Cinco falsos mitos sobre la liposucción

Cinco falsos mitos sobre la liposucción
Vero Sanz
Vero Sanz
Periodista de belleza y salud. Actualmente soy colaboradora en revistas y webs.
Creación: 31 may 2018 · Actualización: 16 jul 2019

La liposucción es una de las intervenciones más solicitadas tanto por hombres como por mujeres. Aunque el proceso es bastante conocido, y las nuevas técnicas buscan ser cada vez menos invasivas, lo cierto es que, a día de hoy, siguen persistiendo muchos mitos en torno a esta intervención, la mayoría de los cuales no son ciertos.

Precisamente por ello, en Multiestética queremos recoger algunos de los falsos mitos más frecuentes de la liposucción.

Es un proceso para perder peso o perder barriga

Esta creencia está extendida y es totalmente falsa. Al eliminar grasa lógicamente se pierde peso, pero, en la mayoría de los casos, esa pérdida no excede de los tres kilos.

El abdomen es, en los hombres y las mujeres, una de las zonas que más grasa acumula. Si la misma está debajo de la piel, se puede eliminar sin ningún problema con ayuda de una liposucción. Pero si la grasa está debajo del músculo (lo que se conoce como grasa visceral), el problema no se soluciona con una liposucción. En este caso, los cirujanos recomendarán seguir una dieta especial y hacer ejercicio de forma regular.

La liposucción no es ni debe verse como un método para adelgazar. Busca remodelar la silueta y acabar con los cúmulos de grasa que se producen en ciertas partes del cuerpo y que resultan muy difíciles e incluso imposibles de eliminar de otra forma.

Alguien que quiera adelgazar debe ponerse en manos de un buen nutricionista, bajo supervisión médica, e incluir una rutina deportiva en su día a día. Si después del proceso de adelgazamiento sigue teniendo grasa acumulada que no se puede eliminar, entonces sí se puede plantear una liposucción.

Hay que tener en cuenta que la liposucción es efectiva, pero no consigue milagros. Para que el efecto de remodelado del cuerpo que se busca sea realmente visible es necesario que el paciente haya hecho primero el esfuerzo de perder peso y tonificar su cuerpo. Los resultados son mucho más visibles si la intervención se practica a alguien que está dentro de un rango de peso saludable en función de su edad y estatura.

shutterstock-402961480.jpg

Reduce la celulitis y la piel flácida

La liposucción no es método eficaz para luchar contra la celulitis. Con ella se elimina grasa, pero no afecta de forma directa a la piel ni a otros tejidos, que son los que están implicados directamente en la aparición de la celulitis. Para acabar con la tan temida piel de naranja es mejor optar por otros métodos como la mesoterapia o la carboxiterapia.

También es falso que acabe con la piel flácida. Como hemos señalado antes, la liposucción elimina grasa, pero no afecta en nada a la piel. Esto implica que, en algunos casos, al eliminar la grasa se puede producir un efecto todavía mayor de piel flácida.

En la mayoría de estos casos, los médicos aconsejan combinar la liposucción con una intervención de estiramiento de piel y así conseguir que la piel quede más tersa.

No es un tratamiento adecuado para personas mayores o para hombres

Cualquier adulto que esté en buen estado de salud y haya pasado las correspondientes pruebas médicas para asegurar dicho estado se puede someter sin ningún tipo de problema a esta operación; la edad no es ningún inconveniente.

Toda cirugía conlleva un riesgo, pero la liposucción es una técnica muy probada que cada vez resulta menos invasiva. Si es realizada por un cirujano con experiencia, en un centro hospitalario adecuado y con todas las garantías, y la paciente sigue las indicaciones dadas para el posoperatorio, no debería surgir ninguna complicación con independencia de la edad del paciente.

Tampoco es cierto que los hombres no se sometan a esta cirugía. Son muchos los hombres que también quieren eliminar la grasa acumulada en su cuerpo, especialmente en zonas como el abdomen o la papada y que recurren a la liposucción. Ellos se preocupan cada vez más por su estética y es normal que esta operación sea una opción cada vez mas valorada por este género para conseguir su objetivo.

↪️ Relacionado: Cirugía estética, los tipos de anestesia

No requiere ningún tipo de cuidado especial

shutterstock-180816998.jpg

A pesar de ser una intervención poco invasiva, el paciente no puede volver a su rutina diaria de forma inmediata; requiere de un tiempo de recuperación.

Es normal que, en los días siguientes a la operación, la zona esté hinchada y que aparezcan hematomas. Por eso se recomienda reposo absoluto durante las primeras 24 horas y luego un reposo relativo hasta que hayan transcurrido unos siete días desde la intervención. Durante los primeros días es normal que el paciente esté incómodo y tenga dolor en la zona tratada.

El proceso de recuperación no es el mismo en todas las personas, pero normalmente hacen falta de cuatro a seis semanas para una recuperación total, es decir, para que el paciente pueda recuperar totalmente su rutina normal e incluso hacer ejercicio.

La liposucción es un método definitivo, puesto que las grasas eliminadas son succionadas y expulsadas del organismo. Ahora bien, si la paciente no se cuida el cuerpo volverá a acumular grasa en aquellas zonas en las que tenga tendencia a hacerlo. Por eso se recomienda seguir una dieta sana y complementarla con una rutina de ejercicio una vez finalizado el proceso de recuperación.

↪️ Relacionado: Mitos sobre la barriga masculina, ¿la cirugía puede eliminarla?

Consideraciones a tener en cuenta antes de la liposucción

A la hora de enfrentarse a una operación de este tipo lo mejor es ser realista. Debe haber un trabajo previo y también posterior para que el paciente consiga el cuerpo que quiere.

También es importante actuar con paciencia. En zonas como el abdomen, la hinchazón que se produce tras la operación se puede prolongar durante semanas e incluso meses, por lo que se tardará un tiempo en ver los resultados definitivos.

Lo mejor en estos casos es tratar el tema detenidamente con el cirujano para resolver todas las dudas que existan. El paciente no debe dejarse llevar por lo que cree que puede obtener con la liposucción, sino que debe estar correctamente informado sobre lo que conseguirá y lo que no al someterse a una intervención de este tipo. Solo si está bien informado podrá tomar la decisión más adecuada y tener unas expectativas realistas de su paso por quirófano.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!