Dra. Carmen Navarro Coll

Sin opiniones
Sueca
La Dra. Carmen Navarro Coll está especializada en cirugía plástica, estética y reconstructiva. En todas sus consultas cuenta con todo lo necesario para ofrecer a sus pacientes las máximas garantías y servicios de calidad. La estética evoluciona rápidamente, frecuentemente surgen procedimientos estéticos, métodos y técnicas que obligan a los médicos especialistas a estar en constante actualización de conocimientos y, paralelamente a esta... (reducción labios menores Sueca)

Centros cerca de Sueca

Últimas fotos

Historias destacadas

Al principio me daba miedo al pensar que me hacia algo por estetica y no por salud. Me daba miedo la intervencion, pero ni me entere de la operacion, y ahora que casi paso un mes estoy muy contenta!

Ahora que ha pasado el tiempo puedo contar lo angustiada que estaba. No me atrevía a decírselo a nadie porque no creía que me fueran a entender. Después de muchos años, concretamente a mis 17 me armé de valor... y se lo expliqué como pude a mi madre. Aunque parezca algo sencillo, lo que más me preocupaba era tener que mostrarlo, porque principalmente no era algo muy exagerado pero para mí lo que menos era, era bonito... Lo primero que tengo que reconocer es el apoyo y comprensión de mi madre. Cuando quise empezar a hablarle sobre el tema yo enseguida rompí a llorar, y ella me calmó y muy preocupada me dijo que fuera lo que fuera seguro que tenía solución. Le conté mi problema, y lo mucho que me afectaba, porque es algo muy íntimo. Por ejemplo, no poder tener relaciones sexuales sin apagar las luces, era impensable ir al gimnasio con mis amigas, bueno algo muy bestia. Mi madre me llevó a visitar a varios cirujanos, y el mejor para ambas fue Carlos. Nos habló de su técnica y nos pareció muy interesante. A mí, me tranquilizó mucho ya que no soy la única, tal y como él me dijo, con exceso de labios menores. La verdad es que desde el principio vimos que le daba toda la importancia que requería. Seguí informándome durante unos meses más. Creo que en total fueron 3 meses de visitas casi cada semana. Hasta que le dije a mí madre, que lo tenía claro. Que debía ser el Dr. Cuesta. El día de la operación estaba de los nervios pero sabía que todo saldría bien y que me había puesto si o si en las mejores manos. Estaba muy mentalizada verdaderamente nadie sabe lo mal que se llega a pasar, es un sufrimiento además llevado a escondidas. Finalmente, la operación fue genial, y el postoperatorio con bastantes cuidados pero sin nada de dolor ni apenas molestias. Sí que desde entonces, mi vida ha mejorado en muchos aspectos.