reticulado o no, porque tenía mucho miedo a que me cambiara el rostro. Con mucha paciencia y cariño, me repitió una y otra vez que no me preocupara, porque este tratamiento no es un relleno facial, así que no altera los rasgos ni la expresión.

Empezó por aplicarme un anestesiante tópico en toda la zona de las mejillas para que no sintiera ninguna molestia a la hora de pincharme. Realmente, los pacientes no lo suelen pedir, pero preferí no arriesgarme a sentir dolor. Pasados unos minutos, marcó mi piel con cincos puntos de cada lado, los cinco puntos de inyección. Es por eso que también se le conoce a la Bioremodelacion con el nombre de “Lifting de los cinco puntos”.

Me acosté en la camilla y empezó a inyectar el producto. Gracias a la crema anestesiante no sentí ningún tipo de molestia, excepto en la zona alrededor de los labios, conocida por ser un poco más sensible, pero nada que no fuera soportable.

02bf08ee-c1b2-11ea-bdeb-0050568b3871.jpg

¿Qué te han parecido los resultados?

Después de haber acabado la parte izquierda de la cara, la Dra Ciscar me enseñó los resultado y me quedé bastante estupefacta: el lado tratado parecía más alegre. La comisura de mis labios pasó de estar recta a estar un poco más subida, como si marcara una ligera sonrisa.

Acabó la parte derecha y pudimos apreciar el resultado final. Se me veía la piel más luminosa y la cara más alegre con un efecto tensor. Me toqué las mejillas y tenía la piel más tersa, ya no tenía ningún signo de flacidez. Aunque lo que más me sorprendió fue la zona alrededor de los labios. No podía esperar mejor resultado.

Los primeros días, no paraba de tocarme las mejillas, estaba realmente sorprendida por la sensación y los resultados. A día de hoy, 3 meses después del tratamiento, mi piel sigue siendo tersa después de una sola sesión.

¿Qué consejos darías a otras personas que quieran realizarse este tratamiento?

Creo que es un tratamiento ideal para las personas que empiezan a notar los primeros signos de la flacidez y que buscan un tratamiento preventivo, no invasivo y que no vaya a modificar la apariencia de su rostro. En mi caso, lo veo perfecto para una futura novia que quiera lucir radiante antes de la boda. A diferencia del ácido hialurónico reticulado que da volumen y puede cambiar ciertos rasgos de la cara según la demanda del paciente, para la Bioremodelación se utiliza un ácido hialurónico no reticulado, por lo que los resultados son muy naturales.

En definitiva, estoy muy contenta del tratamiento, me lo volvería a hacer sin duda alguna, y más con la Dra Ciscar que ha sido un encanto. ¿A quién no le apetece verse con la piel más luminosa y más alegre?

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.