La cirugía de las orejas u Otoplastia

La cirugía de las orejas u Otoplastia
Especialista en cirugía maxilofacial. Sin embargo, también es especialista en procedimientos estéticos como rinoplastia y blefaroplastia.
Creación: 7 mar 2019 · Actualización: 30 mar 2022

Las malformaciones congénitas del pabellón auricular, son bastante frecuentes en el total de las alteraciones de la cabeza y el cuello, el tratamiento quirúrgico es importante desde el punto de vista estético y psicológico.

Hay una variabilidad muy grande entre unas personas y otras en cuanto a la forma y el tratamiento que requieren, lo más habitual es la macrotia u orejas grandes, tanto reales como más frecuentemente aparentes, debido a la falta de definición de las curvas de la oreja desde el trago llamadas hélix y ante Helio, que al no definirse dan como resultado una forma plana y sobreproyectada de los pabellones auriculares.

¿Qué es el síndrome de orejas de fauno?

Menos frecuentemente encontramos microtias, agenesias, totales o parciales o el raro síndrome de orejas de fauno por la existencia de un pliegue de mas que confiere forma puntiaguda de las orejas; la falta de enrollamiento del borde del hélix también produce el efecto de orejas grandes aunque tenga definidos los surcos del antehélix.

¿Cómo se realiza la otoplastia?

La otoplastia es uno de los procedimientos mas agradecidos de la cabeza y el cuello, una vez que se consigue definir los pliegues naturales, el pabellón auricular vuelve a la posición mas centrada y disminuye visualmente el tamaño de los mismos. La otoplastia se realiza para reposicionar las orejas prominentes o “en soplillo” a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes.

El procedimiento es sencillo y la recuperación es rápida, no suele ser doloroso el preoperatorio y los resultados se aprecian desde el principio aunque hay que esperar a que se pase el edema propio de la intervención para que una vez desaparecido el hematoma, Y la inflamación se aprecie la nueva forma del pabellón auricular.

¿En qué consiste la lobuloplastia?

Mención especial a la lobuloplastia, que es la modificación del lóbulo de la oreja la mayoría de las veces derivado del uso de pendientes que producen una dilatación progresiva del agujero llegando a separar el lóbulo en 2, la reconstrucción consiste en refrescar el borde del agujero y cerrarlo con sutur pudiéndose colocar un nuevo pendiente en el mismo acto.

¿Con la otoplastia también se pueden corregir las orejas contraídas o las orejas en copa?

Además de las orejas prominentes u orejas “en soplillo”, existen otros problemas que también pueden solucionarse mediante la cirugía. Estos incluyen la oreja contraída y la oreja en copa. También pueden mejorarse quirúrgicamente los lóbulos alargados y los lóbulos rasgados. El cirujano maxilofacial también puede crear una nueva oreja cuando se nace sin ella (microtia) o cuando se pierde por un traumatismo. 

¿Es necesario pasar noche en el hospital?

La otoplastia se realiza en el quirófano, dentro de una clínica u hospital. Dependiendo del tipo de anestesia, el procedimiento se realiza en régimen ambulante o se permanecerá en el hospital la noche de la cirugía. La técnica que se va a utilizar dependerá principalmente del problema concreto de cada paciente. Por norma general, se practica una incisión pequeña en la parte posterior de la oreja para poder dejar expuesto el cartílago auricular. A continuación, se esculpe el cartílago y se dobla hacia atrás. En ocasiones se pueden utilizar puntos internos para que la nueva forma se mantenga.

¿Puede ser necesario extirpar parte del cartílago? ¿Por qué?

En algunos casos, debemos extirpar una parte del cartílago para conseguir como resultado una oreja más natural. Para finalizar, se extirpa una cuña de piel de la parte posterior de la oreja. La cicatriz que quedará no se va a ver ya que quedará oculta detrás de la oreja. Incluso cuando solo una de las orejas sea la que parezca más anormal, enla mayoría de las veces es necesario intervenir ambas para lograr una mayor simetría.

¿Cómo es el postoperatorio?

La mayoría de los pacientes, niños y adultos, se encuentran bien a las pocas horas de la cirugía, aunque puede ser recomendable permanecer una noche en la clínica hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia general. Se coloca un vendaje alrededor de la cabeza nada más finalizar la cirugía. Puede doler un poco los primeros días, pero se alivia fácilmente con medicación.

Posteriormente se coloca un vendaje que modele las orejas para que curen en posición correcta. Una vez retirado (a la semana) se quitan los puntos y se coloca una cinta elástica durante dos semanas para evitar que durante el sueño se plieguen las orejas hacia delante. El resultado de la operación es permanente. Rara vez es necesario un retoque y las complicaciones, ya sean cutáneas o del cartílago, son excepcionales.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.