Di adiós a la liposucción con la lipólisis láser

Di adiós a la liposucción con la lipólisis láser
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 29 may 2017 · Actualización: 16 jul 2019

Dentro de la medicina estética la batalla contra la grasa es una de las más habituales, y precisamente por ello, con el paso del tiempo han ido apareciendo nuevas técnicas que buscan ofrecer los mejores resultados a la par que ser lo menos invasivas posible.

Cuando se trata de eliminar la grasa acumulada en zonas como el abdomen, los brazos, la espalda, etc., el método más habitual es la liposucción. Pero esta intervención está siendo sustituida en la actualidad por una cirugía menos invasiva y con un proceso de recuperación más rápido: la lipólisis láser.

Se trata en realidad de una evolución de la liposucción tradicional que ha demostrado ser muy efectiva a la hora de conseguir eliminar la grasa localizada. Con ella se pueden extraer entre uno y tres litros de grasa.

↪️ Relacionado: Qué diferencias hay entre un lipoláser, una criolipólisis y una hidrolipoclasia

¿Cómo se lleva a cabo la intervención?

La liposucción láser se realiza bajo anestesia local, de modo que el paciente pierde la sensibilidad en la zona a tratar, pero en ningún momento pierde la consciencia. Una vez que la piel se ha adormecido, el cirujano practica pequeñas incisiones de unos 3 a 6 mm de longitud.

Con las incisiones ya abiertas se vuelve a aplicar anestésico local en la zona y se inserta una cánula, de entre 1 y 2 mm de diámetro, que contiene la fibra láser. Esta cánula es movida durante la intervención hacia adelante y hacia atrás para que la luz del láser pueda llegar a toda la grasa acumulada, causando así su ruptura.

El siguiente paso es introducir, a través de las incisiones, un tubo de vacío que se encargará de succionar la grasa que el láser ha derretido. Finalizada la operación, el cirujano retira las cánulas y aplica vendajes sobre las incisiones. Solo en algunos casos se aplican puntos de sutura. Al practicarse con anestesia local, el paciente se recupera rápidamente y no requiere de hospitalización.

La duración total de la intervención va a depender de las zonas a tratar y de la cantidad de grasa acumulada. Lo habitual es que una cirugía lipólisis láser dure entre 30 minutos y dos horas.

shutterstock-458274889.jpg

Efectos secundarios y recuperación

A pesar de ser una cirugía mínimamente invasiva, es común que el paciente note dolor y molestias en la zona tratada durante unos días. Además, pueden aparecer hematomas y lo habitual es que la zona presente hinchazón durante unas semanas.

La recuperación de esta operación es mucho más rápida que en una liposucción tradicional, pero se recomienda que, durante los primeros días tras la intervención, la persona operada cuente con la ayuda de alguien para realizar aquellas tareas que le resulten complicadas.

Lo normal es que el paciente pueda volver a hacer su vida normal pasada una semana desde la intervención, siguiendo siempre las recomendaciones dadas por el médico. Tras la operación tendrá que utilizar una prenda de compresión durante varias semanas. Estas fajas ayudan a reducir la hinchazón y a conseguir el resultado final deseado.

El riesgo de formación de coágulos de sangre tras una operación de este tipo es mínimo, siempre y cuando el paciente use la prenda de compresión indicada por el cirujano.

En algunos casos puede producirse una acumulación de líquido y sangre, problema que también se suele derivar de no usar la prenda de compresión. En estos casos el líquido puede ser drenado por un especialista médico.

Contraindicaciones

La liposucción láser es una intervención mínimamente invasiva que no tiene muchas contraindicaciones. No obstante, hay personas en las que no es posible practicarla; es lo que ocurre con las embarazadas, los diabéticos, las personas con hipertensión y con problemas cardiovasculares.

Recomendaciones antes y después

La capacidad de la lipoescultura láser para eliminar la grasa es limitada. Precisamente por ello, se aconseja que antes de someterse a la intervención el paciente haga todo lo posible para aproximar su silueta a la forma deseada. Para ello, lo mejor es seguir una dieta sana y hacer deporte de forma regular.

Tras la recuperación de la operación, es importante que se siga practicando deporte. Asimismo, llevar una alimentación sana es la mejor manera de conseguir que los resultados obtenidos se mantengan con el paso del tiempo, ya que la lipólisis láser, como cualquier otra intervención para la eliminación de grasa, no produce efectos definitivos.

shutterstock-58092088.jpg

Lipoláser vs. liposucción tradicional

Vamos a analizar las principales diferencias entre estas dos técnicas para la eliminación de la grasa acumulada:

  • En la liposucción tradicional se usa anestesia general, lo cual siempre conlleva más riesgos para el paciente. Sin embargo, en la liposucción láser se usa anestesia local, lo que facilita que el paciente se pueda ir a casa el mismo día de la intervención.
  • La pérdida de sangre siempre es mayor en una liposucción tradicional que una láser, siendo también mayor el dolor posoperatorio.
  • En cuanto a los resultados, en la liposucción tradicional existe el riesgo de que la piel de la zona tratada pueda quedar flácida. En el caso de la liposucción láser, la piel queda más tensa.
  • Otro factor determinante es que el tiempo de recuperación es bastante más corto en una liposucción láser que en una liposucción realizada al estilo tradicional.

↪️ Relacionado: La smart lipo, ¿en qué casos es una alternativa a la cirugía?

Precio y calidad

El precio de esta intervención puede estar entre los 1.500 y los 4.500 euros, en función de las zonas a tratar y de la cantidad de grasa que haya que eliminar.

Como siempre que se va a realizar un tratamiento médico-estético, es recomendable ponerse en manos de verdaderos especialistas. Aquí no se puede primar el precio por encima de la calidad. Hay que asegurarse de que el cirujano tiene experiencia en este tipo de tratamientos, incluso se pueden pedir referencias.

Como paciente, no debes tener vergüenza a la hora de consultar cualquier tipo de duda que te pueda surgir antes de someterte a esta operación. La información es tu mejor aliado para decidir si realmente quieres o no pasar por este procedimiento para la eliminación de tu grasa corporal.

↪️ ¿Hay alguna zona de tu cuerpo que estás pensando en mejorar? ¿Te decantarías por una liposucción tradicionar o por una lipólisis láser? ¡Cuéntanoslo en nuestro foro!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.