Todo lo que debes saber sobre la rinomodelación

Todo lo que debes saber sobre la rinomodelación
Clínica Belladona
Cuenta con más de 20 años de experiencia y dispone de profesionales cualificados con amplia experiencia y formación, así como instalaciones que garantizan la seguridad de los pacientes.
Creación: 7 feb 2018 · Actualización: 27 jul 2022

La rinomodelación es una técnica que se utiliza para corregir pequeñas irregularidades en el contorno nasal. Es un procedimiento basado en estilizar la nariz, pero sin el paso por el quirófano. Se retocarán pequeñas imperfecciones que existan para tener una nariz más armónica y acorde con la fisonomía del rostro.

Resultados que ofrece la rinomodelación

En la consulta especializada de cirugía plástica y reparadora, será el profesional quien determine si las imperfecciones a corregir son tratables mediante rinomodelación, ya que a veces el paciente llega a la consulta con unas expectativas que no pueden ser llevadas a cabo con este procedimiento. Los pacientes que se someten a este proceso logran los siguientes resultados:

  • Obtener una nariz más simétrica.

  • Tener la punta de la nariz más estética y acorde con los rasgos faciales.

  • Hacer que el caballete de la nariz se vea mejor.

  • Obtener dorsos más rellenos y menos profundos.

  • La corrección de leves desniveles de la nariz y el caballete.

Ventajas de la rinomodelación

Cuando un paciente se somete a una rinomodelación puede esperar que los resultados del tratamiento sean totalmente naturales, ya que no hay un cambio drástico en ninguna zona de la nariz. Esto implica que en general los pacientes se sentirán “ellos mismos” tras la rinomodelación, aunque con una mejora sustancial de la zona central de la cara.

Además, la rinomodelación tiene varias sustanciales ventajas como son:

  • No requiere de pasar por quirófano, con todo lo que ello lleva implícito. Es un tratamiento muy poco invasivo comparado con una rinoplastia y que se realiza en muy poco tiempo, no requiere de varias horas ni de hospitalización
  • El postoperatorio es inexistente y el paciente puede hacer vida normal inmediatamente, no hay vendajes ni semanas de recuperación.
  • Algo que es importante para muchos pacientes: no hay dolor durante o tras una rinomodelación
  • Los resultados son totalmente reversibles, de forma que no existirá el estrés de haberse equivocado/precipitado
  • El efecto de una rinomodelación es relativamente prolongado
Rinomodelación
La rinomodelación permite corregir pequeñas imperfecciones de formas rápida e indolora

Proceso de la rinomodelación

Para llevar a cabo una rinomodelación se utilizan sustancias de relleno reabsorbibles como el ácido hialurónico o la hidroxiapatita cálcica que es un mineral bio-reabsorbible y que forma una estructura dentro del cuerpo.

La rinomodelación es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria como cualquier otro relleno facial. Por lo general la duración del tratamiento es de 20-30 minutos en caso de que no se realicen tratamientos suplementarios.

Al iniciar la rinomodelación se realiza una completa limpieza de la zona de la nariz para evitar que permanezcan restos de cosméticos faciales, así como impurezas, cremas o también maquillaje.

Tras ese proceso de limpieza, se aplica una pomada anestésica que eliminará la posibilidad de dolor o molestias en el paciente, y a continuación el facultativo comienza a realizar las microinyecciones para moldear la nariz, según el efecto previamente acordado con el paciente.

Los resultados definitivos se pueden apreciar minutos después de aplicadas las inyecciones, pero siempre es posible que aparezca rojez en la zona inyectada, así como hematomas, cierta inflamación o sensación de sensibilidad de la punta nasal durante unos días. En todos los casos, sin embargo, los pacientes pueden retomar con normalidad sus actividades diarias.

En general no se aconseja hacer deporte los primeros días tras una rinomodelación, así como tampoco exponerse a altas temperaturas o dejar que el sol nos de en la piel (tomar el sol), ni usar gafas durante una semana. También hay que evitar dormir bica abajo y tratamientos cosméticos como peelings, limpiezas y masajes faciales durante al menos treinta días.

Una vez se sale de la consulta se puede reanudar la vida cotidiana de manera inmediata. Generalmente se requiere una revisión a los 15 días por si fuera necesario algún retoque más.

Con ellos se corregirán esas pequeñas imperfecciones, después de un tiempo el organismo los reabsorbe y sus efectos irán desapareciendo. No en todos los pacientes se reabsorben de la misma manera las sustancias que se inyectan, por lo que el tiempo de duración es variable en cada paciente.

Sustancias empleadas en la rinomodelación

Para armonizar los ángulos nasolabiales y nasofrontales, así como también para remodelar pequeñas gibas se utiliza preferentemente el ácido hialurónico, concretamente un ácido hialurónico con densidad alta o media. Esto se realiza infiltrando el ácido en el periostio, es decir, en la zona superior de los huesos o de los cartílagos nasales. El ácido hialurónico, un relleno temporal biocompatible con el organismo humano, también permite dar una forma más estética al tabique nasal.

Es importante destacar que el ácido hialurónico es una molécula que está presente de forma natural en nuestra piel, cartílagos y articulaciones. Utilizar esta sustancia como relleno es totalmente seguro para nuestro organismo, siempre que sea un profesional de la medicina y la cirugía estética quien aplique el ácido hialurónico.

Rinomodelación
En la rinomodelación se utilizan sustancias absorbibles como el ácido hialurónico

Por el contrario, si el objetivo es relajar los pequeños músculos depresores del septo, que se ubican justo al principio del tabique se opta por la toxina botulínica. Esta sustancia es muy útil también a la hora de elevar la punta de la nariz o para darle cierta proyección respingona.

Combinación de rinomodelación y otros tratamientos

Como hemos comentado, los principales efectos de una rinomodelación sobre la nariz son la corrección de gibas, subir la punta y hacer la nariz más recta. Además, en ocasiones los pacientes optan por combinar la rinomodelación con otros tratamientos faciales, muchas veces rellenos de ácido hialurónico o inyecciones de toxina botulínica, ya que se trata también de infiltraciones que rellenan áreas específicas del rostro.

Rinomodelación y rinoplastia

Solo se recurrirá a la rinomodelación cuando se trata de narices que precisan un pequeño remodelaje, pero nunca con este procedimiento se conseguirá reducir el tamaño de una nariz o corregir un caballete ni para arreglar un tabique nasal. Una rinomodelación nunca consigue empequeñecer una nariz ni tampoco estilizarla.

Para solucionar cualquiera de estas irregularidades se precisa una rinoplastia, que es un procedimiento quirúrgico más complejo, en el que habitualmente se precisa anestesia general o sedación y hospitalización.

Nazaret Ruiz López. Cirujana plástica en la clínica Belladona.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.